94°F
weather icon Clear

La MSG Sphere deslumbrará, pero no es un estadio deportivo

Es fácil pensar en el MSG Sphere de The Venetian como un estadio deportivo.

Después de la ceremonia de colocación de 366 pies de altura de la semana pasada en el sitio del proyecto al este de The Venetian Expo, recibí correos electrónicos y llamados telefónicos preguntando si este nuevo recinto de 17,500 asientos podría convertirse en el hogar de una franquicia de la NBA.

No lo será.

Debido a la forma esférica de la estructura -su punto más ancho es de 516 pies-, desde el exterior parecería tener asientos rodeando un punto central, como T-Mobile Arena o el Thomas & Mack Center. En cambio, los asientos están en un lado del edificio, rodeándolo en dos tercios, con asientos orientados hacia el escenario.

El error se agrava porque el constructor, Madison Square Garden Entertainment Corp., posee y opera el Madison Square Garden, sede de los New York Knicks de la NBA y de los New York Rangers de la NHL.

La Sphere simplemente no funcionaría como estadio de baloncesto, a menos que te guste ver un partido de básquetbol en un escenario.

Lucas Watson, presidente de la MSG Sphere, dejó un pequeño resquicio para el edificio como escenario deportivo al decir que podría albergar combates de boxeo, lucha libre o artes marciales mixtas, o posiblemente torneos de deportes electrónicos.

Esto último parece más plausible con toda la tecnología que ofrecerá MSG Sphere, de 1,900 millones de dólares, cuando abra sus puertas a finales de 2023.

Entre las características de la Sphere estará un plano de visualización de 160 mil pies cuadrados, del tamaño de unos tres campos de fútbol americano, que envolverá por detrás, por encima y alrededor de los asientos de estilo estadio. La pantalla de alta definición tendrá una resolución 82 veces mejor que las pantallas de televisión actuales.

El sistema de sonido proporcionará un sonido cristalino, con calidad de auriculares sin necesidad de usarlos, dicen los responsables del MSG. Habrá 160 mil altavoces que rodearán al público con un sistema háptico de infrasonido, lo que significa que podrás sentir los sonidos graves.

La Sphere tendrá el mayor sistema de sonido beamforming del mundo, lo que significa que el sonido puede dirigirse dentro del edificio del mismo modo que las luces láser pueden enfocarse en un lugar preciso. Eso significa que para presentaciones como las de productos, un grupo de asistentes de habla inglesa puede sentarse en una zona y un grupo de asistentes de habla española en otra, y el sonido puede dirigirse a cada grupo sin necesidad de auriculares.

En una visita al edificio la semana pasada, antes de la ceremonia de remate, los ejecutivos de MSG llevaron a los miembros de los medios de comunicación a una plataforma temporal ubicada entre el sexto y el séptimo nivel del edificio para obtener una vista del escenario desde lo alto. A continuación, nos llevaron al piso del escenario para obtener la perspectiva de un artista.

Los responsables del MSG no han revelado muchos detalles sobre los artistas que vendrán a la Esfera, pero imagina las posibilidades dadas las relaciones que el Madison Square Garden tiene con artistas de todo el mundo. MSG apuesta por que los artistas querrán hacer de la Sphere una de las paradas de su gira.

Las opciones podrían incluir residencias y conciertos para artistas que podrían llenar un recinto de 20 mil asientos. Hay espacio para otras 2,500 personas para asientos temporales o para estar de pie.

Además de los conciertos, los cineastas de Hollywood ya están preparando experiencias de entretenimiento que usarán las enormes pantallas y el sistema de sonido de alta tecnología en presentaciones totalmente nuevas. Piensa en ello como una de esas presentaciones de planetario en forma de cúpula a una escala mucho mayor, con el público inmerso en una enorme tierra de fantasía audiovisual.

Así que no pienses en la Esfera como un escenario deportivo.

Será mucho más que eso.

LO ÚLTIMO