76°F
weather icon Clear

EDITORIAL: La falsa generosidad del gobierno federal con la tierra

Los burócratas de Washington anunciaron recientemente que los gobiernos del sur de Nevada podrán comprar tierras federales a precios reducidos. En algunos casos, podría ser tan bajo como 100 dólares por acre. Los compradores deberán destinar la propiedad a la construcción de viviendas asequibles.

“Esto está muy por debajo de la tasa de ventas de tierras comparables, que en un momento llegó a un máximo de más de dos millones de dólares por acre”, dijo el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos.

En cierto sentido, es una gran noticia. El crecimiento de Nevada sigue siendo fuerte. El estado atrae a gente de todo el país, especialmente de California.

Pero los costos de la vivienda siguen siendo elevados. Los precios de la vivienda han bajado desde máximos pandémicos, pero el precio medio de la vivienda sigue siendo muy superior a 400 mil dólares. El mercado ha reaccionado en cierta medida, ya que están surgiendo apartamentos por todo el valle. Se están construyendo unas 12,500 unidades multifamiliares. Sin embargo, se necesitan más, sobre todo para las rentas más bajas. A pesar de los problemas de infraestructura, la liberación de más suelo tiene sentido.

Una de las principales causas del elevado precio de la vivienda es la escasez de suelo urbanizable. Más suelo del gobierno federal debería ayudar a liberar bienes inmuebles que puedan utilizarse para ajustar mejor la demanda a la oferta. Y una mayor oferta de vivienda es un ingrediente clave para estabilizar los precios en general.

Pero es importante recordar que la escasez de terrenos disponibles en la zona de Las Vegas es una limitación artificial. El gobierno federal controla más del 80 por ciento de Nevada, incluida gran parte de la propiedad vacante en el condado de Clark. Es un porcentaje muy superior al de otros estados. En muchos estados del Este, la cantidad es inferior al cinco por ciento.

De hecho, aquí no hay escasez de terrenos. La escasez se debe a que hay mucho terreno bajo el control de Washington, y solo una pequeña parte es propiedad sensible desde el punto de vista medioambiental, preservada y protegida para uso público, como el Área de Conservación Nacional de Red Rock Canyon. Los esfuerzos realizados a lo largo de los años por la delegación del estado en el Congreso para desbloquear algunas de esas propiedades para la construcción de viviendas y otras urbanizaciones han tenido resultados dispares.

Varios miembros de la delegación de Nevada se apresuraron a atribuirse el mérito del nuevo programa de liberación de tierras.

“Durante demasiado tiempo el desarrollo de viviendas asequibles en tierras públicas en Nevada ha sido empantanado por un proceso ineficiente, y yo impulsé estas mejoras vitales que harán más fácil la construcción de más viviendas para las familias trabajadoras de Nevada”, dijo la senadora Catherine Cortez Masto.

Pero el problema no es un proceso ineficiente para la distribución de la tierra. Es que el gobierno federal “posee” gran parte de los vastos espacios abiertos que se encuentran dentro de las fronteras de Nevada en el primer lugar.

LO ÚLTIMO
Cuatro mitos sobre el fitness en los que debes dejar de creer

En esta era digital y de redes sociales, es común buscar la perfección física, falsos parámetros de belleza y figuras que muestran su cuerpo definido en su estructura muscular en nuestra consulta. Pero, ojo: con tantos expertos digitales, podemos desorientarnos y afectar nuestra salud. Así que voy a hablarte sobre los cuatro mitos en los que debes dejar de creer para lograr la tu mejor versión saludable y feliz:

Crecen las estafas con falsos “abogados” de inmigración. ¿Qué hacer para evitarlas?

El caso de Wendy López sirve para explicar lo que está ocurriendo actualmente con miles de personas que buscan legalizar su situación migratoria en Estados Unidos. Ella llegó en 2021 y salió liberada de un centro de detención; pensó que había contratado a un abogado para tramitar su solicitud de asilo, pero al asistir a corte se dio cuenta de que había sido engañada y estuvo a punto de ser deportada.

Padres, políticos y educación sexual: ¿Puede alguien dar lo que no tiene?

Por más que quiero hablar de otra cosa, los políticos no me dejan. La ONU no deja de meter la pata (ahora pretenden aceptar el sexo entre un adulto y un menor que lo consienta); el famoso DeSantis, gobernador de Florida, quiere, quizás de buena fe, parar el adoctrinamiento de nuestros niños en las escuelas. Mientras tanto, los sexólogos no dan la cara para defender a niños y adolescentes que están, junto a gran parte de la sociedad, más perdidos que el hijo de Lindbergh.

Las personas adictas al amor vienen de familias disfuncionales, que no satisfacen sus necesidades afectivas básicas

Según estadísticas e investigaciones, las personas adictas al amor vienen de familias disfuncionales, que no satisfacen sus necesidades afectivas básicas. Familias donde hay muchos secretos, roles rígidos, no hay libertad para expresar deseos o sentimientos; donde no se pueden ejercer las cinco libertades de Virginia Satir:

¿Qué debo hacer al sufrir un accidente?

Cuando hay días de lluvia en algunas áreas de Las Vegas, surge la pregunta: ¿Qué debo hacer después de un accidente?

Sexualidad: Todo lo que hacemos afecta a terceros

Diana Montoya me invitó a un programa de radio. Se trataba de un debate sobre el sexo en grupo, donde participó gente muy inteligente, pero muy atrasada sobre conocimientos actuales de sexo y familia. Mi mayor asombro lo provocó una investigadora de Barcelona, que proclamaba que el sexo era una decisión de dos y que, si estaban de acuerdo en hacer orgías, ese era su problema.

Todos podemos caer en las garras del adulterio

Sábado en la noche. Llego a un centro nocturno. Lo veo, no puedo mirar hacia otro lado. Me gusta ese hombre. Me mira, lo observo. Salgo a bailar con un amigo y él me sigue mirando. Finalmente, me saca a bailar. Baila como los ángeles. Empieza a hablar. Piensa igual que yo. Nos transformamos de dos extraños en dos personas que tienen la impresión de haberse conocido por años. Me siento deseada, viva.

Los hijos reciclan nuestra conducta, pero hay que parar la bola de nieve

Siempre recuerdo un caso de mi programa “Quién tiene la razón”, que demuestra cómo los hijos reciclan nuestra conducta. La madre no paraba de llorar porque su hija estaba enamorada de un hombre “igualito a su papá”. Me rogaba que la “convenza” de dejar ese novio, que es un delincuente, según su percepción. Es el retrato de su ex marido, quien también estuvo preso y fue finalmente deportado del país.