88°F
weather icon Mostly Clear

Emotivo homenaje a Antonio Carnota

Decenas de habitantes de Las Vegas se dieron cita en Skyview Banquet Hall, al sureste de la ciudad, para brindarle un emotivo homenaje póstumo al reconocido cantautor y pianista español, Antonio Carnota, quien lamentablemente falleció -a los 47 años- el pasado 19 de julio, dejando un vacío entre muchos de sus seguidores.

“Antonio y yo tuvimos una amistad durante varios años, para mí y mi familia era un integrante más, lo quisimos mucho. Este evento se fue dando porque sentimos que Antonio se merecía ser despedido de esta manera”, comentó Diana Avalos durante el homenaje realizado el jueves 23 de septiembre.

Carnota nació un 23 de febrero en Beam, España y desde muy pequeño descubrió su gusto por crear música a través del piano. A los 13 años comenzaron sus primeras participaciones musicales en distintas orquestas familiares y fiestas regionales en Galicia. Ya en su etapa adulta, radicó en Las Vegas, donde formó lazos con la comunidad local.

“Debemos hacer lo que él muchas veces decía: ‘Vive la vida, se feliz, has lo que te gusta. Mañana volverá a amanecer’. Un mensaje donde decía que no te preocupes si hoy te fue mal, todo estará bien… Fue un hombre muy profesional, un artista muy humilde, sencillo y que te apoyaba en todo momento. Él le dio clases a mis hijas, de canto y de piano”, acotó Avalos.

Entre las canciones más conocidas de Carnota se encuentran algunos covers como “O sole mío”, “Aranjuez”, “En carne viva”, “Cómo te va mi amor”, “Bésame mucho”, entre otros. Además de temas de su propia autoría como “Confinado por ti” y “Pellizcame”.

Recordando la vida del artista, Carolina Ávila expresó que “lo conocí por mi hija que es violinista, ellos se hicieron muy amigos por la parte musical. Hicieron un evento ellos dos, agotaron los boletos. Lo conocí en la parte profesional, pero era un excelente amigo. Como presidenta de la Asociación Chilena íbamos a seguir haciendo eventos juntos, pero ahí llegaron los planes”.

Como parte del homenaje, la hija de Carolina, Carolyn Salvador Ávila, hizo uso de su talento a través del violín para tocar algunos temas, uno de ellos fue “Un velero llamado libertad” de José Luis Perales, el cual se convirtió en uno de los momentos más emotivos de la noche.

Parte del legado que deja Carnota en Nevada es haber sido mentor de distintos jóvenes artistas locales, además de producir el cortometraje “El último tango de Gardel”, el cual contó con la participación de distintos miembros de la comunidad hispana. También fue protagonista de un programa de televisión local.

“Lo queremos mucho, todavía”, concluyó Carolina Ávila.

LO ÚLTIMO