79°F
weather icon Clear

¿Te preocupan los nuevos proyectos solares, eólicos o mineros? Aquí cómo participar

En un estado donde el gobierno posee más del 80 por ciento de la tierra, las propuestas para usarla son habituales.

Y para los nevadenses, también lo es el instinto de proteger los pintorescos paisajes y los valiosos recursos naturales de su estado

Ahí es donde entra en juego la Ley Nacional de Política Ambiental (NEPA).

Promulgada en 1970, obliga a organismos federales como la Oficina de Gestión de Tierras (BLM) a tener en cuenta los efectos medioambientales antes de tomar decisiones. Cuando un proyecto propuesto puede causar daños al medio ambiente, se inicia un largo proceso de revisión, llamado a contar con la opinión pública en casi todas las fases.

“No sé si mucha gente sabe que existe”, afirma Frank Fritz, profesor de Derecho de la UNLV que trabajó en la Oficina de Protección del Medio Ambiente durante dos décadas. “Pero si puedes ir a una reunión municipal y hablar, puedes hacer esto”.

Seguimiento de los terrenos públicos

Las cosas que pueden requerir un proceso de la NEPA abarcan toda la gama, incluidos permisos de pastoreo, planes de administración de zonas recreativas, minas y oleoductos. Por lo general, cuando se crea un llamado “reporte de impacto ambiental” que explica el posible daño, hay oportunidades para enviar comentarios en reuniones presenciales y en línea.

Pero saber dónde y cuándo manifestarse en contra de un proyecto que puede preocuparle suele ser difícil para el ciudadano común, explica Fritz.

Algunos recursos útiles incluyen el documento del gobierno federal titulado “A Citizen’s Guide to NEPA” (Guía del ciudadano sobre la NEPA), así como la “A Rancher’s Guide to Participation in the NEPA Process” (Guía del ganadero para participar en el proceso de la NEPA) del Departamento de Agricultura de Nevada.

Un lugar útil para hacer un seguimiento de los proyectos que están pasando por una revisión NEPA es el registro nacional de BLM, que incluye todos los documentos de cada proyecto y las instrucciones para participar.

En Nevada, la NEPA ha estado últimamente más entrelazada con la transición nacional hacia el abandono de los combustibles fósiles.

Hay más de 80 propuestas de minas de litio que están en pleno proceso o podrían iniciarlo pronto, además de expansiones de energía solar.

Si no sabes por dónde empezar o te abruman las miles de páginas de tecnicismos, una buena estrategia es confiar en los expertos de la comunidad, según Fritz, ya sea un empleado de la BLM, un profesor, un ecologista o un funcionario local.

“Involúcrate e intenta involucrar a tus vecinos”, dijo Fritz. “Intenta hablar con expertos que te ayuden a presentar comentarios por escrito. Si puedes ir a las reuniones, haz preguntas. Pide a la gente que haga lo que quieres. El Congreso redactó la NEPA para que la gente pudiera hacerlo”.

LO ÚLTIMO