91°F
weather icon Clear

EDITORIAL: mientras aumenta el salario mínimo, los robots trabajan por 0 dólares la hora

Hoy en día, que un cajero te cobre la compra en el supermercado parece un lujo. No hay que pasar por alto el papel que ha desempeñado en esta evolución el aumento del salario mínimo.

Grandes minoristas como Target y Walmart han sustituido muchas líneas de caja por quioscos de autopago. Al ser los clientes quienes hacen la mayor parte del trabajo, la empresa se ahorra dinero. Un empleado puede vigilar entre cuatro y seis cajas.

Como informaba recientemente The Street, esto ha creado sus propios problemas. Es más fácil salir de la tienda sin pagar. En el ajetreo, los compradores pueden “pasar por alto” el pago de un artículo caro. Por eso, Dollar General ha eliminado esta opción en algunos de sus locales. Target está limitando el número de artículos que se pueden escanear en las cajas automáticas. Walmart está limitando algunas líneas de caja a los miembros de su programa Walmart+.

Los problemas con la autofacturación no son los únicos que tienen en común Target y Walmart. En los últimos años, ambas han hecho anuncios de gran repercusión para aumentar el salario inicial de sus trabajadores.

“Target eleva su salario inicial a 15 dólares la hora”, reportó The Washington Post en junio de 2020. En 2022, Target elevó “su salario mínimo hasta 24 dólares la hora” en función del lugar, señaló NPR. En 2021, Walmart aumentó el salario para el trabajador promedio a 15 dólares la hora en 2021, según el New York Post.

A medida que aumentan los costos de mano de obra, las cajas automáticas se convierten en una opción más atractiva. Si una tienda pierde 30 dólares a la hora por hurtos, pero se ahorra 60 dólares a la hora en costes de mano de obra, es una ganancia financiera neta. Además, es probable que las empresas crean que podrán tomar otras medidas para evitar las pérdidas. Pero una vez que esos puestos de caja desaparecen, es poco probable que vuelvan. Si esto se debe a una escasez de mano de obra que aumenta los salarios, no es tan preocupante. Si es el resultado de un mandato gubernamental, habrá consecuencias imprevistas.

Esto debería ser una señal de advertencia para los activistas de la campaña “Lucha por 15 dólares”. De hecho, han cosechado muchos éxitos. Pero unos salarios mínimos más altos no han curado la pobreza, por lo que ahora presionan para que se impongan mandatos aún más estrictos. En su sitio web, la campaña celebra la aprobación en California de un salario mínimo de 20 dólares la hora para los trabajadores de comida rápida. El escritor Rick Wartzman, que en 2003 formó parte del equipo de Los Angeles Times que investigó Walmart, galardonado con el premio Pulitzer, quiere un salario mínimo federal de 20 dólares la hora. La representante demócrata californiana Barbara Lee pidió un salario mínimo de 50 dólares la hora cuando se presentó al Senado Federal de Estados Unidos.

Cuidado con lo que deseas. Los restaurantes de comida rápida de California ya están recortando horas y subiendo precios. Y la experiencia de Target y Walmart demuestra que el aumento de los costos laborales hace que la automatización sea cada vez más asequible y deseable. Los robots siguen trabajando por 0 dólares la hora.

LO ÚLTIMO