87°F
weather icon Cloudy

Senadora del estado de Nevada es investigada por el FBI

El FBI está investigando si la senadora estatal Dina Neal usó su influencia para conseguir dinero federal para un amigo, una acusación expuesta por primera vez por el Las Vegas Review-Journal.

Los agentes han entrevistado al profesor de negocios del College of Southern Nevada (CSN), Kevin Raiford, y a la jefa de policía de North Las Vegas, Jacqueline Gravatt, en relación con Neal y una investigación del Review-Journal sobre su conducta, según los registros y entrevistas.

Raiford dijo que fue interrogado por dos agentes del FBI el 6 de marzo sobre la participación de Neal en el multimillonario programa de subvenciones NV Grow, financiado con impuestos y destinado a ayudar a las empresas locales. Facilitó al Review-Journal dos tarjetas de visita de los agentes y un mensaje de voz dejado por uno de los investigadores para concertar la reunión.

Los agentes hicieron referencia al reportaje del periódico en un correo electrónico de la ciudad y durante una entrevista con Raiford.

Raiford previamente se quejó tanto con el CSN y con el estado que Neal, demócrata por North Las Vegas, trabajó para conseguir que fuera destituido como director de NV Grow después de que se negó a conceder dinero a las empresas no cualificadas. Una de esas empresas es propiedad de un amigo de Neal, el expolicía de North Las Vegas Donavan McIntosh.

“Su principal línea de preguntas era: ¿Me presionó para que diera los fondos a esta empresa? Y yo dije que sí”, declaró Raiford al Review-Journal.

Neal, que ha negado rotundamente cualquier delito, no respondió a la petición de comentarios. El Review-Journal reveló el año pasado que el Estado estaba investigando a Neal, pero la Oficina de Asesoramiento Legislativo se ha negado a facilitar el resultado de la investigación porque no se considera un registro público.

Anteriormente, Neal había llamado “campaña de desprestigio” a las noticias sobre la reunión de las fuerzas del orden con funcionarios municipales, generadas por desacuerdos políticos con la ciudad de North Las Vegas. En una declaración del año pasado, escribió que siempre se había comportado de forma ética.

Neal creó un fondo de defensa legal en agosto, pero lo disolvió en noviembre, escribiendo en una declaración de campaña que nunca lo usó.

Agentes entrevistan a la policía

Agentes del FBI se han puesto en contacto con Gravatt en varias ocasiones desde mayo, según muestran los correos electrónicos de la ciudad. Un agente, J. Aaron Woodill, al que se hace referencia en un correo electrónico como supervisor de la unidad de corrupción pública del FBI en Las Vegas, firmó una hoja de visita a la ciudad en mayo. En enero, envió un correo electrónico a Gravatt sobre “el caso que tenemos”.

Gravatt y Woodill declinaron hacer comentarios para este reportaje. En un comunicado, la portavoz del FBI Sandra Breault dijo que no podía confirmar la investigación. Señaló que el FBI generalmente revisa las denuncias de conducta delictiva, pero esas averiguaciones pueden no dar lugar a una investigación completa.

En las denuncias presentadas ante el CSN y funcionarios estatales, Raiford alegó que Neal se entrometió en NV Grow, que comenzó en 2015 y ha asesorado a cientos de propietarios de pequeñas empresas, ayudándoles a obtener préstamos y desarrollar estrategias para expandirse. El portavoz de CSN, Richard Lake, dijo que no podía hacer comentarios sobre asuntos de personal.

Raiford dijo que Neal se mantuvo prácticamente al margen hasta 2021, cuando consiguió un poco más de dos millones de dólares en subvenciones para el programa. La senadora ha patrocinado la financiación de NV Grow cada vez que se planteó en la Legislatura bienal, que el año pasado concedió más de un millón de dólares en fondos para ayudar al programa.

Neal ha preguntado con frecuencia sobre el programa y sus finanzas, de acuerdo con los correos electrónicos CSN proporcionados a la Review-Journal. También preguntó sobre el estado de la financiación de McIntosh y las solicitudes de otras dos empresas. Neal quería que McIntosh usara el dinero para devolver un préstamo que ella le había concedido para poner en marcha su negocio, según la denuncia de Raiford.

McIntosh no pudo ser contactado para hacer comentarios para esta historia. Anteriormente había colgado el teléfono a un reportero cuando se le preguntó por la implicación de Neal en su negocio.

Neal presionó Raiford para dar McIntosh “por lo menos 20 mil dólares” para su negocio de ropa, de acuerdo con la denuncia de Raiford y mensajes de texto que dijo que eran de Neal. Finalmente, concedió seis mil dólares al negocio de McIntosh, Maction LLC.

Neal como agente registrada

En ese momento, la senadora figuraba como “agente registrada no comercial” de la empresa, una persona que recibe documentos fiscales y legales para la empresa. Desde el año pasado, ya no es la agente registrada, según muestran los registros de la Secretaría de Estado.

Raiford dijo que recientemente se enteró por el FBI de que Neal había sido agente registrada.

“Me quedé impactado”, dijo. “Estaba abrumado por la emoción. Qué vergüenza. Demuestra que me obligaron a hacerlo”.

Antes de que Raiford fuera expulsado del programa en agosto de 2022, Neal envió un correo electrónico a su jefa, la vicepresidenta del CSN Clarissa Cota, para hacer un seguimiento de lo que ella dijo que era una reunión sobre Raiford, según los correos electrónicos publicados en una solicitud de registros públicos.

Cota respondió que los administradores estaban discutiendo las recomendaciones para la supervisión del programa y pidió concertar una reunión con Neal, muestran los correos electrónicos.

“La reestructuración permitiría a NV Grow aprovechar su éxito y avanzar en la dirección que usted ha expresado que desea ver”, escribió Cota.

Desde que se fue de NV Grow, Raiford dijo que ha escuchado de decenas de empresas que no se sienten como si hubieran recibido lo que necesitan. Le preocupa la forma en que el programa gasta el dinero y acudió al Review-Journal el año pasado, dijo, cuando su queja quedó sin respuesta por parte de la escuela.

“Todas las semanas recibo llamados de personas que piden ayuda”, dijo Raiford, que sigue siendo profesor titular del CSN. “Las verdaderas víctimas aquí son las personas que pagaron sus impuestos para esto y están perdiendo sus empresas”.

LO ÚLTIMO