54°F
weather icon Mostly Clear

George Santos, congresista por Nueva York, es arrestado por cargos penales federales

CENTRAL ISLIP, Nueva York – El representante federal George Santos, el republicano de Nueva York célebre por haber inventado partes clave de la historia de su vida, fue acusado de malversación de fondos de su campaña, de mentirle al Congreso sobre sus ingresos y de hacer trampas para conseguir unas prestaciones de desempleo inmerecidas, según informó la fiscalía el miércoles.

Según la acusación, Santos indujo a sus seguidores a hacer donaciones a una empresa bajo el falso pretexto de que el dinero se usaría para apoyar su campaña. En lugar de ello, lo usó para gastos personales, como comprar ropa de diseñador y pagar sus tarjetas de crédito y su auto.

Santos también está acusado de mentir sobre sus finanzas en los formularios del Congreso y de solicitar y recibir prestaciones por desempleo mientras trabajaba como director regional de una empresa de inversión que el Gobierno cerró en 2021 por acusaciones de que se trataba de un esquema Ponzi.

El fiscal federal, Breon Peace, dijo que la acusación “busca responsabilizar a Santos por varios presuntos esquemas fraudulentos y tergiversaciones descaradas”.

“En conjunto, las acusaciones de la acusación acusan a Santos de basarse en la deshonestidad y el engaño repetidos para ascender a los pasillos del Congreso y enriquecerse”, dijo Peace.

Santos se entregó el miércoles y fue trasladado a un tribunal federal de Long Island, donde se esperaba que compareciera por primera vez en el transcurso del día acusado de fraude electrónico, lavado de dinero, robo de fondos públicos y declaraciones falsas ante el Congreso.

Contactado por The Associated Press el martes, Santos dijo que desconocía los cargos.

Santos, de 34 años, fue elegido congresista el pasado otoño tras una campaña basada en parte en falsedades. Dijo a la gente que era un rico negociante de Wall Street con una importante cartera inmobiliaria y que había sido una estrella del voleibol en la universidad, entre otras cosas.

En realidad, Santos no trabajó en las grandes empresas financieras que decía haber contratado, no fue a la universidad y tuvo problemas económicos antes de presentarse a las elecciones. Afirmó que se había enriquecido gracias a la intermediación en la compra de juguetes caros para clientes ricos, pero la acusación alega que esas afirmaciones también eran exageradas.

En sus declaraciones, Santos afirmaba que les había prestado a su campaña y a los comités de acción política relacionados con ella más de 750 mil dólares, pero no estaba claro cómo había podido acumular esa riqueza tan rápidamente después de años en los que tuvo problemas para pagar la renta y se enfrentó a múltiples procedimientos de desalojo.

En un formulario de información financiera, Santos declaró que ganaba 750 mil dólares al año de una empresa familiar, Devolder Organizatio, pero los cargos develados el miércoles alegan que Santos nunca recibió esa suma, ni uno ni cinco millones de dólares en dividendos que declaró que procedían de la empresa.

Santos ha descrito Devolder Organizatio como un corredor de ventas de artículos de lujo como yates y aviones. El negocio se constituyó en Florida poco después de que Santos dejara de trabajar como vendedor para Harbor City Capital, la empresa acusada por las autoridades federales de operar un esquema Ponzi ilegal.

En noviembre de 2021, Santos constituyó Redstone Strategies, una empresa de Florida que, según los fiscales federales, usó para embaucar a donantes y financiar su estilo de vida. Según la acusación, Santos le dijo a un asociado que solicitara contribuciones a la compañía a través de correos electrónicos, mensajes de texto y llamadas telefónicos, y le proporcionó a la persona información de contacto de posibles contribuyentes.

Según la acusación, en los correos electrónicos enviados a los posibles donantes se afirmaba falsamente que la empresa se había creado “exclusivamente” para ayudar a Santos a presentarse a las elecciones y que no habría límites en cuanto a la cantidad que podían aportar. Santos afirmó falsamente que el dinero se gastaría en anuncios de televisión y otros gastos de campaña.

El pasado mes de octubre, un mes antes de su elección, Santos transfirió unos 74 mil dólares de las arcas de la empresa a cuentas bancarias de su propiedad, según el escrito de acusación. También transfirió dinero a algunos de sus asociados.

Muchos de los compañeros republicanos de Santos en Nueva York le pidieron renunciar después de que se revelara su historial de mentiras. Algunos renovaron sus críticas al conocerse el caso.

“George Santos debería haber renunciado en diciembre. George Santos debería haber renunciado en enero. George Santos debería haber renunciado ayer. Y quizá renuncie hoy. Pero tarde o temprano, lo elija o no, la verdad y la justicia llegarán a él”, dijo el representante federal Marc Molinaro, republicano que representa a partes del norte del estado de Nueva York.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, se mostró más prudente: “Creo que en Estados Unidos eres inocente hasta que se demuestre lo contrario”.

Santos ya se ha enfrentado antes a investigaciones penales.

Cuando tenía 19 años, fue objeto de una investigación penal en Brasil por haber usado cheques robados para comprar artículos en una tienda de ropa. Las autoridades brasileñas dijeron que han reabierto el caso.

En 2017, Santos fue acusado de robo en Pensilvania después de que las autoridades dijeran que usó miles de dólares en cheques fraudulentos para comprarles cachorros a criadores de perros. Ese caso fue desestimado después de que Santos afirmara que su chequera había sido robada, y que otra persona se había llevado los perros.

Por otra parte, las autoridades federales han estado investigando denuncias sobre el trabajo de Santos recaudando fondos para un grupo que supuestamente ayudaba a animales domésticos abandonados y maltratados. Un veterano de Nueva Jersey acusó a Santos de no entregar los tres mil dólares que había recaudado para ayudar a su perro a someterse a una operación quirúrgica.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
Juez bloquea la compra de Spirit Airlines por 3,800 mdd por JetBlue

Un juez federal se pone del lado de la administración Biden y bloquea la compra de Spirit Airlines por JetBlue Airways, alegando que la operación, valorada en 3,800 millones de dólares, reduciría la competencia.