52°F
weather icon Clear

FBI investiga al capitán del alguacil de Nye por presunta mala conducta

El FBI está investigando a un capitán del alguacil del Condado Nye por mala conducta después de que una serie de reportajes del Review-Journal plantearan dudas sobre la ética y el abuso de poder como ayudante, según fuentes familiarizadas con el caso.

Cuatro personas que han sido entrevistadas o han hablado con agentes del FBI afirman que los investigadores formularon una serie de preguntas centradas en las acciones del capitán David Boruchowitz, incluida su conducta en el caso de la exdirectora ejecutiva de Valley Electric Association (VEA), Angela Evans, y en los contratos de la cárcel que supervisa.

Un reportaje del Review-Journal de febrero mostraba que Boruchowitz se ha enfrentado a amplias acusaciones de que ha abusado de su poder durante años y que ayudó a formar un grupo activista para destituir a la dirección de la VEA al mismo tiempo que supervisaba el arresto de Evans.

Todas las fuentes hablaron con la condición de mantener el anonimato porque dijeron que el FBI les había pedido que se abstuvieran de hablar de sus interacciones con la agencia. Las fuentes dijeron que los agentes del FBI no revelaron la dirección de la investigación de Nye, pero hicieron preguntas sobre Boruchowitz y otros funcionarios del condado.

Boruchowitz arrestó a Evans en 2019, alegando que usó su cargo para realizar mejoras en su propiedad personal, pero el Review-Journal descubrió que no era propietaria de la residencia cuando se completaron las obras. El caso era tan defectuoso que los fiscales retiraron los cargos, y ella demandó a Boruchowitz y al condado. Un juez federal está decidiendo actualmente si concede una petición de la defensa para desestimar el caso.

Boruchowitz admitió en las declaraciones para el caso civil de Evans que dirigía un grupo que trabajaba para desbancar a la junta de la VEA y que consideraba postularse a un asiento de la junta -que paga unos 20 mil dólares al año- mientras dirigía la investigación de Evans.

Una fuente dijo que la investigación inicial sobre Boruchowitz parece haberse ampliado a algunos otros funcionarios electos de Nye, pero dijo que el FBI no le ha dicho quién ni por qué.

“Aquí se abrió una caja de Pandora con graves problemas”, dijo.

Boruchowitz se negó a conceder una entrevista y dijo que solo respondería a preguntas por escrito, que el periódico se negó a facilitar. El Review-Journal le proporcionó información sobre el tema del reportaje, pero siguió sin querer hablar de ello.

La agente especial Christina Burt, que según las fuentes está realizando entrevistas en el Condado Nye, no devolvió llamadas, y la portavoz del FBI Sandra Breault no quiso hacer comentarios.

“El FBI no confirma ni desmiente, ni proporciona información actualizada, sobre investigaciones específicas”, escribió en un correo electrónico. “Esto incluiría la descripción de los pasos de investigación que hayamos o no hayamos tomado, las entrevistas que hayamos o no hayamos realizado y la información que hayamos o no hayamos obtenido”.

Abogado rechaza comentarios

El abogado de Evans, Andre Lagomarsino, también se negó a comentar “de una manera u otra” si está hablando con el FBI sobre el caso Evans.

El reportaje sobre Evans reveló que la jefa de Boruchowitz, la alguacil Sharon Wehrly, declaró en unas declaraciones que no veía ningún problema en la actuación de Boruchowitz en el caso. Ambos han mantenido que el caso penal contra Evans era sólido y culparon a la oficina del fiscal del distrito de retirar los cargos.

Boruchowitz había sido acusado de una serie de acciones cuestionables, como mostrar porno casero en la oficina del alguacil y mantener relaciones inapropiadas con los reclusos de la cárcel mientras dirigía las instalaciones. Su historial también incluye la presentación de múltiples demandas y reclamaciones de responsabilidad civil.

Wehrly declaró que el FBI investigó las acusaciones de relaciones en 2015, pero le entregó el caso.

“Puedo decirte que hubo una investigación del FBI al respecto, y al concluir la investigación del FBI, no había delito y lo que recomendaban era la disciplina”, declaró en una declaración del caso Evans.

Boruchowitz declaró en el mismo caso que recibió una suspensión de 10 horas por tener una “relación inapropiada” con una persona en libertad condicional.

Wehrly, a quien Boruchowitz, como expresidente del sindicato policial, apoyó durante su primera candidatura, lo ha ascendido repetidamente desde que asumió el cargo en 2015. Se enfrenta a una dura contienda por la reelección en noviembre, tras dos polémicos mandatos.

El FBI deja caer la pelota

Dos fuentes dijeron que al FBI le preocupaba que el reportaje del Review-Journal hiciera parecer que la agencia había “dejado caer la pelota” en la investigación de 2015 y que los funcionarios querían asegurarse de que esta vez realizaban una investigación exhaustiva de las acusaciones que rodeaban a Boruchowitz y otros asuntos en el Condado Nye.

Otra fuente dijo que el FBI empezó a investigar a finales de 2021 o principios de 2022 (antes de los reportajes), pero que han seguido de cerca los reportes de las noticias.

Parece que han intensificado sus entrevistas después de la noticia, dijeron las fuentes. Pero otras dos fuentes clave con conocimiento de las acciones de Boruchowitz dijeron el miércoles que el FBI no se ha puesto en contacto con ellos en la investigación actual.

El departamento del alguacil también se enfrenta a una investigación estatal por las acciones de los ayudantes del alguacil relacionadas con un terrible accidente mortal ocurrido en marzo de 2021 en el que murieron tres miembros de una familia de Idaho.

El mes pasado, el fiscal del distrito de Nye, Chris Arabia, pidió al Departamento de Seguridad Pública del estado que investigara el hecho de que los ayudantes del alguacil de Nye no detuvieran a un conductor, Tyler Kennedy, que creían que estaba intoxicado una hora antes de que matara a tres personas.

Los reportajes del Review-Journal revelaron nuevas pruebas de cámaras corporales que contradecían las declaraciones de Boruchowitz, que afirmaba que los ayudantes creían que Kennedy no estaba intoxicado cuando lo dejaron irse. Arabia quiere determinar si los agentes que dejaron escapar a Kennedy podrían enfrentarse a cargos penales y si la oficina del alguacil no entregó ninguna prueba del caso para encubrir un error.

Ninguna de las fuentes dijo haber recibido información sobre el tiempo que duraría la investigación del FBI.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Cientos de niños son atropellados cerca de escuelas; muchos incidentes no son registrados

Cientos de niños han sido atropellados por vehículos mientras andaban en bicicleta o caminaban cerca de las escuelas públicas del valle de Las Vegas, pero los educadores y los padres no están al tanto de la gran mayoría de los choques, según muestran los registros y las entrevistas, lo que reduce la capacidad de enfocar las zonas de peligro.

Hallazgos de RJ hacen que Nevada revise las reducciones de multas de tránsito

Las autoridades estatales están creando un grupo de trabajo para estudiar la frecuencia con la que las multas de tránsito se reducen a infracciones de estacionamiento en la corte, después de una investigación de Review-Journal que muestra que cientos de miles fueron reducidas, incluso infracciones graves.

El trabajo de investigación de Jeff German relacionado con Robert Telles

El periodista de investigación asesinado Jeff German había reportado ampliamente sobre la agitación y las acusaciones de los empleados sobre el acoso y el favoritismo en la oficina del administrador público del Condado Clark que involucra a Robert Telles. Telles ha supervisado la oficina desde principios de 2019.

Fiscal pide que se investigue a los agentes que no detuvieron a un conductor ebrio

El fiscal del distrito del Condado Nye pidió al estado que investigue si los agentes implicados en un accidente mortal de alto perfil deberían enfrentarse a cargos penales por no haber detenido al conductor y si el departamento del alguacil ocultó pruebas a los fiscales, según se enteró el Review-Journal.