78°F
weather icon Clear

Exjugador local encuentra su hogar en el campo de los Pats

Leon Evans recuerda aquella temporada de segundo año. Aquella en la que Rhamondre Stevenson comenzó a trabajar con el equipo de fútbol americano de Centennial High.

Recuerda lo fácil que le resultaron las cosas al chico. Cómo nada le parecía tan desafiante.

“Mondre jugaba con tanta facilidad”, dijo Evans, ahora entrenador de Rancho. “Siempre pensó que estaba jugando fútbol americano en el patio trasero con sus amigos. Era tan fluido. Un tipo con mucho talento”.

Una habilidad que lo ha llevado a lo más alto.

Stevenson es un running back de segundo año con los Patriots, pero el suyo no ha sido el más común de los viajes. No se clasificó académicamente al salir de la preparatoria, tomó la ruta de la universidad junior y aterrizó en Oklahoma.

“Los últimos (cuatro) años han sido grandes saltos para Mondre”, dijo el entrenador de los Patriots, Bill Belichick.

Volviendo a casa

El talento nunca fue duda. Tampoco lo fue el estilo físico. Stevenson mide seis pies y pesa 230 libras. Rápido. Ágil. Una explosión definitiva. También fue el mejor back de New England al final de la temporada de novato.

Pasó los últimos días aquí, volviendo a casa para dos prácticas conjuntas contra los Raiders antes de que los equipos se enfrenten el viernes por la noche en Allegiant Stadium.

Donde su ciudad cuenta ahora con una de las 32 franquicias. También es uno de los dos Patriots con vínculos en Las Vegas. El veterano defensive lineman Lawrence Guy asistió a Western High.

“Es emocionante estar allí”, dijo Stevenson, una selección de cuarta ronda cuya familia se mudó al valle cuando él tenía tres años. “Cuando iba en el autobús, pensaba: ‘Voy a una práctica de la NFL en Las Vegas’.

“No hay mucha gente de Las Vegas que llegue a la NFL. Todo esto hace que valga la pena. Solo intento ser uno de esos tipos y hacer que valga la pena”.

No será por falta de trabajo duro.

Se lesionó en parte de su temporada como senior en Centennial, se tomó un año libre y trabajó en una tienda de sándwiches con su hermano. También asistió a clases de educación para mejorar su promedio de puntos (GPA) y ser elegible según los estándares de la Asociación Nacional Atlética Colegial (NCAA).

Entonces, un amigo le mencionó que asistiría a Cerritos (California) College.

Entonces volvió la chispa para competir.

Los entrenadores no sabían de Stevenson para empezar, pero pronto se enteraron. En Cerritos corrió más de 2,600 yardas y 19 touchdowns en dos temporadas. Siguió con más de 1,400 yardas en dos más en Oklahoma.

“Estuvo a punto de rendirse hasta que tuvimos un par de charlas”, dijo el padre de Stevenson, Robert, que asistió a los entrenamientos conjuntos. “Creo que nunca dejó de creer en sí mismo. La mayoría de la gente habría renunciado. Él logró resistir, y ahora está trabajando igual de duro”.

“Incluso salió a correr por las colinas después del entrenamiento (del martes). Nunca se detiene”.

Es probable que Damien Harris -929 yardas y 15 touchdowns de carrera la temporada pasada- sea el running back titular de New England. Pero empezó a repartirse los acarreos con Stevenson en la Semana 8 y ha sido un poco propenso a las lesiones en tres años con los Patriots.

Esto le abre la puerta a Stevenson, a quien Belichick elogió por su mejora, por entender mejor a la NFL, por lo que hacen los Patriots, por lo que hacen los oponentes, y por aprender a navegar en un cierto ritmo de juego y de temporada.

En un sistema que más que nada ha sido de running back por comisión, el jugador de Las Vegas podría encontrarse como una opción de tres downs.

Sus números de novato: 133 acarreos, 606 yardas.

Y todo comenzó hace años en los jóvenes campos de Las Vegas.

“Se diferenció”

Todos saluden a Green Machine.

Era el monstruo de un equipo para el que jugaba Stevenson, ya muy por encima de su grupo de edad. Uno de sus compañeros más jóvenes era Brevin Jordan, antigua estrella de Bishop Gorman y ahora tight end de los Texans.

No es una mala colección de niños de ocho a 10 años.

“El físico de Mondre era algo diferente”, dijo Kevin Walker, entrenador del equipo. “Se diferenció pronto. Por tamaño. Velocidad. No es una sorpresa dónde está ahora. Siempre quiso ser grande.

“Y aquí está”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Los Raiders, como Jekyll y Hyde, caen a cero a tres tras perder con los Titans

Durante tres semanas consecutivas, el entrenador Josh McDaniels, el quarterback Derek Carr y cualquier otra persona relacionada con los Raiders han estado junto a los podios y los casilleros tratando de explicar la desgracia de perder partidos de fútbol americano ganables.

 
La rotación de la línea ofensiva de los Raiders es confusa e ineficaz

Siguiendo la tendencia del campamento de entrenamiento y la pretemporada, los Raiders usaron una rotación a lo largo de la línea ofensiva en la que siete jugadores vieron acción y se usaron cuatro iteraciones de la línea el domingo en la apertura de la temporada contra los Chargers.

 
Cle Ferrell, de los Raiders, centrado en su nuevo papel y en ganar

Hubo un momento en el partido de pretemporada de los Raiders contra los Patriots de la semana pasada en el que el defensive end Cle Ferrell se puso en posición de dos puntos fuera del borde de la línea de golpeo.

 
El equipo de Vegas Nation proyecta alineación de 53 hombres de los Raiders

Los Raiders deben tomar varias decisiones antes de la fecha límite de la NFL (el martes a la 1 p.m.) para reducir la alineación a 53 jugadores, y una de las más importantes es qué hacer con el exseleccionado de primera ronda Alex Leatherwood.