77°F
weather icon Clear

Llegan sistemas de detección de conductores en sentido contrario a algunos cruces del valle

Actualizado December 2, 2022 - 4:28 pm

En varios lugares del sur de Nevada se van a instalar sistemas de detección de conductores en sentido contrario después de que hayan tenido éxito en todo el estado.

La Junta Directiva del Departamento de Transporte de Nevada (NDOT) aprobó a principios de este mes un contrato de 1.2 millones de dólares para instalar los sistemas de detección en tres lugares del valle de Las Vegas y mejorar un cuarto. En Carson City también se instalará un sistema de detección de vehículos en sentido contrario.

Los sistemas usarán un radar y cámaras para detectar a los conductores que van en sentido contrario y luces rojas intermitentes para alertarlos de que van en dirección errónea.

“Con los nuevos sistemas de detección de conductores en sentido contrario, Nevada estará a la vanguardia de la lucha contra estos peligrosos y graves accidentes”, tuiteó el gobernador Steve Sisolak. “Los sistemas de detección se instalarán en determinadas rampas de autopistas en la I-15 y la U.S. Highway 95 en Las Vegas y la I-580 en Carson City”.

Las rampas de autopista seleccionadas en el área de Las Vegas son:

La Interestatal 15 en Starr Avenue.

U.S. Highway 95 en Skye Canyon Park Drive.

U.S. Highway 95 en Kyle Canyon Road.

“Esos lugares fueron elegidos porque ya tienen la infraestructura de base necesaria para apoyar los sistemas”, dijo el portavoz de NDOT, Justin Hopkins.

El trabajo también incluirá la actualización del único sistema de detección de vehículos en sentido contrario en el sur de Nevada, en U.S. 95 en Durango Drive, en el noroeste del valle.

El sistema de detección de video allí se actualizará para mejorar su capacidad para detectar los movimientos de los conductores en sentido contrario y mejoras en las luces intermitentes.

Los trabajos para instalar los sistemas comenzarán a principios de 2023, pero el orden en que se añadirán aún no se ha determinado, dijo Hopkins.

Los choques de conductores en sentido contrario provocan unas 500 muertes al año en todo el país, según la American Automobile Association (AAA). En Nevada, hay un promedio de cinco a seis muertes causadas por conductores que se equivocan de camino cada año.

“Eso representa aproximadamente el dos por ciento de nuestras muertes anuales en el tránsito”, dijo Hopkins. “Aunque el porcentaje del total de choques no es tan grande como el de otras áreas de interés, los choques en sentido contrario tienden a ser más graves. Por su naturaleza, suelen implicar a vehículos de alta velocidad que chocan frontalmente o que se desplazan en sentido contrario”.

En enero, cuatro personas murieron después de un choque en sentido contrario en los carriles hacia el sur de la I-15 cerca de Jean, dijo Nevada Highway Patrol. Al menos seis vehículos estuvieron involucrados en el choque.

Y en agosto de 2021, dos personas murieron, entre ellas un niño, en un choque en sentido contrario en la I-15 a unas 12 millas al sur de Moapa.

En 2016, NDOT obtuvo la aprobación a través de la Administración Federal de Carreteras para probar las luces rojas rectangulares intermitentes en áreas seleccionadas como una forma de advertir a los conductores que se equivocan de dirección.

Ese número creció a 37 ubicaciones después de una aprobación de 2020 para ampliar su uso, con solo la de U.S. Highway 95 y Durango ubicada en el sur de Nevada.

Las balizas incorporan un radar y cámaras de circuito cerrado para detectar automáticamente los vehículos que entran en una carretera en dirección equivocada, lo que a su vez activa dos sets de señales rojas intermitentes en la rampa.

“El primer conjunto de señales tiene una altura de cuatro pies, en lugar del estándar de siete pies, para llegar mejor a la altura de los ojos de los conductores que pueden estar distraídos o incapacitados para conducir”, señaló Hopkins.

“Nuestro estudio sobre las medidas para contrarrestar la conducción en sentido contrario se basó en la investigación y en las medidas de mitigación de la conducción en sentido contrario en otros estados, así como en un análisis de los choques aquí en Nevada”, dijo Hopkins. “Hemos examinado los datos sobre choques, los datos sobre el uso del suelo, los datos sobre los intercambios y los datos sobre las sanciones. Esto nos ayudó a esbozar un plan de aplicación de contramedidas que identificara las rampas de salida de los intercambios en todo el estado que son candidatas a los sistemas de detección de conductores en sentido contrario”.

Durante un tramo de dos años, desde el 18 de junio de 2020 hasta el 30 de junio de 2022, los sistemas llevaron a 147 de 189 conductores que se equivocaron de dirección al dar la vuelta.

“Eso significa que el 78 por ciento de los potenciales conductores en sentido contrario corrigieron, se detuvieron en la orilla y salieron de la carretera correctamente, retrocedieron e invirtieron su dirección, detuvieron su vehículo antes de entrar en la rampa de salida, o giraron y viajaron en la dirección correcta”, dijo Hopkins.

LO ÚLTIMO
 
‘No me lo creo’: 61 nuevos ciudadanos se juramentan en Red Rock Canyon

Provenientes de 20 países diferentes, incluidos varios países latinoamericanos como México, Guatemala, El Salvador, Perú y Venezuela, estaban ansiosos por emprender este nuevo viaje como ciudadanos de los Estados Unidos.