73°F
weather icon Clear

La Casa Blanca insta a los nevadenses de bajos ingresos a aprovechar el programa de internet asequible

WASHINGTON — Funcionarios de la administración de Biden dijeron el jueves que 144,635 hogares de Nevada han recibido acceso a internet a través de un programa de asistencia para ayudar a los ciudadanos de bajos ingresos y rurales a conectarse con los servicios de educación y atención a la salud.

Pero 300 mil residentes de Nevada siguen siendo elegibles para el programa, que entró en vigor a principios de este año, y la vicepresidenta Kamala Harris instó a los funcionarios del estado para ayudar a acelerar la inscripción.

Harris promocionó el “American Connectivity Program” durante una visita a un laboratorio comunitario de informática en Charlotte, Carolina del Norte.

La vicepresidenta también envió una carta al gobernador de Nevada, Steve Sisolak, en la que solicitaba “su ayuda para mantener ese progreso y garantizar que todas las familias de Nevada que cumplen los requisitos se inscriban para ahorrar”.

Sisolak lanzó en mayo “High Speed NV”, que usa fondos estatales y federales para cerrar la brecha digital en Nevada y proporcionar internet asequible a todos los residentes del estado para 2029. Los fondos federales proceden de la ley bipartidista de infraestructuras.

El gobernador se comprometió a aumentar el acceso a internet con la puesta en marcha de la iniciativa estatal y seguirá trabajando con las agencias estatales para asegurarse de que los nevadenses conozcan el programa federal, dijo una portavoz.

Los programas para aumentar el acceso a internet se incluyeron en la Ley bipartidista de Inversión en Infraestructuras y Empleos. La información sobre el American Connectivity Program se puede encontrar en GetInternet.gov.

Según datos federales, unos 303 mil nevadenses elegibles para el programa no se han inscrito para aprovechar el programa creado en el proyecto de ley de infraestructura bipartidista aprobado por el Congreso y convertido en ley a principios de este año.

Nevada es uno de los varios estados que han suscrito acuerdos de conciliación de datos con el gobierno federal para programas que incluyen Medicaid y el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria a los que se puede acceder a través de portales de internet.

El aumento de la inscripción en el programa de conectividad podría ayudar a los ciudadanos a acceder a otros servicios y ayudas federales.

Los hogares de cuatro personas con una renta anual de hasta 55 mil dólares pueden optar a los subsidios del programa.

El American Connectivity Program ofrece a los hogares elegibles hasta 30 dólares al mes de descuento en sus cuentas de internet, o 75 dólares al mes para los hogares que viven en territorios tribales, así como un descuento único de 100 dólares para comprar una laptop, una tableta o una computadora de escritorio.

La senadora Jacky Rosen, demócrata por Nevada, formó parte del grupo de trabajo bipartidista del Senado que elaboró la legislación sobre conectividad. Al redactar el proyecto de ley, la senadora citó la falta de acceso y asequibilidad de internet de alta velocidad en muchas comunidades de Nevada.

Toda la delegación del Congreso de Nevada apoyó el proyecto de ley y las medidas para aumentar el acceso a la banda ancha en todo el estado.

La falta de acceso para los hogares rurales y de bajos ingresos se hizo evidente durante la pandemia del coronavirus que cerró empresas, escuelas y servicios de atención a la salud en Nevada y otros estados.

Cuando el Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD) anunció que iba a cambiar al aprendizaje virtual durante la pandemia, el superintendente Jesús Jara señaló que 120 mil alumnos, o el 27 por ciento de las inscripciones de estudiantes del CCSD para 2019-2020, no podrían beneficiarse porque no contaban con una computadora o acceso a internet.

De los 189,473 hogares con niños de entre seis y 17 años en todo el Condado Clark, más del 17 por ciento no tenía una computadora y el 11 por ciento carecía de acceso a internet, según The Kenny Guinn Center of Public Priorities, un instituto de investigación no partidista y sin fines de lucro afiliado a la Universidad de Nevada, en Reno.

De viaje con Harris en Carolina del Norte, Andy Berke, representante especial del Departamento de Comercio para la Banda Ancha de la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información, citó la necesidad del programa de conectividad en todo el país.

“Llamamos a esto internet para todos, y lo decimos en serio. Nadie puede quedarse atrás”, dijo Berke.

La Ley de Inversión en Infraestructuras y Empleos incluía 65 mil millones de dólares para poner internet de alta velocidad a disposición de los residentes de todos los estados, independientemente de su ubicación geográfica o de sus ingresos.

Según la Casa Blanca, desde mayo se han inscrito en el American Connectivity Program alrededor de un millón de familias que cumplen los requisitos. Desde el inicio del programa se han inscrito unos 13 millones.

LO ÚLTIMO