86°F
weather icon Cloudy

La votación sobre la compra de los Mavericks por Adelson se completará en unos días, según una fuente

La votación de la Junta de Gobernadores de la NBA para transferir la propiedad mayoritaria de los Dallas Mavericks de Mark Cuban a las familias Adelson y Dumont se está llevando a cabo por correo electrónico y los resultados de la votación se esperan dentro de unos días, dijo el viernes una fuente familiarizada con el proceso.

Miriam Adelson, accionista mayoritaria de Las Vegas Sands Corp, está adquiriendo una participación estimada del 70 por ciento en el equipo de la NBA del multimillonario empresario Cuban, que desde principios de 2000 ha sido el dueño mayoritario de los Mavericks. Cuban había comprado el equipo al empresario y político H. Ross Perot por 285 millones de dólares.

Adelson confirmó en noviembre que estaba vendiendo dos mil millones de dólares en acciones de Sands para financiar la adquisición.

La familia Adelson, y no Sands, está invirtiendo en el equipo de básquetbol.

La familia ha indicado que, si se aprueba la venta del equipo, el yerno de Adelson, el presidente y director de operaciones de Sands, Patrick Dumont, se uniría a la Junta de Gobernadores como representante de los Mavericks. Cuban continuaría como dueño minoritario del equipo con una participación aproximada del 27 por ciento y seguiría a cargo de las operaciones de básquetbol.

La venta del equipo está en las últimas fases de finalización.

Según la fuente familiarizada con el proceso, un subcomité de la Junta de Gobernadores de la NBA entrevistó a Adelson y Dumont y recabó información sobre antecedentes empresariales, financieros y personales.

El subcomité emitió el miércoles su reporte de verificación de antecedentes al resto de la junta y recomendó la aprobación de la transacción.

Aunque las votaciones sobre la propiedad de los equipos pueden celebrarse en reuniones periódicas de la Junta de Gobernadores, se decidió realizar la votación por correo electrónico debido a las vacaciones.

La fuente dijo que los gobernadores tendrían “un puñado de días” para presentar sus votos. Se necesita al menos el 75 por ciento de los votos de los 30 dueños de equipos de la NBA -23- para aprobar el traspaso.

Una vez completado, se espera que la junta o la liga confirmen el resultado.

La familia Adelson ha indicado que no tiene planes de trasladar el equipo de Dallas.

Las Vegas Sands adquirió en julio 108 acres en Irving, Texas, cerca de los estadios donde juegan los Texas Rangers y los Dallas Cowboys en Arlington.

Un portavoz de Sands confirmó que una filial de Sands, Village Walk RE 2 LLC, compró los terrenos cerca del antiguo sitio del Texas Stadium, donde jugaban los Cowboys antes de trasladarse al AT&T Stadium en 2009.

Funcionarios de la compañía no dijeron para qué se usaría el terreno, pero se especula ampliamente que se convertiría en el sitio para un complejo integrado con un casino con un estadio para los Mavericks.

“La empresa lleva tiempo mostrando su interés por Texas, y Dallas-Fort Worth en concreto, y es posible que realice más inversiones inmobiliarias en el futuro”, declaró el portavoz.

Los Mavericks tienen tiempo de sobra para encontrar un nuevo hogar. El equipo se ha comprometido a jugar hasta 2030 en el American Airlines Center, que en abril fue objeto de una mejora de 18.5 millones de dólares en asientos y paneles de video en el estadio que comparten los Mavericks y los Dallas Stars de la NHL.

Sands lleva años presionando a los legisladores de Texas para que aprueben el juego de casino en el Estado de la Estrella Solitaria. La próxima Legislatura de Texas se reunirá en 2025.

Sands no reveló los términos del acuerdo de venta del terreno, pero los registros fiscales del Condado Dallas indican que el valor de la propiedad es de 22.4 millones de dólares.

LO ÚLTIMO
Tribunal Supremo: los expresidentes gozan de amplia inmunidad

En una sentencia histórica de 6-3, los magistrados devolvieron el caso de Donald Trump al tribunal de primera instancia para reglamentar lo que queda del encausamiento del abogado especial Jack Smith contra Trump.