74°F
weather icon Clear

Nevada se une a la demanda contra Amazon por inflación de precios

Actualizado October 4, 2023 - 11:55 am

Los reguladores de Estados Unidos y 17 estados, entre ellos Nevada, han demandado a Amazon alegando que el gigante del comercio electrónico abusa de su posición en el mercado para inflar los precios dentro y fuera de su plataforma, cobrar en exceso a los vendedores y reprimir la competencia.

La demanda, presentada el martes ante un tribunal federal de Washington, estado natal de Amazon, es el resultado de una investigación de un año de duración sobre los negocios de la empresa y uno de los desafíos legales más importantes presentados contra ella en sus casi 30 años de historia.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) y los estados que se unieron a la demanda alegan que Amazon está violando las leyes antimonopolio federales y estatales. Piden al tribunal que dicte una orden judicial permanente que, según afirman, prohíba a Amazon llevar a cabo su conducta ilegal y afloje su “control monopolístico para restablecer la competencia”.

La demanda acusa a la empresa de incurrir en prácticas contrarias a la competencia mediante medidas que disuaden a los vendedores de ofrecer precios más bajos por productos en sitios ajenos a Amazon, un argumento que refleja las alegaciones formuladas en otra demanda presentada el año pasado por el estado de California.

Según la demanda, Amazon entierra los anuncios que ofrece a precios más bajos en otros sitios. Al mismo tiempo, también cobra a los vendedores elevadas comisiones, lo que obliga a los comerciantes a subir sus precios en la plataforma, así como en otros sitios de comercio electrónico, para que sus productos sigan siendo competitivos en Amazon.

“La denuncia expone alegaciones detalladas que señalan cómo Amazon está explotando ahora su poder de monopolio para enriquecerse mientras sube los precios y degrada el servicio para las decenas de millones de familias estadounidenses que compran en su plataforma y los cientos de miles de empresas que dependen de Amazon para llegar a ellos”, dijo la presidenta de la FTC, Lina Khan, en un comunicado.

Amazon.com Inc., con sede en Seattle, dijo que la FTC está “equivocada en los hechos y en la ley” y que se había apartado de su función de proteger a los consumidores y a la competencia.

“Si la FTC se sale con la suya, el resultado sería un menor número de productos entre los que elegir, precios más altos, entregas más lentas para los consumidores y menos opciones para las pequeñas empresas, todo lo contrario de lo que pretende la legislación antimonopolio”, dijo el consejero general de Amazon, David Zapolsky, en un comunicado.

La demanda también acusa a Amazon de degradar la experiencia de los clientes sustituyendo los resultados de búsqueda relevantes por anuncios de pago, favoreciendo sus propias marcas frente a otros productos que sabe que son de mejor calidad, y cobrando fuertes comisiones que obligan a los vendedores a pagar casi la mitad de sus ingresos totales a Amazon. Según la organización antimonopolio Institute for Local Self-Reliance, la tajada que los vendedores dan a Amazon de sus ingresos ha pasado del 35 por ciento en 2020 al 19 por ciento en 2014.

La demanda también afirma que Amazon obliga a los vendedores a usar su servicio logístico, Fulfillment by Amazon, para que sus productos puedan optar a Amazon Prime, a pesar de que muchos de ellos preferirían usar servicios de cumplimiento alternativos para hacer llegar los pedidos a los clientes.

Según algunas estimaciones, Amazon controla alrededor del 40 por ciento del mercado del comercio electrónico. La mayoría de las ventas en su plataforma las facilitan vendedores independientes formados por pequeñas y medianas empresas y particulares. A cambio del acceso que proporciona a su plataforma, Amazon ingresa miles de millones a través de tarifas de referencia y otros servicios como la publicidad, que hace que los productos vendidos por los vendedores sean más visibles en la plataforma.

La gran mayoría de los vendedores de terceros también usan el servicio de cumplimiento de la empresa para almacenar el inventario y enviar los artículos a los clientes. Amazon no ha dejado de subir las tarifas a quienes dependen de este programa y, más recientemente, impuso -y luego abandonó- otra tarifa a quienes no lo hacen, una medida que fue criticada por los detractores de la empresa. El último trimestre, Amazon reportó 32,300 millones de dólares en ingresos por servicios de terceros.

Los grupos activistas de los consumidores aplaudieron la demanda, mientras que un grupo de la industria dijo que muchas grandes empresas minoristas tienen políticas que reflejan las de Amazon.

Se ha especulado con la posibilidad de que la agencia intente una escisión forzosa del gigante minorista, que también domina la computación en nube y tiene una presencia cada vez mayor en otros sectores, como la alimentación y la atención a la salud. En una reunión informativa con reporteros, Khan eludió las preguntas sobre si eso ocurrirá.

“En este momento, la atención se centra más en la responsabilidad”, dijo.

Amazon lleva tiempo haciendo frente a acusaciones de perjudicar a las empresas que venden en su plataforma evaluando los datos de los comerciantes y creando sus propios productos competidores que luego promociona en su sitio. En agosto, la empresa dijo que iba a eliminar algunas marcas propias que no estaban teniendo eco entre los clientes y que relanzaría algunos artículos bajo marcas existentes como Amazon Basics y Amazon Essentials. Los libreros y autores también le han pedido al Departamento de Justicia investigar lo que han llamado el “poder de monopolio de Amazon sobre el mercado de libros e ideas”.

Si tiene éxito, un caso judicial podría ser un gran impulso para Khan de la FTC, una crítica de Big Tech que ganó prominencia como estudiante de derecho de Yale en 2017 por su trabajo académico “La paradoja antimonopolio de Amazon”. En 2021, Amazon había intentado recusarla de las investigaciones de la agencia contra la compañía debido a sus críticas anteriores.

Bajo la supervisión de Khan, la FTC ha intentado enérgicamente reducir la influencia de las grandes tecnológicas, pero recientemente no ha tenido éxito en algunos de los casos más destacados, como su intento de bloquear la adquisición por Microsoft del fabricante de videojuegos Activision Blizzard y la adquisición por Meta de la empresa de realidad virtual Within Unlimited. La agencia se encuentra ahora en medio de un prolongado pleito contra Meta, matriz de Facebook, a la que acusa de comportamiento monopolístico. El Departamento de Justicia también está impugnando ante los tribunales el poder de mercado de Google.

Además de la demanda de California, el Distrito de Columbia también ha demandado a Amazon por el trato que da a los vendedores de terceros. Esta demanda fue desestimada por un juez federal a principios del año pasado y se encuentra actualmente en apelación.

La demanda federal sigue a otras acciones que la FTC ha emprendido contra Amazon en los últimos meses. En junio, la agencia demandó a la empresa, alegando que estaba usando prácticas engañosas para inscribir a los consumidores en Amazon Prime y dificultándoles la cancelación de sus suscripciones. Amazon rechaza las acusaciones.

A finales de mayo, la empresa acordó pagar una multa civil de 25 millones de dólares para resolver las acusaciones de que infringió una ley de privacidad infantil y engañó a los padres sobre las prácticas de eliminación de datos en su popular asistente de voz Alexa.

LO ÚLTIMO