83°F
weather icon Cloudy

Empleadores de Estados Unidos crearon 206 mil puestos de trabajo en junio

Actualizado July 9, 2024 - 4:12 pm

WASHINGTON - Los empleadores estadounidenses volvieron a contratar en junio a 206 mil personas, demostrando una vez más la capacidad de la economía de Estados Unidos para resistir las elevadas tasas de interés.

El crecimiento del empleo del mes pasado supuso un retroceso respecto a los 218 mil puestos de mayo. Pero aun así fue un aumento sólido, que refleja la resistencia de la economía estadounidense impulsada por el consumo, que se está desacelerando, pero sigue creciendo a un ritmo constante.

Aun así, el reporte del viernes del Departamento de Trabajo contenía varios signos de desaceleración del mercado laboral. La tasa de desempleo subió del 4 por ciento al 4.1 por ciento, una cifra aún baja, pero la más alta desde noviembre de 2021. La tasa aumentó en gran parte porque 277 mil personas empezaron a buscar trabajo en junio, y no todas encontraron empleo de inmediato.

El Gobierno también revisó fuertemente a la baja su estimación de crecimiento del empleo para abril y mayo en un combinado de 111 mil personas. Y señaló que el salario promedio por hora solo aumentó un 0.3 por ciento respecto a mayo y un 3.9 por ciento respecto a junio de 2023. El dato interanual fue el menor aumento de este tipo desde junio de 2021 y probablemente será bien acogido por la Reserva Federal en su afán por conquistar la inflación.

Además, solo dos sectores -la administración pública y una categoría que incluye la asistencia sanitaria y social, ninguno de los cuales capta la fortaleza subyacente de la economía- representaron aproximadamente tres cuartas partes del crecimiento del empleo de junio.

Los economistas también señalaron que el crecimiento del empleo de abril a junio fue en promedio de 177 mil, una cifra decente pero aún el promedio de tres meses más bajo desde enero de 2021.

Otros economistas, aunque coincidieron en que el mercado laboral se está desacelerando, sugirieron que sigue siendo resistente.

“Tanto la contratación de mayo como la de junio se situaron por encima de 200 mil incluso después de las revisiones, y la trayectoria parece estable”, dijo Eric Winograd, economista para Estados Unidos de AllianceBernstein. “La mejor evidencia disponible es que el mercado laboral sigue fuerte y que cualquier desaceleración sigue siendo modesta”.

El estado de la economía pesa mucho en la mente de los votantes a medida que se intensifica la campaña presidencial. A pesar de las constantes contrataciones, los relativamente escasos despidos y el enfriamiento gradual de la inflación, muchos estadounidenses se han exasperado por los precios aún elevados y atribuyen la culpa al presidente Joe Biden.

Los economistas han venido pronosticando repetidamente que el mercado laboral perdería impulso ante las elevadas tasas de interés diseñados por la Reserva Federal, solo para ver cómo los aumentos de la contratación mostraban una fuerza inesperada. Aún así, han aparecido signos de desaceleración económica ante la serie de aumentos de tasas de la Reserva Federal. El producto interior bruto de Estados Unidos -la producción total de bienes y servicios- creció a un aletargado ritmo anual del 1.4 por ciento entre enero y marzo, el ritmo trimestral más lento en casi dos años.

El gasto de los consumidores, que representa alrededor del 70 por ciento de toda la actividad económica de Estados Unidos y que ha impulsado la expansión en los tres últimos años, aumentó a un ritmo de solo el 1.5 por ciento el trimestre pasado, tras haber crecido más del tres por ciento en cada uno de los dos trimestres anteriores. Además, el número de ofertas de empleo anunciadas ha disminuido de forma constante desde que alcanzara un récord de 12.2 millones en marzo de 2022.

Al mismo tiempo, aunque los empleadores no estén contratando tan agresivamente después de haber luchado para cubrir puestos de trabajo en los últimos dos años, tampoco están recortando muchos. La mayoría de los trabajadores disfrutan de un nivel inusual de seguridad laboral.

Durante 2022 y 2023, la Reserva Federal aumentó su tasa de interés de referencia 11 veces para tratar de vencer la peor racha de inflación en cuatro décadas, elevando su tasa clave a su punto más alto en 23 años. Se esperaba que las tasas de interés más elevadas, tanto para los consumidores como para las empresas, desencadenasen una recesión. No ha sido así. La economía y el mercado laboral han mostrado una sorprendente resistencia.

Mientras tanto, la inflación ha descendido de forma constante desde un máximo del 9.1 por ciento en 2022 hasta el 3.3 por ciento. En declaraciones realizadas esta semana en una conferencia en Portugal, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, señaló que el aumento de los precios en Estados Unidos se estaba desacelerando de nuevo tras las lecturas más altas de principios de año. Sin embargo, advirtió, se necesitarían más pruebas de que la inflación se está moviendo hacia el nivel objetivo del dos por ciento de la Reserva Federal antes de que los responsables políticos recorten las tasas.

La mayoría de los economistas creen que la Reserva Federal empezará a recortar su tasa de referencia en septiembre, y los detalles del reporte de empleo del viernes no hicieron nada para contrarrestar esa expectativa.

“Este es el tipo de reporte que la Reserva Federal quiere ver”, dijo Gus Faucher, economista en jefe de PNC Financial Services Group. “Parece bastante bueno. El mercado laboral no es tan fuerte como el año pasado por estas fechas. Pero entonces el mercado laboral era insosteniblemente fuerte”.

LO ÚLTIMO
Tribunal Supremo: los expresidentes gozan de amplia inmunidad

En una sentencia histórica de 6-3, los magistrados devolvieron el caso de Donald Trump al tribunal de primera instancia para reglamentar lo que queda del encausamiento del abogado especial Jack Smith contra Trump.

Empleadores de Estados Unidos crearon 272 mil puestos de trabajo en mayo

La tasa de desempleo subió del 3.9 por ciento al 4 por ciento, aún bajo, poniendo fin a una racha de 27 meses de desempleo por debajo del 4 por ciento, según informó el viernes el Departamento de Trabajo.