99°F
weather icon Clear

Los mayores consumidores de agua podrían sufrir restricciones, según la SNWA

Actualizado March 16, 2023 - 10:40 am

Una propuesta que daría a los administradores de agua del sur de Nevada la capacidad de limitar el uso de agua residencial solo afectaría al 20 por ciento de los usuarios en el valle de Las Vegas, les dijeron los representantes de la Autoridad del Agua del Sur de Nevada (SNWA) a los legisladores estatales el lunes.

El proyecto de ley 220 le daría a la Autoridad del Agua del Sur de Nevada la capacidad de limitar el uso de agua residencial en viviendas unifamiliares a unos 163 mil galones al año durante los periodos en que el gobierno federal ha declarado una escasez de agua por la sequía del río Colorado, que suministra el 90 por ciento del agua del sur de Nevada.

El proyecto de ley también establecería un programa para convertir miles de hogares con sistemas sépticos en sistemas del alcantarillado municipal de la región y garantizar que más agua pueda ser reciclada y enviada de vuelta al Lago Mead en lugar de perderse en el suelo.

Otro paso hacia la conservación

De aprobarse, la medida supondría otro paso importante en los esfuerzos de conservación del agua en el condado más poblado del estado más seco del país, donde en los últimos años se han promulgado medidas agresivas de ahorro de agua como la prohibición del césped decorativo, el cobro de tarifas por uso excesivo a los mayores usuarios y la limitación del tamaño de las piscinas nuevas.

El director de servicios públicos de la Autoridad del Agua del Sur de Nevada, Andy Bellanger, dijo que el 20 por ciento de los usuarios usan más de 163 mil galones - alrededor de medio acre-pie - al año, por lo que el otro 80 por ciento de los clientes en el valle no vería ningún impacto de la factura.

“Pero sí afecta a ese 20 por ciento de clientes que usan más agua y no han hecho los cambios necesarios para proteger las reservas de agua de nuestras comunidades”, dijo Bellanger al Comité de Recursos Naturales de la Asamblea.

Bellanger dijo que no hay planes para imponer las restricciones. Pero dado que se espera que las condiciones a lo largo del río Colorado disminuyan en el futuro, la autoridad quiere tener la capacidad en caso de que sea necesario antes de que la Legislatura de Nevada se reúna de nuevo en 2025.

Según el proyecto de ley, la autoridad del agua podría imponer tales restricciones si el gobierno federal declara la escasez de agua en el río Colorado. El río ha estado bajo una escasez de agua declarada por el gobierno federal desde 2022 debido a la continua disminución del Lago Mead, con el embalse actualmente en 1,047 pies de elevación.

Nevada ha visto su pequeña cuota anual de 300 mil acres-pies del río Colorado reducida en un ocho por ciento en los últimos dos años bajo recientes declaraciones de escasez. Nevada y los otros seis estados que dependen de las aguas del río Colorado están negociando propuestas para reducir el uso del río hasta en un 25 por ciento en el futuro.

Un futuro difícil

Colby Pellegrino, subdirector general de recursos de la autoridad del agua, señaló el sombrío futuro del río que abastece de agua a 40 millones de estadounidenses.

A pesar de la gran cantidad de nieve caída este invierno en las montañas que alimentan el río Colorado, se prevé que el mayor embalse del río, el Lago Mead, se reduzca en los próximos años. Según las previsiones más probables de la Oficina de Recuperación, el Lago Mead descenderá hasta los 1,016 pies en los próximos dos años. En el peor de los casos, el embalse podría descender por debajo de los mil pies en el verano de 2024.

“Hemos invertido una enorme cantidad de tiempo, energía y recursos en ampliar nuestra pequeña reserva de agua del río Colorado. Pero tenemos que hacer más”, dijo Pellegrino.

Varias administraciones locales del sur de Nevada, como las del Condado Clark, Las Vegas, North Las Vegas y Henderson, así como varios grupos ecologistas, se pronunciaron a favor del proyecto de ley.

La mayoría de los que hablaron en contra criticaron el aspecto de la conversión de fosas sépticas de la legislación propuesta, planteando preocupaciones sobre los costos de las conversiones a los propietarios obligados a conectarse a los sistemas municipales de alcantarillado.

El proyecto de ley fija el año 2054 como fecha límite para llevar a cabo esas conversiones y establece un programa en el que al menos la mitad del costo de la conversión de las fosas sépticas al sistema de alcantarillado municipal correrá a cargo de los gobiernos locales.

El comité no tomó ninguna decisión sobre el proyecto de ley.

LO ÚLTIMO