87°F
weather icon Clear

La ruta del inmigrante se termina con la ciudadanía

Estimados Lectores:

Esta semana me gustaría dedicarla a los residentes legales. Ser residente legal en este país significa tener permiso para vivir dentro de los Estados Unidos legalmente. Sin embargo, ser residente legal no es ninguna seguridad. La única seguridad de que vivirá toda su vida dentro de los Estados Unidos la tiene un ciudadano americano. Los residentes legales pueden ser deportables igual que una persona indocumentada si llegase a cometer un crimen o una ofensa que los haga deportables.

Hoy me gustaría hablar de situaciones que pueden hacer a un residente legal deportable. Por ejemplo; ¿sabía usted que un residente legal que comete violencia doméstica es deportable y no tiene derecho a ningún perdón? A pesar de que la violencia doméstica es un delito menor para el sistema criminal estadounidense, este crimen menor hace a un residente completamente deportable y no existe un mecanismo de perdón para este crimen. Esta es una de las razones principales por la cual me veo en la obligación de decirle a un residente que no es apto para aplicar a la ciudadanía americana, pues al ser deportable no puede pedir ningún beneficio.

Muchas veces si el residente tiene una convicción de violencia doméstica y sin conocer la ley de inmigración aplica a la ciudadanía, puede correr el riesgo no solo de que el oficial de inmigración le niegue la ciudadanía, sino también que lo ponga en proceso de deportación frente a un juez de inmigración. Otro problema que pueden tener los residentes legales que cometen violencia doméstica es que si viajan fuera del país pueden tener problemas a la hora de volver a entrar a los Estados Unidos y pueden ser puestos en proceso de deportación en el aeropuerto o en la frontera.

En estas situaciones lo mejor que puede hacer el residente es visitar y pedir guianza a un abogado de inmigración para que el abogado le diga qué pasos debe seguir para protegerse y proteger a los suyos. Permítanme darles otro ejemplo: Crímenes violentos donde la sentencia es mayor a un año: Cuando un residente legal comete un crimen de violencia con una sentencia mayor de un año, el residente legal es deportable por haber cometido una felonía agravada. Las felonías agravadas hacen a cualquier inmigrante deportable y en la mayoría de los casos no hay manera de quedarse en los Estados Unidos. Por esta razón es muy importante que todos los inmigrantes sepamos que no debemos declararnos culpables de ningún crimen si es que no somos culpables.

Muchas veces me encuentro con personas que me dicen que se declararon culpables por evitar la cárcel y por recomendación del defensor público o abogado criminal. La realidad es que usted es el único responsable de sus decisiones y no debe declarase culpable si no ha cometido ningún crimen. Además, si usted es inmigrante y termina en una corte criminal usted tiene la responsabilidad de buscar asesoría legal de inmigración porque el abogado criminal no tiene la obligación de saber de las leyes de inmigración.

Por favor no se declare culpable de nada sin antes haber revisado su situación con un abogado de inmigración. Por último, me gustaría recordarle a todos los residentes legales que la ruta del inmigrante se termina el día en que nos convertimos en ciudadanos. No todos los residentes pueden hacerse ciudadanos pero todos los que pueden deben hacerlo. La ciudadanía americana es la única garantía que tenemos para poder vivir por el resto de nuestras vidas dentro de este país y podremos gozar de los beneficios del mismo. Si desea más información síganos en nuestra página de Facebook: Inmigración al día- Lic. Kathia Pereira.

LO ÚLTIMO