101°F
weather icon Mostly Clear

La policía persigue al pistolero que hirió a 10 personas en Brooklyn

NUEVA YORK.- Un hombre al que se buscaba en relación con un atentado en un tren de metro de Brooklyn que dejó a 10 personas heridas de bala -y que interrumpió una vez más el largo viaje de la Ciudad de Nueva York hacia la normalidad pospandémica- se considera ahora sospechoso, dijo el miércoles el alcalde Eric Adams.

Los investigadores habían buscado inicialmente a Frank R. James como persona de interés. La policía dijo el martes que James había rentado una furgoneta posiblemente relacionada con los actos de violencia del martes, pero que no estaban seguros de que fuera responsable del propio tiroteo. Adams, en declaraciones a NPR el miércoles por la mañana, no ofreció detalles sobre los motivos por los que las autoridades buscaban ahora a James como sospechoso, más allá de citar “nueva información de la que ha dispuesto el equipo”.

Las autoridades estaban examinando unos videos en redes sociales en los que el hombre de 62 años denunciaba que Estados Unidos era un lugar racista e inundado de violencia y a veces arremetía contra Adams.

“Esta nación nació en la violencia, se mantiene viva gracias a la violencia o a la amenaza de ella y va a morir de forma violenta. No hay nada que lo impida”, dijo James en un video.

El comisionado de policía Keechant Sewell calificó los mensajes de “preocupantes” y los funcionarios reforzaron la seguridad de Adams, que ya estaba aislado tras dar positivo en la prueba del COVID-19 el domingo.

Adams dijo el miércoles que los investigadores estaban centrados en encontrar a James.

“Vamos a seguir cerrando el círculo en torno a él y trayéndolo, y continuando la investigación de este horrible acto contra neoyorquinos inocentes”, dijo el demócrata en MSNBC.

El pistolero lanzó granadas de humo en un vagón de metro atestado de gente y luego efectuó al menos 33 disparos con una pistola de nueve mm, según la policía. Cinco víctimas de los disparos se encontraban en estado crítico, pero se esperaba que los 10 heridos en el tiroteo sobrevivieran. Al menos otra docena de personas que escaparon de los disparos fueron tratadas por inhalación de humo y otras lesiones.

Un pasajero, Jordan Javier, pensó que el primer sonido de estallido que escuchó fue el de un libro cayendo. Luego hubo otro estallido. La gente empezó a moverse hacia la parte delantera del auto, dijo, y se dio cuenta de que había humo.

Cuando el tren entró en la estación de 36th Street, en el vecindario de Sunset Park, la gente salió corriendo y se dirigió a otro tren al otro lado del andén. Los pasajeros lloraron y rezaron mientras se alejaban de la escena, dijo Javier.

“Solo estoy agradecido por estar vivo”, dijo.

La estación estaba abierta como de costumbre el miércoles por la mañana, menos de 24 horas después de la violencia. Jude Jacques, que toma el tren D para ir a su trabajo como director de seguridad contra incendios a unas dos manzanas del lugar del tiroteo, dijo que reza todas las mañanas, pero que el miércoles tenía una petición especial.

“Dije: ‘Dios, todo está en tus manos’”, dijo Jacques. “Estaba inquieto, y puedes imaginar por qué. Todos están asustados por lo que acaba de ocurrir”.

La red de metro en su conjunto operaba con normalidad el miércoles, con la policía revisando mochilas en algunas estaciones, incluida la del centro de Atlantic Avenue/Barclay’s Center.

El tirador del martes huyó en medio del caos, dejando atrás la pistola, cargadores extendidos, un hacha, granadas de humo detonadas y no detonadas, un bote de basura negro, un carro rodante, gasolina y la llave de una furgoneta U-Haul.

Esa llave condujo a los investigadores hasta James, que tiene direcciones en Filadelfia y Wisconsin, dijo el jefe de detectives de la policía de Nueva York, James Essig. La furgoneta se encontró más tarde, desocupada, cerca de una estación en la que los investigadores determinaron que el pistolero había entrado en el metro, dijo Essig.

Los videos de YouTube, llenos de insultos y aparentemente publicados por James, que es afroamericano, están repletos de lenguaje violento y comentarios intolerantes, algunos de ellos contra otras personas afroamericanas.

En un video, publicado un día antes del ataque, critica la delincuencia contra los afroamericanos y dice que es necesario tomar medidas drásticas.

“Ahora hay chicos que van con ametralladoras y acribillan a gente inocente”, dice James. “No va a mejorar hasta que nosotros lo hagamos mejor”, dijo, y añadió que pensaba que las cosas solo cambiarían si ciertas personas eran “pisoteadas, pateadas y torturadas” para salir de su “zona de confort”.

Varios videos mencionan el metro de Nueva York.

Un video del 20 de febrero dice que el plan del alcalde y el gobernador para abordar el problema de los indigentes y la seguridad en la red de metro “está condenado al fracaso” y se refiere a sí mismo como “víctima” de los programas de salud mental de la ciudad. Un video del 25 de enero critica el plan de Adams para acabar con la violencia armada.

Adams dijo en una declaración en video que la ciudad “no permitirá que los neoyorquinos sean aterrorizados, ni siquiera por un solo individuo”.

LO ÚLTIMO
Tribunal Supremo: los expresidentes gozan de amplia inmunidad

En una sentencia histórica de 6-3, los magistrados devolvieron el caso de Donald Trump al tribunal de primera instancia para reglamentar lo que queda del encausamiento del abogado especial Jack Smith contra Trump.