101°F
weather icon Clear

Al menos mil muertos en Afganistán por el terremoto más mortífero en décadas

KABUL, Afganistán – Un poderoso terremoto sacudió una región escarpada y montañosa del este de Afganistán en la madrugada del miércoles, matando al menos a mil personas e hiriendo a otras 1,500 en el sismo más mortífero del país en dos décadas, reportó la agencia estatal de noticias. Las autoridades advirtieron que el ya elevado número de víctimas podría seguir aumentando.

En la remota zona cercana a la frontera con Pakistán, los residentes buscaban supervivientes y muertos excavando con sus propias manos entre los escombros de las casas de piedra y barro derrumbadas, según las imágenes mostradas por la agencia de noticias Bakhtar. No estaba claro si se estaba enviando equipo de rescate importante, o incluso si podía llegar a la zona.

Todavía no se conocía el alcance de la destrucción en los pueblos escondidos entre las montañas. Las carreteras llenas de baches —difíciles de transitar en los mejores tiempos—pueden haber sufrido daños significativos, y un funcionario de UNICEF dijo que los deslizamientos de tierra provocados por las recientes lluvias han dificultado aún más el acceso. Al menos dos mil casas quedaron destruidas en la región, donde cada hogar tiene un promedio de siete u ocho personas, dijo a los periodistas el Representante Especial Adjunto de la ONU en Afganistán, Ramiz Alakbarov.

La catástrofe supuso una gran prueba para el gobierno talibán de Afganistán, que obtuvo el poder hace casi 10 meses, cuando Estados Unidos y sus aliados de la OTAN estaban llevando a cabo su retirada del país, y que desde entonces ha sido rechazado en gran medida por la comunidad mundial.

Los equipos de rescate se apresuraron a llegar a la zona en helicóptero, pero es probable que la respuesta sea complicada, ya que muchas agencias de ayuda internacional abandonaron Afganistán tras la toma del poder por los talibanes en agosto. Además, la mayoría de los gobiernos son cautelosos al tratar directamente con el grupo, una reticencia que podría ralentizar el despliegue de la ayuda y los equipos de emergencia.

En un gesto poco habitual, el solitario líder supremo de los talibanes, Haibatullah Akhundzadah, que casi nunca aparece en público, hizo un llamamiento a “la comunidad internacional y a todas las organizaciones humanitarias para que ayuden al pueblo afgano afectado por esta gran tragedia y no escatimen esfuerzos para ayudar a las personas afectadas”.

“Pedimos a Dios que ataje a nuestro pobre pueblo de las pruebas y los daños”, dijo en un comunicado difundido por el portavoz talibán.

Sin embargo, en un signo de la confusión entre los talibanes y la comunidad internacional, Alakbarov dijo que los talibanes no han solicitado formalmente que la ONU movilice equipos internacionales de búsqueda y rescate. Las autoridades afganas han desplegado algunas docenas de ambulancias y varios helicópteros, pero no han pedido a la ONU que obtenga más equipos o maquinaria de los países vecinos, añadió, sin dar más detalles.

La catástrofe solo agrava los problemas de Afganistán, que ya está sumergido en una de las peores crisis humanitarias del mundo, con millones de personas que se enfrentan a un aumento del hambre y la pobreza tras el corte de la financiación internacional a los talibanes. Esto ha provocado un programa de ayuda masiva, pero para evitar poner el dinero en manos de los talibanes, el mundo ha canalizado la financiación a través de la ONU y otras agencias humanitarias, un sistema que puede ser demasiado lento para una respuesta de emergencia al terremoto.

El terremoto de 6.1 grados de magnitud tuvo su epicentro en la provincia de Paktika, a unos 50 kilómetros al suroeste de la ciudad de Khost, según el Departamento de Meteorología del vecino Pakistán. Los expertos sitúan la profundidad en apenas 10 kilómetros (seis millas), otro factor que podría provocar graves destrozos.

La agencia sismológica europea dijo que los temblores del terremoto se sintieron a más de 500 kilómetros (310 millas) por 119 millones de personas en Afganistán, Pakistán e India.

Las imágenes de Paktika mostraban a hombres que llevaban a personas envueltas en mantas hasta un helicóptero que los esperaba. Otros fueron atendidos en tierra. Se pudo ver a un residente recibiendo fluidos intravenosos mientras estaba sentado en una silla de plástico fuera de los escombros de su casa y otros más estaban tendidos en camillas. Algunas imágenes mostraban a los residentes buscando entre los ladrillos de arcilla y otros escombros de las casas de piedra destruidas. Los tejados o las paredes de otras se derrumbaron.

El número de muertos indicado por la Agencia de Noticias Bakhtar era igual al de un terremoto ocurrido en 2002 en el norte de Afganistán. Son los más mortíferos desde 1998, cuando un terremoto también de 6.1 de magnitud y los temblores posteriores en el remoto noreste mataron al menos a 4,500 personas.

En la mayoría de los lugares del mundo, un terremoto de esa fuerza no causaría una devastación tan grande, dijo Robert Sanders, sismólogo del Servicio Geológico de Estados Unidos. Pero el número de víctimas de un terremoto suele depender de la geografía, la calidad de los edificios y la densidad de población.

“Debido a la zona montañosa, hay desprendimientos de rocas y de tierra que no conoceremos hasta que se reporte más tarde. Los edificios más antiguos son propensos a desmoronarse y fallar”, dijo. “Debido a lo condensada que está la zona en esa parte del mundo, hemos visto en el pasado que terremotos similares causan daños importantes”.

Los talibanes siguen tratando de reconstituir los ministerios abandonados por el personal leal a su anterior gobierno respaldado por Occidente, y no estaba claro cómo los funcionarios llegaron a las cifras de víctimas reportadas por Bakhtar.

Pero se teme que la cifra pueda aumentar.

“El temor es que las víctimas aumenten aún más, también porque muchas personas podrían estar atrapadas bajo los edificios colapsados”, dijo Stefano Sozza, director en país de Afganistán del grupo de ayuda médica italiana Emergency.

Emergency fue una de las organizaciones que ya distribuía ayuda humanitaria en Afganistán y que se apresuró a enviar recursos a las aldeas devastadas por el terremoto. Envió siete ambulancias y personal a las zonas cercanas al terremoto.

La agencia para la infancia UNICEF tenía equipos de salud y nutrición en la zona y envió camiones con mantas, tiendas de campaña y otros suministros, dijo Sam Mort, jefe de comunicaciones de UNICEF Afganistán, a la cadena de televisión británica Sky. Los hospitales regionales ya estaban sobrepasados de heridos, dijo.

El terremoto “solo aumentará las inmensas necesidades humanitarias en Afganistán, y realmente hay que poner toda la carne en el asador para asegurarnos de que limitamos realmente el sufrimiento que las familias, las mujeres y los niños ya están padeciendo”, dijo Shelley Thakral, portavoz del Programa Mundial de Alimentos de la ONU en Kabul.

Pakistán dijo que enviaría alimentos, tiendas de campaña, mantas y otros artículos esenciales lo antes posible. La Media Luna Roja afgana envió artículos similares, así como kits de cocina a la zona afectada, según el director general de Bakhtar, Abdul Wahid Rayan.

En Kabul, el primer ministro Mohammad Hassan Akhund convocó una reunión de emergencia en el palacio presidencial para coordinar las labores de ayuda.

“Cuando se produce un incidente tan grande en cualquier país, se necesita la ayuda de otros países”, dijo Sharafuddin Muslim, viceministro de Estado para la gestión de desastres. “Es muy difícil que podamos responder a este enorme incidente”.

Eso puede resultar difícil dado el renovado aislamiento internacional de Afganistán bajo los talibanes tras su toma de poder el año pasado, dos décadas después de que la invasión liderada por Estados Unidos derrocara a los mismos insurgentes tras los atentados del 11 de septiembre. El nuevo gobierno ha promulgado una serie de edictos represivos que limitan los derechos de las mujeres y las niñas y de la prensa y que recuerdan a la dura regla de los talibanes de finales de la década de 1990, a pesar de haber prometido que eso no ocurriría.

“Esto añade mucho a la carga diaria de supervivencia”, dijo Alakbarov, de la ONU. “Hoy no somos optimistas”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Reino Unido refuerza su apoyo a Ucrania con sistema de misiles de alta tecnología

El gobierno británico declaró el lunes que los sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple que está ofreciendo a Ucrania darán “un impulso significativo en capacidad” a los esfuerzos del país para resistir la invasión de Rusia, que se cernió sobre las conmemoraciones del Día D en el norte de Francia.

Rusia podría quedarse en Ucrania tras 100 días de guerra

Cuando Vladimir Putin envió tropas a Ucrania a finales de febrero, el presidente ruso prometió que sus fuerzas no ocuparían el país vecino. Pero a medida que la invasión llegaba a su centésimo día el viernes, parecía cada vez más improbable que Rusia renunciara al territorio que ha tomado en la guerra.

Reino Unido promete misiles a Ucrania; nuevo embajador de EE.UU. en Kiev

Gran Bretaña se comprometió el jueves a enviar sofisticados sistemas de cohetes de mediano alcance a Ucrania, uniéndose a Estados Unidos y Alemania en el equipamiento de la nación asediada con armas avanzadas para derribar aviones y artillería.

Biden dice que Estados Unidos enviará sistemas de cohetes de medio alcance a Ucrania

El gobierno de Biden dice que enviará a Ucrania un pequeño número de sistemas de cohetes de alta tecnología y medio alcance, un arma crítica que los líderes ucranianos han estado rogando mientras luchan por detener el avance ruso en la región de Donbás.

UE prohíbe la mayoría de las importaciones de petróleo de Rusia

En el esfuerzo más importante realizado hasta ahora para castigar a Rusia por su guerra en Ucrania, la Unión Europea acordó prohibir la inmensa mayoría de las importaciones de petróleo ruso tras unas tensas negociaciones que pusieron de manifiesto las grietas de la unidad europea.

Mientras la guerra de Ucrania empeora, el mundo quiere encontrar una forma de sacar cereales

Rusia presionó el jueves para que Occidente levante las sanciones impuestas a causa de su guerra en Ucrania, alegando sin pruebas que las medidas punitivas están impidiendo que millones de toneladas de grano y otros productos agrícolas salgan de los puertos ucranianos, exacerbando una crisis alimentaria mundial.

El Papa saluda al patriarca ruso en medio de las críticas por su “postura ingenua”

El Papa Francisco envió un saludo protocolario al jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, asegurándole oraciones en la fiesta de su patrón y destacando el valor de la vida humana y la sabiduría, mientras el Vaticano insiste en mantener relaciones cordiales en medio de la guerra en Ucrania.