68°F
weather icon Clear

Raiders refuerza su línea defensiva al añadir a tackle de Dolphins

El entrenador de los Raiders, Antonio Pierce, argumentó que el club debía incorporar a un tackle defensivo dominante en scouting combine de la NFL.

El gerente general Tom Telesco no tardó mucho en conseguirle a Pierce su hombre.

Telesco y los Raiders llegaron a un acuerdo con el tackle defensivo de los Dolphins Christian Wilkins el lunes, el primer día del periodo de manipulación legal de la NFL. El equipo, al hacerlo, dio al edge rusher Maxx Crosby un compañero digno. Los Raiders también mejoraron potencialmente su línea defensiva de buena a genial.

Esto tuvo un precio significativo.

Wilkins, de 28 años, obtuvo un contrato de cuatro años por un valor de hasta 110 millones de dólares. El contrato incluye 84.7 millones de dólares en garantías.

Es dinero bien gastado para un club que lleva años buscando un complemento para Crosby. Los Raiders también firman con Wilkins tras una impresionante temporada en la que registró 65 tacleadas totales y nueve sacks, el récord de su carrera.

Ha demostrado ser una presencia impresionante en el interior.

Wilkins terminó con 61 presiones el año pasado, el quinto mejor de la NFL entre los defensivos interiores, según Next Gen Stats. Tuvo 18 presiones cuando estaba en doble equipo. La capacidad de comerse a los bloqueadores y aún así tener éxito presionando a la bolsa de protección es algo que los Raiders no han tenido de un tackle defensivo en años.

Los Dolphins no volvieron a contratar a Wilkins porque no creyeron en su talento. Miami está casi 22 millones de dólares por encima del tope salarial proyectado por la NFL y necesita estar por debajo para el miércoles. Los Dolphins también perdieron el lunes en la agencia libre al edge rusher Andrew Van Ginkel y al guard Robert Hunt porque no podían permitírselos.

La pérdida de Miami es la ganancia de los Raiders.

Pierce habló en el combine sobre agregar un ancla capaz de quitarle presión a Crosby y unirse a una sala de línea defensiva que también cuenta con el emergente pass rusher Malcolm Koonce y el lineman de segundo año Tyree Wilson.

“Sabes que tenemos algunos extremos, y esos chicos aparecieron”, dijo Pierce. “Sabes lo que vas a conseguir de Maxx. Malcolm Koonce se ha hecho un hueco, y Tyree lo hará muy bien. Pero, ¿qué bien quedaría si pusiéramos un par de piezas más en el centro de esa defensa?”

Pierce dijo que añadir otra fuerte presencia interior elevaría a todo el grupo a otro nivel. Eso es justo lo que los Raiders han hecho con Wilkins.

“Y ahora Maxx no tiene que correr tanto por fuera, porque ese quarterback, ya no puede dar un paso adelante”, dijo Pierce. “Porque tiene presión y fuerza por dentro y en el B gap”.

LO ÚLTIMO