85°F
weather icon Windy

Análisis: Regreso de Ruggs a NFL tras cárcel no es imposible

La sentencia del ex wide receiver de los Raiders Henry Ruggs a por lo menos tres años de prisión por su participación en un accidente en el que murió una mujer de Las Vegas podría no significar el final de su carrera en la NFL.

Como ha demostrado la historia, la NFL ha estado dispuesta a ofrecer a los jugadores que han infringido la ley una segunda oportunidad para volver al terreno de juego.

Así ha ocurrido en otros casos, como el de Ruggs, en el que los jugadores fueron declarados legalmente responsables de accidentes de tráfico que costaron la vida a otras personas. O, como demostró la saga de las peleas de perros de Michael Vick hace casi 15 años, incluso cuando alguien comete un delito atroz que no solo conlleva penas de cárcel, sino también un increíble escarnio público.

La pasada disposición de la liga a perdonar deja claramente una puerta abierta para que Ruggs reinicie su carrera.

Pero hay retos. Entre ellos, volver a estar en forma para la NFL tras perderse casi cinco temporadas y encontrar un equipo dispuesto a aceptar cualquier reacción negativa del público que crearía su incorporación. Además, ese equipo tendría que convencer a la liga de que es merecedor de su reincorporación.

La NFL declinó hacer comentarios sobre la situación de Ruggs. Varios ejecutivos de equipos no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Ruggs ha sido suspendido indefinidamente por la liga por su papel en el accidente de 2021 en el que murieron Tina Tintor, de 23 años, y su perro. Se declaró culpable el miércoles de un cargo de delito grave de DUI con resultado de muerte y un cargo de homicidio vehicular, recibiendo una sentencia de prisión de tres a 10 años.

Si, como estiman algunos analistas jurídicos, Ruggs cumple tres años de su condena, tendría 27 años en el momento de su puesta en libertad. Eso le dejaría todavía en la flor de la vida atlética.

Suponiendo que se mantenga en forma durante los próximos tres años, es fácil imaginarlo sacudiéndose el óxido y recuperando o acercándose a la forma atlética que mostró durante sus dos primeras temporadas con los Raiders.

El ejemplo más reciente y comparable sería el de Vick, el ex quarterback de la NFL que cumplió 18 meses de cárcel por dirigir una red de peleas de perros. Tras su puesta en libertad en 2009, el entonces jugador de 29 años fue readmitido por el comisionado de la NFL Roger Goodell.

En aquel momento, varios equipos manifestaron que no estaban interesados en incorporar a sus filas a la antigua estrella de los Falcons, debido al desprecio y el desdén generalizados que sus delitos habían suscitado en la opinión pública. Y eso será sin duda un reto para Ruggs, dados los trágicos resultados de sus acciones.

Pero los Eagles, entonces bajo la dirección del actual entrenador de los Chiefs, Andy Reid, estuvieron dispuestos a firmar un contrato de dos años con Vick. Para septiembre de la temporada siguiente, Vick se había convertido en el quarterback titular, iniciando una exitosa carrera de cinco años con los Eagles.

También se han dado segundas oportunidades en casos de jugadores de la NFL declarados legalmente responsables de la muerte de otras personas.

Donte Stallworth, Leonard Little y Josh Brent estaban al volante en accidentes de tráfico relacionados con el alcohol que cobraron vidas. Tras concluir sus obligaciones legales, los tres volvieron a jugar en la NFL.

Sin embargo, ninguno enfrentó el largo retraso de regreso al campo que enfrenta Ruggs. Stallworth, Brent y Little volvieron al campo entre uno y dos años después de sus delitos.

Si Ruggs consigue mantenerse en forma, como hizo Vick durante los 18 meses que pasó en prisión, aún será lo suficientemente joven como para volver a poner su cuerpo a punto para la NFL.

Las preguntas serán: ¿Estará la NFL dispuesta a perdonar? ¿Y habrá algún equipo dispuesto a darle una segunda oportunidad, sabiendo lo drástica que pudiera ser la reacción del público?

LO ÚLTIMO