52°F
weather icon Clear

Otro mes de sólida contratación en EE.UU. sugiere más alzas de la Fed

WASHINGTON – Los empresarios estadounidenses ralentizaron sus contrataciones en septiembre, pero aún así añadieron 263 mil puestos de trabajo, una cifra sólida que probablemente mantendrá a la Reserva Federal en el camino de seguir subiendo los tipos de interés de forma agresiva para luchar contra la persistente alta inflación.

El reporte del gobierno del viernes mostró que la contratación cayó de 315 mil en agosto a la ganancia mensual más débil desde abril de 2021. La tasa de desempleo bajó del 3.7 por ciento al 3.5 por ciento, igualando un mínimo de medio siglo.

La Reserva Federal espera que un ritmo más lento de contratación suponga finalmente una menor presión para que los empresarios aumenten los salarios y repercutan esos costos en sus clientes mediante aumentos de precios, una receta para una inflación elevada. Pero es probable que el crecimiento del empleo en septiembre haya sido demasiado robusto para satisfacer a los combatientes de la inflación del banco central.

El mes pasado, los salarios por hora aumentaron un cinco por ciento con respecto al año anterior, el ritmo interanual más lento desde diciembre, pero todavía más caliente de lo que querría la Reserva Federal. La proporción de estadounidenses que tienen un puesto de trabajo o lo están buscando disminuyó ligeramente, una decepción para los que esperaban que un mayor número de personas se incorporara a la población activa y ayudara a aliviar la escasez de trabajadores y la presión al alza sobre los salarios.

El reporte sobre el empleo “fue probablemente demasiado fuerte para permitir a los responsables de la política económica (de la Fed) un gran respiro”, dijo Matt Peron, director de investigación de Janus Henderson Investors.

Asimismo, Rubeela Farooqi, economista jefa de Estados Unidos en High Frequency Economics, dijo que no creía que las cifras más suaves de septiembre sobre el empleo y los salarios impidieran a la Reserva Federal subir sus tipos de interés de referencia a corto plazo en noviembre en una cantidad inusualmente grande de tres cuartos de punto por cuarta vez consecutiva, y en medio punto más en diciembre.

En Wall Street, las acciones cayeron el viernes por la mañana, una señal de que los inversores prevén unos aumentos de intereses más agresivos por parte de la Reserva Federal. El índice S&P 500 se hundió un 1.9 por ciento en las primeras operaciones. Y el rendimiento de la nota de Tesorería a dos años, que tiende a seguir las expectativas de las acciones de la Fed, subió al 4.31 por ciento desde el 4.26 por ciento del jueves.

La ansiedad pública que ha surgido por los altos precios y la perspectiva de una recesión también está teniendo consecuencias políticas, ya que el Partido Demócrata del presidente Joe Biden lucha por mantener el control del Congreso en las elecciones de mitad de mandato de noviembre.

En su épica batalla por frenar la inflación, la Fed subió sus tipos de intereses de referencia cinco veces este año. Su objetivo es ralentizar el crecimiento económico lo suficiente como para reducir el aumento anual de los precios hacia su objetivo del dos por ciento.

Le queda un largo camino por recorrer. En agosto, una medida clave de la inflación interanual, el índice de precios al consumo ascendió al 8.3 por ciento. Y por ahora, el gasto de los consumidores -el principal motor de la economía de Estados Unidos- está mostrando resistencia. En agosto, los consumidores gastaron un poco más que en julio, señal de que la economía estaba resistiendo a pesar del aumento de los tipos de interés, las violentas oscilaciones del mercado de valores y la inflación de los precios de los alimentos, la renta y otros productos básicos.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha advertido sin rodeos que la lucha contra la inflación “traerá algo de dolor”, sobre todo en forma de despidos y mayor desempleo. Algunos economistas mantienen la esperanza de que, a pesar de las persistentes presiones inflacionistas, la Reserva Federal consiga el llamado aterrizaje suave: ralentizar el crecimiento lo suficiente como para domar la inflación, sin llegar a inclinar la economía hacia la recesión.

Es una tarea notoriamente difícil. Y la Reserva Federal está tratando de lograrlo en un momento peligroso. La economía mundial, debilitada por la escasez de alimentos y el aumento de los precios de la energía como consecuencia de la guerra de Rusia contra Ucrania, puede estar al borde de la recesión. Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, advirtió el jueves que el FMI está rebajando sus estimaciones de crecimiento económico mundial en cuatro billones de dólares hasta 2026 y que “es más probable que las cosas empeoren antes de que mejoren”.

Powell y sus colegas del comité de elaboración de políticas de la Reserva Federal quieren ver señales de que la abundancia de puestos de trabajo disponibles -actualmente hay un promedio de 1.7 vacantes por cada estadounidense desempleado- se reducirá de forma constante. Esta semana se produjeron algunas noticias alentadoras, cuando el Departamento de Trabajo informó de que las ofertas de empleo se redujeron en 1.1 millones en agosto, hasta los 10.1 millones, el menor número desde junio de 2021.

Por otra parte, según cualquier estándar de la historia, las vacantes siguen siendo extraordinariamente altas: en los registros que se remontan al año 2000, nunca habían superado los 10 millones en un mes hasta el año pasado.

El mes pasado, los restaurantes y bares añadieron 60 mil puestos de trabajo, al igual que las empresas de salud. Las administraciones estatales y locales recortaron 27 mil puestos de trabajo. Los minoristas, las empresas de transporte y los almacenes redujeron modestamente el empleo.

Muchos estadounidenses parecen haber decidido que todavía hay muchos puestos de trabajo disponibles y que pueden tomarse su tiempo para aceptar uno. Entre ellos está Jenny Savitscus, de Columbus, Ohio, que recientemente obtuvo un certificado de tecnología en un programa dirigido por Goodwill. Savitscus, de 45 años, a quien le gustaría un trabajo en alta tecnología, dijo que está dispuesta a esperar a un empleador que le ofrezca horarios flexibles y opciones de trabajo en casa.

“Hay oportunidades ahí fuera”, dijo. “Los empresarios y los solicitantes de empleo están tratando de encontrar el equilibrio adecuado” entre el trabajo y la vida familiar. Dijo que puede permitirse el lujo de esperar al puesto adecuado porque tiene dos trabajos de profesora a medio tiempo.

El reporte del gobierno del viernes subrayó lo resistente que sigue siendo el mercado de trabajo, aunque se esté desacelerando.

“El mercado laboral de Estados Unidos sigue desacelerándose, pero no hay señales de que se esté estancando”, dijo Nick Bunker, jefe de investigación económica del Laboratorio de Contratación de Indeed. “El crecimiento de las nóminas ya no está a la velocidad del chorro que vimos el año pasado, pero el empleo sigue creciendo rápidamente”.

Radial, una empresa que impulsa los negocios en internet de Lucky Brands, Tommy Hilfiger y Calvin Klein, es un empleador que está contratando con más cautela. La empresa tiene previsto contratar a 15 mil trabajadores de temporada en sus 25 almacenes -siete mil menos que hace un año- y a dos mil en sus centros de atención al cliente, dijo Sabrina Wnorowski, directora de recursos humanos de Radial, con sede en King of Prussia, Pensilvania.

Wnorowski dijo que el enfoque más moderado de la empresa en cuanto a la contratación refleja un enfoque renovado en la incorporación de trabajadores más cerca del pico de la temporada de vacaciones para que sean más productivos. Señaló que el crecimiento de las ventas por internet se está ralentizando y que el ajustado mercado laboral parece debilitarse un poco. Peloton, por ejemplo, el fabricante de equipos de ejercicio de alta gama, anunció el jueves que va a recortar 500 puestos de trabajo, el 12 por ciento de su plantilla.

Sin embargo, algunas empresas siguen adelante con la contratación. Walt Rowen, presidente de Susquehanna Glass Co. en Columbia, Pensilvania, dijo que la empresa, que fabrica productos de vidrio decorativo, necesita unos 15 trabajadores temporales junto con una plantilla a tiempo completo de entre 40 y 45 personas. Rowen ha subido el sueldo de los trabajadores principiantes de unos nueve dólares la hora antes de la pandemia a 14 dólares la hora y, sin embargo, sigue luchando por cubrir las vacantes.

“Cada vez es más difícil”, dijo. “Antes podías entrevistar a 10, contratar a cinco y quedarte con tres. Ahora entrevistamos a 20, conseguimos cinco y nos quedamos con uno”.

Los redactores de Negocios de AP Anne D’Innocenzio, en Nueva York, y Christopher Rugaber, en Washington, contribuyeron a reportar este artículo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Testigo: Empleado de Walmart abrió fuego en sala de descanso; seis muertos

El gerente de un Walmart abrió fuego contra sus compañeros de trabajo reunidos en la sala de descanso de una tienda de Virginia, dijo un testigo el miércoles. Seis personas murieron en el segundo tiroteo masivo de alto perfil en el país en pocos días.

Renunció Chris Magnus

WASHINGTON (AP) — El jefe de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. renunció a su trabajo al frente de la agencia de aplicación de la ley más grande del país, ya que los agentes se encuentran con un número récord de inmigrantes que ingresan a EE.UU. desde México.

No se necesitará reservar para las visitas de un día a Yosemite en 2023

Poniendo fin a un requisito que ha estado en vigor durante los últimos tres años, el Parque Nacional de Yosemite no requerirá que la gente haga reservaciones el próximo año para las visitas de un día al famoso sitio de la Sierra.

Despega el nuevo cohete lunar de la NASA 50 años después de Apollo – FOTOS

El nuevo cohete lunar de la NASA despegó el miércoles en su primer vuelo con tres maniquíes de prueba a bordo, lo que acerca a Estados Unidos a volver a poner astronautas en la superficie lunar por primera vez desde el fin del programa Apollo hace 50 años.

El Tribunal Supremo rechaza otro caso de prohibición de bump stocks

El Tribunal Supremo volvió a rechazar el lunes escuchar una demanda que involucra una prohibición de la era Trump sobre los bump stocks, los aditamentos para armas que permiten que las armas semiautomáticas disparen rápidamente como ametralladoras y que fueron usados en el tiroteo masivo en el Strip de Las Vegas.