64°F
weather icon Windy

El sospechoso de un tiroteo en Maine es hallado muerto de un disparo aparentemente autoinfligido

LEWISTON, Maine – Las autoridades dicen que un hombre sospechoso de dispararles fatalmente a 18 personas y herir a 13 en Maine ha sido encontrado muerto.

La gobernadora de Maine, Janet Mills, dijo que el cuerpo fue encontrado en Lisbon.

Robert Card, que era buscado en relación con los tiroteos en Schemengees Bar and Grille y en el boliche Just-In-Time Recreation en Lewiston, se cree que murió de una herida de bala autoinfligida, dijo un funcionario de la ley a The Associated Press.

El funcionario no estaba autorizado a discutir públicamente los detalles de la investigación y habló con The AP bajo condición de anonimato. La policía ha programado una rueda de prensa a las 10 a.m.

Card, de 40 años y natural de Bowdoin, Maine, era un reservista del Ejército de Estados Unidos que fue sometido a una evaluación de salud mental a mediados de julio después de que comenzara a actuar de forma errática durante la capacitación, según dijo un funcionario estadounidense a The Associated Press.

Se buscaba a Card desde los tiroteos del miércoles por la noche, y se dictaron órdenes de detención por asesinato contra él.

Un boletín enviado a la policía de todo el país poco después del ataque decía que Card había estado ingresado en un centro de salud mental durante dos semanas el pasado verano tras “escuchar voces y amenazas de disparar” en una base militar.

Según un funcionario estadounidense, Card estaba recibiendo capacitación con el 3er Batallón del 304 Regimiento de Infantería de la Reserva del Ejército en West Point, Nueva York, cuando los mandos empezaron a preocuparse por él.

La policía estatal llevó a Card al Hospital Comunitario del Ejército Keller en West Point para su evaluación, según el funcionario, que no estaba autorizado a discutir públicamente la información y habló con The Associated Press bajo condición de anonimato.

18 víctimas identificadas

El viernes por la tarde, el comisionado de Seguridad Pública del estado, Mike Sauschuck, hizo el anuncio en una conferencia de prensa en la que nombró a las 18 víctimas del tiroteo masivo. Todas las familias de las víctimas han sido notificadas, dijeron las autoridades.

Sauschuck leyó los nombres en voz alta. Detrás de él se colocaron fotos de las víctimas. Tras la lectura se guardó un minuto de silencio.

Los anuncios se produjeron mientras las autoridades rastreaban los bosques y cientos de hectáreas de propiedad familiar, enviaban equipos de buceo con sonar al fondo de un río y examinaban una posible nota de suicidio el viernes, en el segundo día de su intensa búsqueda de un reservista del Ejército acusado de disparar mortalmente a 18 personas y herir a 13 en un boliche y un bar de Maine.

Un portavoz de la oficina del médico forense del estado dijo que las víctimas tenían edades comprendidas entre los 14 y los 76 años.

Casi dos días después del tiroteo, las fuerzas del orden no habían dado ninguna pista sobre el paradero de Robert Card. Sauschuck dijo en una rueda de prensa anterior el viernes que las autoridades estaban dejando todas sus opciones abiertas.

“Vamos a estar por todas partes”, dijo Sauschuck. “Eso no quiere decir que sepamos que el individuo está en esta casa, ya sabes, en esa casa o que están en esa franja de tierra, este acre”.

Búsqueda en negocios y en el agua

La policía y otros agentes del orden fueron vistos en varias zonas de la región el viernes. Los buzos buscaron en el agua cerca de un embarcadero en Lisboa, y en un negocio agrícola en la misma ciudad. A lo largo del día se vieron vehículos policiales circulando a toda velocidad por varias localidades, con las luces encendidas y las sirenas a todo volumen.

Se encontró un arma en el auto de Card, que fue descubierto en una rampa para botes, y los agentes federales la estaban examinando para determinar si fue usada en el tiroteo, dijeron dos funcionarios de las fuerzas del orden a The Associated Press. Los funcionarios no estaban autorizados a discutir públicamente los detalles de la investigación y hablaron con la AP bajo condición de anonimato. Las autoridades han dicho públicamente que el tirador usó al menos un rifle. No han revelado otros detalles, como la forma en que el sospechoso obtuvo el arma de fuego.

Sauschuck dijo el viernes que las autoridades iban a llevar a cabo búsquedas exhaustivas en el cercano río Androscoggin por aire y por barco, y que una empresa de servicios públicos estaba usando sus presas para bajar el río en la zona, pero dejó claro que esa no sería su única área de enfoque.

Las autoridades encontraron el jueves una nota de suicidio en una casa asociada a Card dirigida a su hijo, según informaron las fuerzas del orden. Dijeron que no proporcionaba ningún motivo específico para el tiroteo. Las autoridades también recuperaron el teléfono móvil de Card en la casa, lo que complica la búsqueda porque las autoridades suelen usar los teléfonos para rastrear a los sospechosos, dijeron los funcionarios.

Los agentes federales llevaron a cabo varios registros de propiedades asociadas con Card el jueves, recogiendo una serie de artículos, incluyendo aparatos electrónicos, dijeron los funcionarios. Los investigadores también están analizando la información financiera de Card y revisando sus publicaciones en las redes sociales, sus escritos y su historial de salud mental, dijeron.

‘Su tierra natal’

Los Card han vivido en Bowdoin durante generaciones, dijeron los vecinos, y varios miembros de la familia poseen cientos de acres en la zona. La familia era propietaria del aserradero local y hace años donó el terreno para una iglesia local.

“Este es su terreno”, dijo Richard Goddard, que vive en la carretera donde se llevó a cabo la búsqueda el jueves, refiriéndose al sospechoso. “Conoce cada saliente donde esconderse, cada matorral”.

Las autoridades dicen que Card, de 40 años, que tiene capacitación en armas de fuego, abrió fuego en un bar y un boliche el miércoles en Lewiston, la segunda ciudad más grande de Maine, a unas 15 millas de Bowdoin.

Miembros de la familia de Card dijeron a los investigadores federales que recientemente había hablado de escuchar voces y se centró más en el boliche y el bar, de acuerdo con los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que hablaron bajo condición de anonimato. Cuando fue hospitalizado en julio en Nueva York, Card había dicho a los funcionarios militares que había estado escuchando voces y que quería hacer daño a otros soldados, dijeron los funcionarios.

Un vecino, Dave Letarte, dijo que la familia de Card les dejaba cazar ciervos en su propiedad y eran amables, aunque Letarte dijo que notó que Card parecía tener problemas mentales durante un tiempo.

“La gente tiene problemas, pero no esperas que se vuelvan locos de esa manera”, dijo Letarte.

El número de teléfono de Card que figura en los registros públicos no estaba operativo. Una mujer que respondió a un número de teléfono de uno de los familiares de Card el jueves por la tarde dijo que la familia estaba ayudando al FBI. No dio su nombre ni más detalles.

El tiroteo del miércoles dejó 18 muertos y 13 heridos, tres de los cuales fueron hospitalizados en estado crítico, según las autoridades. Dieciséis de los muertos eran hombres y dos mujeres, escribió Lindsey Chasteen, de la Oficina del Médico Forense en jefe, en un correo electrónico.

La policía dijo el jueves que Card sería acusado de 18 cargos de asesinato una vez que todas las víctimas fueran identificadas.

El entrenador de la liga de boliche es asesinado

Las víctimas de los tiroteos incluyen a Bob Violette, de 76 años, un jubilado que entrenaba a una liga de boliche juvenil y fue descrito como devoto, accesible y amable. El concejal de Auburn Leroy Walker dijo a los medios de comunicación que su hijo, Joe, un gerente en el bar y parrilla, murió yendo tras el agresor con un cuchillo de carnicero. Peyton Brewer-Ross era un dedicado instalador de tuberías de Bath Iron Works cuya muerte deja un vacío enorme en las vidas de su pareja, su hija pequeña y sus amigos, dijeron miembros de su sindicato.

El director de la liga juvenil de boliche prometió que la liga sobreviviría a pesar del devastador dolor que sentían sus miembros.

Antes de que se levantara la orden de refugio en el lugar, la policía había pedido a los residentes que se quedaran en casa en Lewiston y las comunidades circundantes el viernes. Las escuelas, los edificios públicos y muchos negocios estaban cerrados. El Bates College de Lewiston canceló las clases el viernes y aplazó la toma de posesión del primer presidente afroamericano del centro.

En la cercana Sabattus, los cajeros de una gasolinera dijeron a sus clientes que “tuvieran un buen día y se fueran a casa”.

Las autoridades habían reconocido la dificultad de que los residentes se quedaran en casa un segundo día, pero el jefe de policía de Lewiston, David St. Pierre, pidió paciencia y prometió que estaban evaluando constantemente la petición.

Los ataques dejaron atónito a un estado de solo 1.3 millones de habitantes que tiene una de las tasas de homicidios más bajas del país: 29 asesinatos en todo 2022.

La policía estaba clasificando al menos 530 pistas desde los tiroteos. Los técnicos de la escena del crimen seguían reuniendo pruebas en el bar y el boliche. Decenas de agentes pasaron el jueves en los terrenos de la familia Card. Después de varias horas se fueron con la policía estatal diciendo que no estaba claro si el sospechoso había estado alguna vez en el lugar.

Sauschuck se negó a decir cuánto tiempo tardó la policía en llegar al boliche y al bar después de que se reportaran los disparos o si los investigadores tienen alguna idea de dónde podría estar Card o si todavía está vivo.

“Queremos asegurarnos de que detenemos a este individuo, pero tenemos que hacerlo bien”, dijo Sauschuck.

En muchos de los anteriores tiroteos masivos ocurridos en Estados Unidos, el sospechoso fue encontrado -vivo o muerto- en cuestión de minutos.

Este tiroteo es el asesinato masivo número 36 que se produce este año en Estados Unidos, según una base de datos mantenida por The Associated Press y USA Today en colaboración con la Northeastern University.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
Juez bloquea la compra de Spirit Airlines por 3,800 mdd por JetBlue

Un juez federal se pone del lado de la administración Biden y bloquea la compra de Spirit Airlines por JetBlue Airways, alegando que la operación, valorada en 3,800 millones de dólares, reduciría la competencia.