83°F
weather icon Clear

Fiesta mexicana: Canelo y Munguía combaten en Las Vegas

Actualizado May 6, 2024 - 11:24 am

Si Jaime Munguía no tuvo toda la atención de Canelo Álvarez al entrar a la pelea por el título indiscutile de peso supermediano del sábado por la noche en T-Mobile Arena, ciertamente la consiguió en los primeros asaltos.

Una vez que Álvarez se vio envuelto en la pelea, supo qué hacer.

El resultado fue una victoria por decisión unánime para Álvarez (61-2-2, 39 nocauts), quien siguió siendo el campeón indiscutible y le propinó a Munguía la primera derrota de su carrera.

Álvarez ganó en las tarjetas 117-110, 116-111 y 115-112 para retener sus cinco cinturones.

“Me tomé mi tiempo”, dijo Álvarez. “Tengo mucha experiencia. Munguía es un gran luchador; es fuerte e inteligente, pero tuve 12 asaltos para ganar la pelea y lo hice. Lo hice muy bien y estoy orgulloso de ello”.

Munguía (43-1, 34 KOs) estuvo encima del campeón desde el principio, controlando el ritmo y la distancia y terminando el tercer asalto con una ráfaga que arrinconó a Álvarez y puso de pie a una multitud de 17,492 personas.

Álvarez, que pasó gran parte de la semana peleando con el promotor de Munguía, Oscar De La Hoya, ya había visto suficiente.

Detuvo a Munguía en seco con una gran derecha a principios del cuarto asalto que frenó al retador. Un minuto después, siguió una izquierda limpia con un gancho corto de derecha que envió a Munguía a la lona por primera vez en su carrera.

A partir de ahí fue una pelea diferente, ya que Álvarez volvió a mostrar su dominio técnico.

Crucero en rondas finales

Munguía todavía tuvo sus momentos, pero no tenía la misma velocidad o poder que tenía al principio de la pelea y no fue capaz de hacer ni de cerca el daño trabajando el cuerpo que hizo en los primeros tres asaltos.

Álvarez eligió sus lugares para una mano derecha que todavía tiene mucho poder e impidió que Munguía encontrara los ángulos que había podido explotar al principio de la pelea.

El resultado fue lo que parecía una victoria por control de crucero para Álvarez, pero no fue nada durante unos 10 minutos al comienzo de la pelea.

“Salí fuerte y estaba ganando las primeras rondas”, dijo Munguía en español. “Dejé ir mis manos, pero él es un peleador con mucha experiencia; la pérdida duele porque es mi primera derrota y me sentí fuerte. No hay duda de que habría vencido a cualquier otro esta noche. Tiene mucha experiencia. Empecé bien, pero él es un luchador que crea muchos problemas”.

Cartelera

En el evento coestelar, el campeón interino de peso wélter del CMB, Mario Barrios (29-2, 18 KOs), derribó en el tercer asalto a Fabián Andrés Maidana (22-3, 16 KOs) y resistió en algunos momentos difíciles en los asaltos intermedios para obtener una decisión unánime.

“Son los que no ves venir los que suelen ser los más difíciles”, dijo Barrios, quien entró a la pelea como favorito de -1,200.

Las únicas derrotas de Barrios fueron contra los campeones mundiales Keith Thurman y Gervonta Davis.

“Sabía que venía para una pelea dura y que era un guerrero como yo pensaba”, dijo Barrios. “Luchó duro durante 12 asaltos como esperaba. Una vez que mi ojo comenzó a hincharse, fue difícil encontrar mi alcance, pero nos apegamos a lo fundamental, tratamos de encontrar oportunidades y logramos la victoria”.

Brandon Figueroa (25-1, 19 KOs) defendió el título interino de peso pluma del CMB con un nocaut sobre Jessie Magdaleno (29-3, 18 KOs), nativo de Las Vegas.

Figueroa conectó una izquierda al cuerpo justo antes de que sonara la campana para finalizar el noveno asalto, y Magdaelno se dobló sobre sus manos y rodillas cuando la cuenta del árbitro llegó a 10.

“Simplemente tenía que tener paciencia”, dijo Figueroa. “Estaba bloqueando el golpe al cuerpo con su brazo, pero tuve que desgastarlo para conseguir la apertura. Esperé y lo conseguí”.

El olímpico lituano Eimantas Stanionis (15-0, 9 KOs) obtuvo una victoria por decisión unánime sobre Gabriel Maestre (6-1-1, 5 KOs) en la primera pelea de la cartelera principal.

Stanionis tomó el control en los asaltos intermedios y retuvo el cinturón de peso wélter de la AMB con una victoria sobre un oponente al que derrotó cuando eran aficionados hace casi una década.

El jugador de 29 años estaba feliz de estar en acción por primera vez en casi dos años. A una apendicectomía de emergencia le siguieron tres peleas pospuestas durante ese lapso.

“Sé que dije que no habría óxido en el ring, pero por supuesto es diferente una vez que estás en el ring con todas las luces”, dijo. “Fue muy emotivo estar de vuelta en el ring después de un tiempo tan largo y frustrante. No fue mi mejor actuación. Volveré la próxima vez y seguro que mejor.”

LO ÚLTIMO