57°F
weather icon Cloudy

EDITORIAL: Burócratas del distrito se lanzan a la playa en busca de nuevos maestros

Es mucho más divertido malgastar el dinero ajeno que el propio. Solo hay que ver los esfuerzos de reclutamiento del Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD).

La comunidad lleva años escuchando que hay escasez de maestros. En el sitio web del distrito hay más de mil 350 vacantes para personal licenciado, en su mayoría maestros. En Cheyenne High School hay 31 vacantes. Carroll Johnston Middle School necesita 26 personas más. Tartan Elementary School en North Las Vegas quiere contratar a 11 maestros más, incluyendo dos maestros en cada grado desde jardín de niños hasta tercer grado.

El distrito debería estar haciendo todo lo posible para maximizar los esfuerzos de contratación. Pero no es así.

Como reportó el Review-Journal esta semana, el distrito gastó alrededor de 37 mil dólares para enviar a 17 miembros del personal a Miami para un viaje de “reclutamiento”. El evento tuvo lugar durante la semana del 4 de Julio.

Los miembros del personal, una mezcla de reclutadores y directores, se alojaron en un hotel frente al mar durante cinco días. Pero solo reservaron una sala de conferencias durante dos medias jornadas. En total, los empleados del distrito hablaron con dos candidatos. Ninguno rellenó una solicitud. Incluso los muchos estudiantes del distrito que tienen problemas con las Matemáticas podrían decir que eso no cuadra.

Desde el comienzo del curso pasado hasta el comienzo de este, los empleados del distrito hicieron casi 40 viajes fuera de la ciudad. En la mayoría de los casos, solo fueron uno o dos empleados. Excluyendo el pago a los empleados, el costo de todos los viajes de reclutamiento fuera del estado se acercó a los 160 mil dólares. Esto significa que el distrito gastó casi una cuarta parte de su presupuesto total en este improductivo viaje a Miami.

No es exactamente un buen retorno de la inversión… para los contribuyentes. Pero puede estar seguro de que los empleados se lo pasaron muy bien. Y puesto que estaban gastando el dinero de otros, ¿por qué iban a preocuparse de los pequeños detalles? Esto es doblemente cierto en este caso. Más del 75 por ciento del costo se pagó con dinero para el COVID del gobierno federal.

¿Sería esto aceptable en cualquier organización privada? Lo dudo. La respuesta del distrito a esta revelación fue risible.

“Aunque el distrito no tuvo el éxito que esperaba en este viaje concreto, el CCSD sigue haciendo grandes progresos en la contratación”, escribió un funcionario del distrito en un correo electrónico.

Quizá los responsables de contratación solo necesiten probar en un lugar más exótico. Tal vez tendrían más éxito en las Bahamas o en un crucero el próximo verano. Seguro que es allí donde se esconden los aspirantes a maestros.

¿Dónde está la Junta Escolar del Condado Clark? Ineptos, como siempre. Esto es solo otro recordatorio de que no se puede arreglar un sistema roto y que no rinde cuentas, solo metiendo más dinero en él, incluso si los involucrados terminan con un gran bronceado.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO