70°F
weather icon Clear

El parque temático ‘Spy Ninjas’ llega a Las Vegas

Actualizado March 1, 2024 - 4:34 pm

Los fans de “Spy Ninjas”, una serie de YouTube desarrollada por las estrellas de las redes sociales Chad Wild Clay y Vy Qwaint, podrán recrear algunas de las aventuras de sus héroes cuando el parque temático Spy Ninjas HQ abra sus puertas en Las Vegas el mes que viene.

El centro de actividades cubierto de 55 mil pies cuadrados abrirá sus puertas el 9 de marzo en el 7980 W. Sahara Avenue, al oeste de Buffalo Drive.

“Estamos muy contentos de llevar nuestras aventuras de YouTube a los fans en la vida real”, dijo Clay en un comunicado anunciando la apertura. “Nuestros canales de YouTube siempre han hecho hincapié en la creatividad y la actividad física. Construimos el mejor entorno posible para la creación de equipos y la creación de vínculos”.

Entre las atracciones del parque se encuentran una tirolina de 115 pies —la tirolina cubierta más larga de Nevada —, camas elásticas, salas de escape de varios niveles, atracciones de realidad virtual, lanzamiento de hachas y una sala de máquinas recreativas de habilidad.

Los visitantes podrán grabar y compartir sus experiencias en las carreras de obstáculos y otras atracciones del centro de diversión familiar. También podrán grabarse cortando fruta con herramientas ninja, una tendencia de YouTube popularizada por el matrimonio Clay y Qwaint.

Entre Clay y Qwaint suman más de 44 millones de suscriptores y 15 mil millones de visitas en todo el mundo.

Se cree que Spy Ninjas HQ es el primer parque de aventuras basado en propiedad intelectual creada exclusivamente en las redes sociales.

También colabora en el proyecto Bryan Severance, de Fallout Zones Consulting, con sede en Las Vegas, que diseña, construye y opera diversos centros de entretenimiento familiar.

Severance declaró a la publicación especializada en centros de juego RePlay Magazine que espera que 500 mil personas visiten anualmente Spy Ninjas HQ.

El nuevo parque temático tendrá unos 100 empleados.

LO ÚLTIMO