94°F
weather icon Clear

Banco Mundial: Los precios del petróleo y los alimentos podrían dispararse si se agrava la guerra entre Israel y Hamás

WASHINGTON - El Banco Mundial informó el lunes de que los precios del petróleo podrían verse en una situación “desconocida” si se intensifica la violencia entre Israel y Hamás, lo que podría provocar un aumento de los precios de los alimentos en todo el mundo.

El informe Perspectivas de los Mercados de Productos Básicos del Banco Mundial concluyó que, si bien los efectos sobre los precios del petróleo deberían ser limitados si el conflicto no se agrava, las perspectivas “se oscurecerían rápidamente si el conflicto se intensificara”.

El ataque a Israel de la organización terrorista Hamás y la consiguiente operación militar israelí contra Hamás han hecho temer un conflicto más amplio en Oriente Medio.

Y la amenaza de una escalada acecha. Los tanques y la infantería israelíes penetraron en Gaza durante el fin de semana, mientras el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunciaba una “segunda fase” en la guerra. Los dirigentes de Hamás han llamado a sus aliados regionales, incluido Hezbolá en Líbano, respaldado por Irán, para que presten más ayuda.

El reporte del Banco Mundial simula tres escenarios para el suministro mundial de petróleo en caso de una interrupción pequeña, mediana o grande.

Los efectos deberían ser limitados si el conflicto no se amplía en un escenario de “interrupción pequeña”, ya que se espera que los precios del petróleo bajen de los niveles actuales de unos 90 dólares el barril a un promedio de 81 dólares el barril el año próximo, según estimaciones del Banco Mundial.

Pero en una “interrupción media” - equivalente a las interrupciones experimentadas durante la guerra de Irak - el suministro mundial de petróleo, de unos 100 millones de barriles diarios, disminuiría entre tres y cinco millones de barriles diarios, lo que haría subir los precios del petróleo posiblemente un 35 por ciento.

En un escenario de “gran interrupción” -comparable al embargo petrolero árabe de 1973- el suministro mundial de petróleo se reduciría entre 6 y 8 millones de barriles diarios y los precios podrían subir entre un 56 por ciento y un 75 por ciento, es decir, entre 140 y 157 dólares el barril, según el reporte.

Indermit Gill, economista jefe del Banco Mundial, dijo que la invasión rusa de Ucrania ya ha tenido efectos perturbadores en la economía mundial “que persisten hasta el día de hoy”.

“Si el conflicto se recrudeciera, la economía mundial se enfrentaría a una doble crisis energética por primera vez en décadas, no solo por la guerra en Ucrania, sino también por Oriente Medio”, dijo Gill.

Ayhan Kose, economista jefe adjunto del Banco Mundial, afirmó que el encarecimiento del petróleo se traducirá inevitablemente en una subida de los precios de los alimentos.

“Si se materializa una grave crisis de los precios del petróleo, empujaría al alza la inflación de los precios de los alimentos, que ya ha sido elevada en muchos países en desarrollo” como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania, dijo Kose. “Una escalada del más reciente conflicto intensificaría la inseguridad alimentaria, no solo dentro de la región, sino en todo el mundo”.

En general, los precios del petróleo han aumentado alrededor de un seis por ciento desde el inicio del conflicto. Y el oro -una materia prima que tiende a aumentar en periodos de conflicto- ha subido aproximadamente un ocho por ciento, según el Banco Mundial.

Algunos analistas se muestran escépticos ante la posibilidad de que Estados Unidos sufra una escasez masiva de petróleo, ya que la producción de crudo estadounidense se encuentra en máximos históricos.

En un evento de Bloomberg el jueves, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo que la administración Biden estaba monitoreando cuidadosamente las consecuencias económicas de la guerra de Israel contra Hamás.

“Hasta ahora, todavía no hemos visto mucho que tenga consecuencias globales”, dijo, pero si la guerra se extiende “por supuesto que podría haber consecuencias más significativas”.

El director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía, Fatih Birol, afirmó que, entre la invasión rusa y el más reciente episodio de violencia entre Israel y Hamás en Gaza, “nadie puede convencerme de que el petróleo y el gas son opciones energéticas seguras para los países o los consumidores”.

LO ÚLTIMO
La violencia empaña el último día de campaña electoral en México

México celebró el último día de campaña antes de las elecciones nacionales del domingo, pero los mítines de cierre se vieron ensombrecidos por los ataques a los candidatos y la persistente alta tasa de homicidios del país.

Israel promete destruir a Hamás y rechaza llamados de la ONU

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Eli Cohen, rechazó llamados a alto al fuego y a “proporcionalidad” en la respuesta del país a ataques sorpresa de Hamás.