94°F
weather icon Clear

Rusia asume pérdidas en fallido cruce de río, según autoridades

KYIV, Ucrania.- Rusia perdió un número significativo de tropas e importantes equipos cuando las fuerzas ucranianas frustraron su intento de cruzar un río en el este, dijeron el viernes funcionarios británicos, otra señal de la lucha de Moscú por conseguir victorias decisivas y salvar una guerra que se les ha desviado.

Mientras tanto, las autoridades ucranianas abrieron el primer juicio por crímenes de guerra del conflicto, en un proceso que será seguido de cerca por los observadores internacionales, deseosos de garantizar que las atrocidades se juzguen con justicia. Un soldado ruso está acusado de matar a un civil ucraniano en los primeros días de la guerra.

El juicio se pone en marcha mientras la campaña de Rusia en el corazón industrial del este de Ucrania, el Donbás, avanza a duras penas.

El mando de las fuerzas aerotransportadas ucranianas publicó fotos de lo que dijo que era un puente de pontones ruso dañado sobre el río Siversky Donets y varios vehículos militares rusos destruidos o dañados en las cercanías. Los reportes de prensa ucranianos afirmaron que las tropas frustraron el paso ruso por el río a principios de esta semana, dejando docenas de tanques o vehículos militares dañados u obligando a las tropas a abandonarlos.

El Ministerio de Defensa británico dijo el viernes que Rusia perdió elementos “significativos” de al menos un grupo táctico de batallón -unos mil soldados-, así como el equipo usado para desplegar rápidamente un puente flotante improvisado mientras intentaba cruzar el río.

“Realizar cruces de ríos en un entorno disputado es una maniobra muy arriesgada y habla de la presión a la que están sometidos los comandantes rusos para que avancen en sus operaciones en el este de Ucrania”, dijo el ministerio en su actualización diaria de inteligencia.

Han tenido dificultades para hacerlo, incluso después de desviar tropas de otras partes del país al Donbás, según el comunicado.

Algunos analistas pensaron inicialmente que la campaña en el Donbás podría ofrecer al presidente Vladimir Putin un campo de batalla más fácil, después de que sus fuerzas no lograran invadir la capital. En cambio, las tropas rusas y ucranianas han luchado pueblo por pueblo.

En ese combate tan intenso, el jefe militar ucraniano de la región oriental de Luhansk dijo el viernes que las fuerzas rusas abrieron fuego 31 veces contra zonas residenciales el día anterior, destruyendo docenas de casas, sobre todo en los pueblos de Hirske y Popasnianska, y un puente en Rubizhne.

Mientras tanto, los funcionarios ucranianos reivindicaron otro éxito en el Mar Negro, diciendo que sus fuerzas derribaron otro barco ruso, aunque no hubo confirmación por parte de Rusia y no se reportaron víctimas.

El buque logístico Vsevolod Bobrov resultó gravemente dañado, pero no se cree que se haya hundido cuando fue impactado al intentar entregar un sistema antiaéreo a la Isla de la Serpiente, dijo Oleksiy Arestovych, asesor del presidente ucraniano.

En abril, el ejército ucraniano hundió el crucero Moskva, buque insignia de la flota rusa del Mar Negro. En marzo destruyó el buque de desembarco Saratov.

Rusia no solo ha luchado por avanzar en el campo de batalla, sino que la invasión ha dado un nuevo impulso a la alianza occidental de la OTAN, que está a punto de ampliarse.

El jueves, el presidente y el primer ministro de Finlandia anunciaron que el país nórdico debería solicitar de inmediato el ingreso en el pacto de defensa militar fundado en parte para contrarrestar a la Unión Soviética.

El Parlamento finlandés todavía tiene que considerar su decisión, pero el anuncio significa que es casi seguro que solicitará la adhesión, y la obtendrá. Suecia, por su parte, está considerando ponerse bajo la protección de la OTAN.

El Kremlin advirtió que podría tomar medidas “técnico-militares” de represalia.

El apoyo de los países de la OTAN a Ucrania ha sido clave en su sorprendente éxito a la hora de frenar la invasión rusa. Los países occidentales también han impuesto duras sanciones a Rusia para castigarla por la guerra, y la indignación solo aumentó cuando empezaron a surgir las acusaciones de atrocidades cometidas por las tropas de Moscú.

El 28 de febrero, cuatro días después de que Rusia invadiera Ucrania, el sargento Vadim Shyshimarin, de 21 años, se encontraba entre un grupo de tropas rusas que habían sido derrotadas por las fuerzas ucranianas, según el fiscal general.

Cuando los rusos huyeron, se dirigieron a un pueblo de la región de Sumy, y Shyshimarin está acusado de disparar allí a un hombre ucraniano de 62 años en la cabeza. Este asesinato es solo uno de los miles de posibles crímenes de guerra que los fiscales ucranianos están investigando.

Muchas de las presuntas atrocidades salieron a la luz el mes pasado después de que las fuerzas de Moscú pusieran fin a su intento de capturar Kiev y se retiraran de los alrededores de la capital, dejando al descubierto fosas comunes y calles sembradas de cadáveres en ciudades como Bucha.

El viernes, en una pequeña sala del tribunal de Kiev, decenas de periodistas, muchos de ellos con cámaras, se agolparon para ver el inicio del proceso de guerra. El sospechoso, vestido con una sudadera con capucha azul y gris y un pantalón de chándal gris, se sentó en una pequeña jaula de cristal durante el proceso, que duró unos 15 minutos.

A Shyshimarin le hicieron una serie de preguntas, entre ellas si comprendía sus derechos y si quería un juicio con jurado. Se negó a esto último. Su abogado, Victor Ovsyanikov, reconoció que el caso contra él es sólido, pero ha dicho que la decisión final sobre las pruebas que se admitan la tomará el tribunal de Kiev. El abogado no ha indicado qué defensa ofrecerá.

Shyshimarin, miembro de una unidad de tanques que fue capturada por las fuerzas ucranianas, admitió que disparó al civil en un video publicado por el Servicio de Seguridad de Ucrania, diciendo que le habían ordenado hacerlo.

Mientras la guerra avanza, los profesores intentan restablecer cierta sensación de normalidad después de que la guerra cerrara las escuelas de Ucrania y devastara la vida de millones de niños. En Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, las clases se imparten en una estación de metro usada como refugio antibombas que se ha convertido en el hogar de muchas familias.

“Les ayuda a apoyarse mentalmente. Porque ahora hay una guerra, y muchos han perdido sus casas… los padres de algunos están luchando ahora”, dijo el profesor Valeriy Leiko. En parte, gracias a las clases, dijo, “sienten que alguien los quiere”.

Los niños en edad de escuela primaria se unieron a Leiko en torno a una mesa para las lecciones de historia y arte en la estación de metro, donde los dibujos de los niños ahora forman filas en las paredes.

Una alumna mayor, Anna Fedoryaka, monitoreó las conferencias sobre literatura ucraniana que impartía el profesor de Kharkiv Mykhailo Spodarets por internet desde su sótano.

La conexión a internet era un problema para algunos, dijo Fedoryaka. Además, “es difícil concentrarse cuando tienes que hacer tus tareas con explosiones junto a tu ventana”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Mientras la guerra de Ucrania empeora, el mundo quiere encontrar una forma de sacar cereales

Rusia presionó el jueves para que Occidente levante las sanciones impuestas a causa de su guerra en Ucrania, alegando sin pruebas que las medidas punitivas están impidiendo que millones de toneladas de grano y otros productos agrícolas salgan de los puertos ucranianos, exacerbando una crisis alimentaria mundial.

El Papa saluda al patriarca ruso en medio de las críticas por su “postura ingenua”

El Papa Francisco envió un saludo protocolario al jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, asegurándole oraciones en la fiesta de su patrón y destacando el valor de la vida humana y la sabiduría, mientras el Vaticano insiste en mantener relaciones cordiales en medio de la guerra en Ucrania.

La cámara corporal de una médica cautiva muestra el horror de Mariupol

Una célebre médica ucraniana grabó su estancia en Mariupol en una tarjeta de datos no más grande que la uña de un dedo pulgar, que pasó de contrabando al mundo en un tampón. Ahora está en manos rusas.

Interrogatorio e incertidumbre para los soldados que abandonan Mariupol

Rusia dijo el miércoles que casi mil soldados ucranianos de una gigantesca planta siderúrgica en Mariupol se han rendido, abandonando su tenaz defensa de un sitio que se convirtió en un símbolo de la resistencia de su país

Ucrania trabaja para sacar a los últimos combatientes de Mariupol

Cientos de combatientes ucranianos que defendían el último reducto de Mariupol fueron evacuados a zonas controladas por los separatistas respaldados por Rusia y los funcionarios trabajaron el martes para sacar al resto.

En Ucrania y a nivel internacional, el escenario se oscurece para Rusia

Europa presionó el lunes para agudizar y ampliar su respuesta a la invasión rusa de Ucrania, con Suecia dispuesta a seguir a Finlandia en la búsqueda de la adhesión a la OTAN y los funcionarios de la Unión Europea trabajando para rescatar las sanciones propuestas que apuntarían a las exportaciones de petróleo ruso que ayudan al Kremlin a financiar su guerra.