86°F
weather icon Cloudy

La nueva experiencia de golf de Las Vegas pretende ser ‘divertidísima’

Puede que Atomic Golf lleve golf en su nombre, pero este deporte es solo una pequeña parte de las instalaciones de entretenimiento que abrieron sus puertas la semana pasada en el centro de Las Vegas.

Eso no significa que no pueda servir de puente para aquellos que quieran aprender más.

“Estamos poniendo palos en manos de la gente por primera vez”, afirma Brian Birckbichler, vicepresidente mayor de Atomic Golf Las Vegas. “Si el tres por ciento del millón de personas que entran por nuestras puertas este año dicen: ‘Oye, esto es genial. Voy a hacerlo en el campo’, entonces el golf gana”.

A primera vista, Atomic Golf parece un campo de prácticas tradicional. Hay 103 cajas de golf repartidas en cuatro pisos y una zona de putting en una esquina. Si se gira en la otra dirección, hay seis bares con todos los servicios, un salón cervecero y opciones gastronómicas. Las cajas de golf están equipadas con enormes pantallas de video que permiten que cada golpe se traduzca en una partida virtual.

“Ninguno de nuestros juegos tiene aspecto de golf”, afirma Birckbichler. “Sigues haciendo swing. Estás haciendo swing a un objetivo, pero por lo que se ve estás jugando un videojuego”.

No se ofrecen clases ni instructores de golf. El campo sí dispone de Trackman, que permite medir cada golpe.

“Puedes ver la velocidad de la bola, el vértice, la rotación, la trayectoria. Todo eso se ve en la pantalla”, explica Birckbichler. “Pero también puedes divertirte muchísimo haciéndolo al mismo tiempo”.

Atomic Golf se ubica en 1850 South Main St. y está vinculado a The Strat. Según Birckbichler, esta asociación ayudará a los visitantes a comprender que Atomic Golf es mucho más que un campo de prácticas. Pero será un punto de lanzamiento para nuevos jugadores.

“De vez en cuando, alguien golpea la pelota por primera o segunda vez y algo se dispara en su cabeza, como ‘esto me gusta de verdad’”, dijo Birckbichler.

Honores para una empleada del TPC

Misty Kadel, asistente administrativa de mantenimiento de campos de golf en el Club de Jugadores de Torneos (TPC) Summerlin, fue la ganadora del Premio A. James Clark 2023.

Este premio honra a un empleado de toda la red de TPC que ejemplifica el compromiso, una fuerte ética de trabajo y un liderazgo inspirador.

Kadel ha trabajado en TPC Summerlin durante más de una década tras una carrera en ingeniería nuclear. Los funcionarios de TPC Summerlin elogiaron a Kadel por su espíritu y la duradera impresión que causa en sus compañeros de trabajo, socios e invitados.

“Misty se enorgullece de seguir y administrar las políticas de la empresa con justicia y precisión, encarnando el cuidado y la compasión que uno esperaría de una madre de cuatro hijos y abuela de otros cuatro”, dijo el director general Brian Hawthorne. “Misty encarna la personificación de lo que la red TPC desea en un empleado”.

Este es el noveno año que se concede el premio y la primera vez que recae en una empleada de Nevada. Cada uno de los 29 clubes de la red TPC nomina a un empleado para este honor.

Kadel será reconocida con placas tanto en el TPC Summerlin como en la sede de la red en el TPC Sawgrass en Ponte Vedra Beach, Florida. También se hizo una donación en su nombre a Special Olympics Nevada, donde Kadel es voluntaria.

Honores por los Rebels

Dos jugadores de la UNLV fueron nombrados golfistas de la semana en la Mountain West. La estudiante de primer año Toa Yokoyama ganó el premio femenino por segunda vez esta temporada tras su cuarto puesto en el Mountain View Collegiate de Tucson, Arizona. Fue su cuarto top-10 de la temporada.

El alumno de último año Yuki Moriyama ganó el premio masculino por primera vez tras conseguir el primer título de su carrera en el All-American Collegiate de Humble, Texas.

LO ÚLTIMO