78°F
weather icon Clear

La tasa hipotecaria a largo plazo en Estados Unidos alcanza su nivel más alto en 23 años

LOS ÁNGELES - Los costos de los préstamos hipotecarios volvieron a subir esta semana, llevando el índice promedio de las hipotecas a largo plazo en Estados Unidos a su nivel más alto en casi 23 años, otro golpe para los futuros compradores de viviendas que enfrentan un mercado inmobiliario cada vez más inasequible.

El índice promedio del préstamo hipotecario de referencia a 30 años subió al 7.31 por ciento, desde el 7.19 por ciento de la semana pasada, dijo el jueves el comprador de hipotecas Freddie Mac. Hace un año, el índice promedio era del 6.70 por ciento.

Los costos de endeudamiento de las hipotecas a 15 años a tasa fija, muy populares entre los propietarios que refinancian su préstamo hipotecario, también aumentaron. El índice promedio subió al 6.72 por ciento desde el 6.54 por ciento de la semana pasada. Hace un año, el promedio era del 5.96 por ciento, según Freddie Mac.

“La hipoteca a tasa fija a 30 años ha alcanzado el nivel más alto desde el año 2000”, dijo Sam Khater, economista en jefe de Freddie Mac. “Sin embargo, a diferencia del cambio de milenio, los precios de la vivienda están subiendo hoy en día al mismo tiempo que las tasas hipotecarias, debido principalmente al escaso inventario. Estos vientos en contra están haciendo que tanto compradores como vendedores aguanten a la espera de mejores circunstancias”.

Las tasas altas pueden añadir cientos de dólares al mes en costos para los prestatarios, limitando cuánto pueden permitirse en un mercado ya fuera del alcance de muchos estadounidenses. También disuaden de vender a los propietarios de viviendas que hace dos años consiguieron tasas de interés mínimas. El índice promedio de una hipoteca a 30 años es ahora más del doble que hace dos años, cuando solo era del 3.01 por ciento.

La combinación de tasas elevadas y escaso inventario de viviendas ha agravado la crisis de asequibilidad al mantener los precios de la vivienda cerca de máximos históricos, incluso cuando las ventas de viviendas ocupadas en Estados Unidos han caído un 21 por ciento en los ocho primeros meses de este año frente al mismo periodo de 2022.

Esta es la tercera semana consecutiva en la que suben las tasas hipotecarias. El índice promedio semanal de una hipoteca a 30 años se ha mantenido por encima del siete por ciento desde mediados de agosto y ahora se encuentra en el nivel más alto desde mediados de diciembre de 2000, cuando promedió el 7.42 por ciento.

Las tasas hipotecarias han ido subiendo junto con el rendimiento del Tesoro a 10 años, que los prestamistas usan como guía para fijar el precio de los préstamos. El rendimiento se ha disparado en las últimas semanas ante la preocupación de que la Reserva Federal mantenga las tasas de interés a corto plazo más altos durante más tiempo para luchar contra la inflación.

El banco central ya ha situado su principal tasa de interés en el nivel más alto desde 2001 con la esperanza de extinguir la elevada inflación, y la semana pasada indicó que el próximo año podría recortar las tasas menos de lo previsto.

La amenaza de tasas más altas durante más tiempo ha llevado los rendimientos del Tesoro a niveles nunca vistos en más de una década. El rendimiento del Tesoro a 10 años se situaba en el 4.61 por ciento a mediodía del miércoles. En mayo se situaba en alrededor del 3.50 por ciento y a principios de la pandemia solo en el 0.50 por ciento.

Aunque las tasas hipotecarias no reflejan necesariamente los aumentos de tasas de la Reserva Federal, tienden a seguir el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años. Las expectativas de los inversores sobre la inflación futura, la demanda mundial de bonos del Tesoro de Estados Unidos y lo que haga la Reserva Federal con las tasas de interés pueden influir en las tasas de los préstamos hipotecarios.

LO ÚLTIMO
Empleadores de Estados Unidos crearon 272 mil puestos de trabajo en mayo

La tasa de desempleo subió del 3.9 por ciento al 4 por ciento, aún bajo, poniendo fin a una racha de 27 meses de desempleo por debajo del 4 por ciento, según informó el viernes el Departamento de Trabajo.