77°F
weather icon Clear

Southwest Airlines estudia cambios en sus prácticas de abordaje y asientos

Actualizado May 3, 2024 - 12:39 pm

DALLAS - Southwest Airlines está estudiando cambios en sus extravagantes políticas de abordaje y asientos mientras busca formas de aumentar sus ingresos.

Los funcionarios de la aerolínea dicen que están estudiando posibles cambios, pero no tendrán nada que anunciar hasta septiembre. Este anuncio está dando lugar a especulaciones sobre la posibilidad de que Southwest abandone algunas tradiciones arraigadas, como la práctica de que los pasajeros elijan su asiento después de abordar.

Robert Jordan, director ejecutivo de Southwest, afirma que está orgulloso de su “producto”, pero que se desarrolló cuando los vuelos no estaban tan llenos como ahora, y que las preferencias de los clientes cambian con el tiempo, lo que ha motivado la “inmersión profunda” en las “opciones de transformación” en materia de abordaje y asientos.

“Los primeros indicios, tanto para nuestros clientes como para Southwest, parecen muy interesantes”, declaró el jueves a analistas y reporteros.

Todas las demás grandes aerolíneas de Estados Unidos venden asientos de primera clase o de clase business con más espacio y comodidades. Asignan los asientos mucho antes de que los pasajeros lleguen al aeropuerto. Y, cada vez más, cobran un suplemento si los pasajeros de clase turista quieren elegir un asiento concreto, como uno en una fila de salida o cerca de la parte delantera de la cabina.

Esas pólizas generan importantes “ingresos accesorios”. Delta Air Lines ingresó 4,400 millones de dólares en “productos premium” durante el primer trimestre.

Southwest no tiene cabina de primera clase ni asientos asignados. Los pasajeros se alinean en la puerta de abordaje siguiendo un orden determinado en parte por quién facturó primero y, cada vez más, por quién pagó más para avanzar en la fila. Los afortunados o los que han pagado más se colocan en el grupo de abordaje “A”, seguidos por el grupo medio “B” y, por último, el temido grupo “C”, cuyos desafortunados habitantes suelen acabar en un asiento intermedio, quizá en la parte trasera del avión.

A lo largo de los años, los clientes de Southwest aprendieron a facturar por internet exactamente 24 horas antes de la salida del vuelo para tener más posibilidades de tomar el asiento que querían. En 2009, la aerolínea empezó a cobrar una tarifa adicional -llamada EarlyBird- para avanzar en la fila de abordaje. La tarifa comienza en 15 dólares por vuelo, pero aumenta cuando los aviones están llenos.

Jordan dijo que cualquier cambio debe generar nuevos ingresos significativos y no puede ralentizar los vuelos. Más allá de eso, fue deliberada y repetidamente vago, pero los ejecutivos indicaron que ya se han reglamentado dos posibles cambios.

Ryan Green, director comercial de Southwest, dijo que la aerolínea no impondrá cargos por equipaje: es la única de Estados Unidos que permite a los pasajeros facturar una o dos maletas gratis. También dijo que Southwest no instalará cortinas como las que separan las cabinas premium de la sección de clase económica en otras aerolíneas.

Savanthi Syth, analista de aerolíneas de Raymond James Financial, dijo que la falta de asientos asignados es “un gran dolor de cabeza para los pasajeros”, aunque a un contingente cada vez menor le sigue gustando. Syth cree que los pasajeros preferirían poder elegir asiento de antemano a intentar conseguir un mejor sitio en la fila de abordaje.

“Y lo que es más importante, creo que te abre a un mayor grupo de pasajeros que no considerarían (Southwest) debido al estrés del proceso actual”, dijo. “Esto es especialmente importante ahora que Southwest ha perdido la diferenciación de no cobrar tarifas por cambios o cancelaciones”. Los rivales más cercanos de Southwest también bajaron las tasas de cambio durante la pandemia.

Syth no está tan convencida de que Southwest necesite una cabina de primera clase, pero cree que añadir asientos extraplanos podría resultar atractivo. “Hay mucha gente alta que podría usar el espacio extra”, dijo.

A menudo se pregunta a los directivos de Southwest sobre cambios en sus políticas de equipajes, asientos y cabinas de primera clase. En una conferencia del sector celebrada en noviembre, Jordan dijo que no había nada en marcha.

¿Qué ha cambiado?

Los resultados financieros de Southwest se han vuelto más sombríos. La compañía reportó el jueves pérdidas de 231 millones de dólares en el primer trimestre, peor de lo que esperaban los analistas y mayores que hace un año.

La aerolínea, con sede en Dallas, se enfrenta a un fuerte aumento de los costos laborales: un 19 por ciento o 462 millones de dólares más que hace un año, y eso antes de que los auxiliares de vuelo ratificaran un nuevo contrato con salarios marcadamente más altos. Los gastos de mantenimiento y las tarifas aeroportuarias están aumentando en porcentajes de dos dígitos. Y Southwest no puede añadir tantos vuelos como quisiera porque la crisis de producción de Boeing significa que hay menos aviones nuevos.

La empresa está pausando la contratación de personal, salvo para puestos críticos, y tomará la rara medida de cerrar cuatro aeropuertos en agosto para reducir costos. Aunque los ingresos aumenten gracias a la fuerte demanda de viajes, la aerolínea necesita más para compensar la inflación.

La aerolínea promete que, decida lo que decida, no cambiará el carácter único de Southwest. Para sus numerosos y fieles clientes, podría ser un difícil ejercicio de equilibrismo. Deberán esperar a que pasen los próximos meses.

“Estamos comprometidos con una serie de nuevas iniciativas estratégicas. He dado pistas sobre el abordaje, los asientos y la cabina, y vamos a compartirlas con ustedes en el Día del Inversionista” en septiembre, dijo Jordan a los analistas.

LO ÚLTIMO
Empleadores de Estados Unidos crearon 272 mil puestos de trabajo en mayo

La tasa de desempleo subió del 3.9 por ciento al 4 por ciento, aún bajo, poniendo fin a una racha de 27 meses de desempleo por debajo del 4 por ciento, según informó el viernes el Departamento de Trabajo.