66°F
weather icon Cloudy

Padres protestan en apoyo a maestros frente a oficinas del CCSD

Alrededor de 20 padres llevaron a cabo una protesta el martes fuera de una oficina del Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD) para presionar por aumentos de sueldo para los maestros.

Uno de los organizadores del evento, Jaime Brousse – un padre del oeste de Henderson que tiene hijos en el jardín de niños y tercer grado – organizó la manifestación de padres con un amigo.

“Solo estamos aquí para mostrar apoyo a nuestros maestros”, dijo.

La semana pasada, el distrito declaró un punto muerto en la negociación colectiva con la Asociación de Educación del Condado Clark (CCEA) después de 11 sesiones de negociación desde finales de marzo. El asunto se dirige ahora a arbitraje.

Brousse dijo que lo que la impulsó a organizar una protesta fue la noticia del estancamiento, llamándolo “tan decepcionante”, especialmente cuando los legisladores estatales demócratas y republicanos estaban en la misma página en la asignación de fondos adicionales para la educación.

El distrito dijo en un comunicado el martes: “Apreciamos que los padres compartan sus perspectivas con nosotros. El Distrito apoya que nuestros educadores obtengan los aumentos que merecen y propuso un aumento de 634 millones de dólares en compensación (sin incluir los fondos SB 231 que se negociarán más adelante) que incluye la corrección de las desigualdades en el calendario salarial para miles de profesionales con licencia”.

El distrito dijo que declaró un punto muerto “para avanzar en el proceso” y el proceso de arbitraje “procederá de acuerdo con la ley de Nevada”.

Un par de asistentes llevaron a sus hijos pequeños, que iban sentados en una carriola y un carrito, a la concentración en el centro administrativo del distrito en West Sahara Avenue, en Las Vegas.

Los padres coreaban cosas como: “Jara tiene baja calificación. Que vuelva a Miami-Dade”. Los autos tocaban el claxon al pasar y los manifestantes vitoreaban.

Algunos manifestantes llevaban pancartas con las demandas de negociación de CCEA y otros tenían otras hechas en casa con frases como “paguen a nuestros maestros” y “Esta Barbie quiere que CCSD dé a nuestros maestros un salario justo.”

Brousse – que sostenía un cartel que decía, “Queremos maestros felices” – dijo que le gustaría que el Superintendente Jesús Jara al menos se reuniera con los maestros a mitad de camino. Ella dijo que el distrito no puede competir con las escuelas chárter y otros estados.

Dijo que le encanta la escuela del vecindario a la que asisten sus hijos.

Jamie Bunnell, que vive en el norte del valle y tiene un hijo en cuarto grado, dijo que los maestros son profesionales que necesitan ser mejor pagados.

“Nuestros maestros necesitan nuestro apoyo”, dijo.

Los maestros tienen suficiente estrés sin tener dos o tres puestos de trabajo para pagar sus cuentas, dijo.

La situación afecta a todos, tengan o no hijos en la escuela, dijo, porque todas las personas se benefician de una sociedad bien educada.

Bunnell, enfermera de profesión, dijo que no se imagina tener que atender una habitación con 35 pacientes.

Afirmó que el impacto que tienen los maestros se pudo comprobar durante la pandemia del COVID-19. En cuanto a la inversión en los maestros, dijo “Debería ser una obviedad”.

Bunnell también dijo que hay “mucha responsabilidad que recae sobre los hombros de los maestros”. Dijo que quiere que los maestros sepan que los padres los apoyan.

Bunnell dijo que mientras habla con otros padres, hay un miedo real sobre “¿Nos quedamos aquí?” – y sobre si sus hijos están recibiendo la mejor educación.

Ella dijo que los padres ya están viendo los efectos de este año escolar de la falta de un contrato docente, incluyendo una gran cantidad de clubes que no se ofrecen y más maestros sustitutos en lugar de “maestros consistentes”.

La presidenta de CCEA, Marie Neisess, se unió a los padres durante la protesta, pero dijo que el evento no fue organizado por el sindicato.

Dijo que le entusiasma ver que el mensaje está llegando a la comunidad y que hay apoyo de los padres.

Los educadores están muy frustrados por la falta de respeto y el ambiente de trabajo tóxico que enfrentan todos los días, así como más trabajo, como el nuevo plan de estudios que se acumulan, dijo Neisess.

“Nuestros educadores están agotados”, afirmó.

Cuando no se determina su salario, se añade más estrés, dijo Neisess, señalando que es inaceptable.

Después de un evento el martes en una escuela en Las Vegas, el gobernador Joe Lombardo dijo a los reporteros que es lamentable que el asunto del contrato de los maestros vaya a arbitraje.

Los perjudicados son los estudiantes.

El arbitraje es un proceso largo y prolongado, dijo Lombardo, y añadió que lo frustrante es lo desconocido.

El sindicato pidió ayuda a Lombardo para negociar el contrato. El mes pasado se reunió con ambas partes, individual y conjuntamente, y les animó a seguir negociando.

El sindicato sigue celebrando “concentraciones del día de pago” fuera de las escuelas y ha dicho que está planeando un evento a gran escala en un futuro próximo, pero aún no se ha anunciado la fecha.

Los miembros del sindicato han protestado durante un par de meses, incluyendo miles de educadores que se manifestaron fuera de dos reuniones del consejo escolar en agosto y llenaron la sala de reuniones.

A finales de julio, el distrito escolar presentó una demanda solicitando una orden judicial para impedir una futura huelga de maestros. El mes pasado, el sindicato presentó una petición de desestimación y el martes se celebró una audiencia.

La semana pasada, el distrito presentó una petición de emergencia en el caso con el objetivo de detener las “bajas por enfermedad” que provocaron el cierre de ocho escuelas durante un día e interrumpieron el funcionamiento de otras tantas desde el 1° de septiembre. El sindicato ha negado cualquier implicación.

Un juez de distrito reglamentó la huelga de maestros y dictó una medida cautelar.

El sindicato presentó un recurso de apelación y una petición de suspensión de emergencia ante el Tribunal Supremo de Nevada, que denegó la petición de emergencia el viernes. La apelación sigue pendiente.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO