62°F
weather icon Clear

Empleadores de Estados Unidos crean 275 mil empleos, una cifra sorprendente

WASHINGTON - Empleadores de Estados Unidos volvieron a registrar un saludable mes de contratación en febrero, añadiendo la sorprendente cifra de 275 mil empleos y mostrando una vez más la resiliencia de la economía estadounidense frente a las altas tasas de interés.

El crecimiento del empleo del mes pasado supuso un aumento respecto al incremento revisado de 229 mil empleos registrado en enero. Al mismo tiempo, la tasa de desempleo subió dos décimas en febrero, a 3.9 por ciento. Aunque se trata de la tasa más alta en dos años, sigue siendo baja según los estándares históricos. Es el mes consecutivo número 25 en que la tasa de desempleo se mantiene por debajo del 4 por ciento, la racha más larga desde los años 60.

Sin embargo, a pesar de la fuerte caída de la inflación, la buena salud del mercado laboral y el récord bursátil, muchos estadounidenses se declaran descontentos con el estado de la economía, un sentimiento que sin duda pesará en la candidatura a la reelección del presidente Joe Biden. Muchos votantes culpan a Biden del aumento de los precios de consumo que comenzó en 2021. Aunque las presiones inflacionistas han disminuido significativamente, los precios promedio se mantienen en alrededor de un 17 por ciento por encima de su nivel de hace tres años.

El reporte del viernes redujo drásticamente la estimación del gobierno sobre la contratación en diciembre y enero, de lo que habían sido aumentos espectaculares a ganancias aún sólidas. El reporte también dio a los luchadores contra la inflación de la Reserva Federal lo que pudiera ser una dosis de noticias alentadoras: los salarios promedio por hora subieron solo un 0.1 por ciento respecto a enero, el menor aumento mensual en más de dos años, y un 4.3 por ciento respecto al año anterior, menos de lo esperado. El crecimiento del salario promedio lleva más de un año superando a la inflación, pero cuando aumenta demasiado deprisa puede alimentar la inflación.

Los datos más recientes reflejan la capacidad sostenida del mercado del empleo para resistir los 11 aumentos de tasas impuestos por la Reserva Federal en su lucha contra la inflación, que han encarecido mucho el endeudamiento de hogares y empresas. Los empleadores han seguido contratando a gran velocidad para satisfacer la demanda constante de los consumidores en toda la economía.

Entre las industrias, las empresas de atención a la salud añadieron 67 mil empleos en febrero, las administraciones públicas a todos los niveles 52 mil y los restaurantes y bares 42 mil. Por el contrario, las fábricas recortaron cuatro mil empleos. Y las empresas financieras, incluidos bancos, aseguradoras e inmobiliarias, solo añadieron mil empleos.

Cuando la Reserva Federal comenzó a aumentar las tasas de interés en marzo de 2022 para combatir el peor brote inflacionista de las últimas cuatro décadas, se predijo una dolorosa recesión, con oleadas de despidos y altas tasas de desempleo. La Reserva Federal elevó su tasa de referencia al nivel más alto en más de dos décadas.

La inflación ha disminuido de forma más o menos constante: en enero, los precios de consumo subieron solo un 3.1 por ciento respecto al año anterior, muy por debajo del máximo interanual del 9.1 por ciento alcanzado en 2022 y cada vez más cerca del objetivo del 2 por ciento fijado por la Reserva Federal. El desempleo sigue siendo bajo. Y no hay recesión a la vista.

Muchos estadounidenses están mostrando confianza en la economía a través de sus acciones: los consumidores, cuyos salarios promedio han superado a la inflación en el último año y que ahorraron dinero durante la pandemia, han seguido gastando e impulsando el crecimiento económico. El producto interior bruto de la economía –la producción total de bienes y servicios– creció un sólido 2.5 por ciento el año pasado, frente al 1.9 por ciento del 2022. Y los empleadores siguen contratando.

Mientras tanto, la modesta desaceleración del mercado de empleos ocurre quizá de la forma menos dolorosa posible: Las empresas están publicando un número ligeramente inferior de ofertas de empleo en lugar de despedir gente. El número de estadounidenses que solicitan beneficios de desempleo semanalmente –un indicador aproximado del número de despidos– se ha mantenido bajo, lo que sugiere que la mayoría de los trabajadores disfrutan de una sólida seguridad laboral.

El crecimiento salarial sigue siendo ligeramente elevado desde la perspectiva de la Reserva Federal porque puede contribuir a las presiones inflacionistas. Algunos economistas argumentan, sin embargo, que los aumentos salariales no necesitan bajar tanto: el aumento de la productividad que comenzó el año pasado –cuando las empresas invirtieron en maquinaria y usaron a sus trabajadores de forma más eficiente– significa que los empleadores pueden pagar más y aun así cosechar utilidades sin subir los precios.

La Reserva Federal dejó de elevar las tasas el pasado mes de julio y ha señalado que planea tres reducciones de tasas este año.

El reporte del viernes estuvo marcado por una enorme revisión a la baja de la estimación previa del Departamento del Trabajo sobre el crecimiento del empleo en diciembre y enero en un total de 167 mil empleos.

“Las revisiones en particular muestran menos fuerza en el crecimiento del empleo de lo estimado anteriormente”, dijo Rubeela Farooqi, economista en jefe para Estados Unidos de High Frequency Economics. “Aun así, la economía sigue creando empleos a un ritmo rápido”.

Para la Reserva Federal, dijo Farooqi, el crecimiento del empleo de febrero se considerará frente a la moderación de los salarios y probablemente será bien recibido por los formuladores de políticas. Dijo que espera que la Reserva Federal empiece a reducir las tasas en junio.

LO ÚLTIMO
El Departamento de Justicia demanda a Apple por los smartphones

La demanda alega que Apple tiene poder de monopolio en el mercado de los teléfonos inteligentes y usa su control sobre el iPhone para “llevar a cabo una conducta amplia, sostenida e ilegal”.