88°F
weather icon Clear

Nevada reporta una de las tasas de casos de COVID más bajas de EE.UU.

Un descenso en las hospitalizaciones y casos de COVID-19 continuó por quinta semana consecutiva tanto en el Condado Clark como en Nevada, con el estado reportando una de las tasas de casos más bajas del país.

Nevada reportó 109.5 casos por cada 100 mil personas durante la semana pasada, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). El promedio de Estados Unidos es más del doble, con 227 casos por cada 100 mil.

El descenso de Nevada no es una sorpresa, según Brian Labus, profesor adjunto de bioestadística y epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la UNLV. La oleada de casos provocada por las subvariantes de ómicron llegó a Nevada antes que a la mayoría de los estados, y a su vez está retrocediendo aquí antes.

“Es el flujo y reflujo normal de la enfermedad, y las diferencias de un lugar a otro se basan únicamente en el momento”, dijo Labus el miércoles.

Aun así, reconoció que la tendencia es una buena noticia.

“Ya no tengo que usar un cubrebocas cuando voy a la tienda”, dijo Labus, miembro del equipo de asesoramiento médico de COVID-19 del gobernador Steve Sisolak.

A finales de la semana pasada, los CDC cambiaron el nivel de COVID-19 del Condado Clark de alto a medio, poniendo fin a su recomendación de que todo el mundo use un cubrebocas en lugares públicos cerrados. Durante casi dos meses el condado había estado estancado en la zona “alta”, una designación basada en las hospitalizaciones y el número de casos.

Una vez que los niveles bajen a medio, los CDC recomiendan que las personas con alto riesgo de enfermedad grave hablen con su proveedor de atención a la salud sobre si deben seguir usando un cubrebocas.

En un comunicado sobre la nueva designación del condado, el Distrito de Salud del sur de Nevada dijo: “La gente puede optar por seguir usando cubrebocas en lugares públicos interiores, y las personas con síntomas o que dan positivo a COVID-19 deben permanecer en casa y usar un cubrebocas bien ajustado cuando estén cerca de otros”.

Los condados de Churchill y Carson City se mantienen en niveles altos. El Condado White Pine está en un nivel bajo y el resto del estado está en niveles medios, según los CDC. Casi el 42 por ciento de los condados, distritos y territorios de Estados Unidos siguen teniendo niveles altos de COVID-19.

En la última semana, las hospitalizaciones por COVID-19 en el Condado Clark han disminuido a 226 desde 285, según los datos publicados el miércoles por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nevada. También bajaron en todo el estado, a 286 de 378.

El promedio de dos semanas de nuevos casos confirmados diariamente en el condado bajó a 326 de los 442 de la semana pasada. En todo el estado, el promedio bajó de 550 a 433.

Las hospitalizaciones se consideran un mejor indicador de las tendencias de la enfermedad que el número de casos, que depende de que la gente se haga las pruebas. Considera que con 275 casos por cada 100 mil personas, California tiene 2½ veces la tasa de casos de Nevada, pero también tiene casi el doble de la tasa de pruebas. Más pruebas significa que se detectarán más casos.

El número de casos se ha convertido en un indicador aún más erróneo de las tendencias de la enfermedad, ya que cada vez más personas optan por hacerse las pruebas rápidas en casa, cuyos resultados no se incluyen en el recuento de casos.

Además de las hospitalizaciones y los casos, el promedio diario de dos semanas de muertes por COVID-19 en el Condado Clark disminuyó de dos a una. En todo el estado, el promedio se mantuvo en dos.

Aunque con semanas de retraso respecto al Condado Clark y Nevada, el país en su conjunto está empezando a experimentar una tendencia a la baja. El promedio de siete días de nuevos casos diarios en Estados Unidos descendió un 7.3 por ciento con respecto a la semana anterior, hasta 117,351, y los nuevos ingresos hospitalarios se redujeron un 4.4 por ciento, hasta 6,112, según los CDC.

Según Labus, el patrón de la pandemia ha sido que los casos aumentan y luego disminuyen, alcanzando una meseta hasta que se consolida una nueva variante capaz de evadir la inmunidad de la infección o la vacunación anterior.

Teniendo esto en cuenta, los investigadores están buscando nuevas variantes. La semana pasada se detectaron por primera vez niveles bajos de BA.4.6, una variante preocupante que está ganando terreno en el Medio Oeste, en las aguas residuales del Condado Clark, dijo Edwin Oh, investigador y profesor adjunto de la Facultad de Medicina Kirk Kerkorian de la UNLV. El análisis de las muestras de aguas residuales proporciona una visión temprana de las tendencias de la enfermedad.

“Dependiendo de la prevalencia de esta señal en las aguas residuales durante las próximas dos a tres semanas, tendremos más confianza sobre si esta variante va a ser una variante dominante aquí”, escribió Oh en un correo electrónico.

A lo largo de la pandemia, ha habido 770,315 casos confirmados de COVID-19 en Nevada, incluidos 587,219 en el Condado Clark, según los datos estatales. Ha habido 11,297 muertes totales en todo el estado, con 8,828 en el Condado Clark.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO