82°F
weather icon Clear

Jara duró más que la mayoría de los superintendentes del Condado Clark.

El mandato del superintendente Jesús Jara en el Distrito Escolar del Condado Clark fue agitado y estuvo marcado por despidos, recontrataciones y peticiones para su despido antes de que la junta escolar aprobara su renuncia en febrero.

Sin embargo, su mandato fue el cuarto más largo en los casi 70 años de historia del distrito y más largo que el promedio de los superintendentes de los distritos más grandes del país, según muestra la investigación.

En mayo de 2018, una junta escolar dividida eligió a Jara, un superintendente adjunto en el Condado Orange, Florida, para dirigir las escuelas del Condado Clark. Duró dos meses menos de seis años, casi un año más que el promedio de permanencia en los distritos con más de 100 mil estudiantes, según reportes de noticias sobre un estudio de 2018 del Broad Center, que analizó datos de 15 años.

Con 300 mil estudiantes, el Condado Clark es el quinto distrito escolar más grande del país.

En los 100 distritos más grandes del país, el promedio de permanencia era de unos seis años, según el estudio.

El Distrito Escolar del Condado Clark está ahora buscando un nuevo líder en un momento de considerable rotación de superintendentes en todo el país, según sugieren algunas investigaciones.

Más de uno de cada cinco líderes de los 500 distritos escolares más grandes de la nación dejaron sus puestos en el año escolar 2022-2023, según el Ilo Group, una firma consultora de educación.

Una encuesta realizada por Rand Corporation a 222 superintendentes en 2022 reveló que el 13 por ciento tenía previsto dejar su puesto al final del curso escolar. El estrés relacionado con el trabajo encabezaba las razones de los superintendentes para considerar dejar su puesto, y las relaciones con la junta escolar ocupaban el segundo lugar. Las juntas escolares son responsables tanto de contratar como de despedir a los superintendentes.

Tras una oleada de despidos de superintendentes en California, los legisladores estatales aprobaron el año pasado un proyecto de ley que exige un periodo de reflexión, según informó la redacción de la organización sin fines de lucro EdSource. La ley prohíbe a las juntas escolares despedir a un superintendente o a un superintendente adjunto en los 30 días siguientes a la toma de posesión o la destitución de un nuevo miembro de la junta.

La Junta Escolar del Condado Clark, que estaba dividida en su apoyo a Jara en el momento de su renuncia, ha dicho que espera tener un nuevo superintendente en noviembre.

LO ÚLTIMO