83°F
weather icon Cloudy

La Junta Escolar considerará el pago de 250 mil dólares a Jara

La Junta Escolar del Condado Clark se reunirá el jueves para considerar la renuncia condicional del superintendente Jesús Jara y un pago de 250 mil dólares.

Jara, quien ha sido el máximo líder del distrito desde 2018, anunció a fines de enero que tiene la intención de dejar el cargo.

La agenda de la reunión del jueves incluye tres puntos relacionados con la propuesta de partida de Jara: una enmienda al contrato, el nombramiento de un superintendente interino y la planificación a largo plazo para encontrar un nuevo líder permanente.

Si se aprueba la modificación del contrato, el último día de trabajo de Jara será el 23 de febrero.

La enmienda también propone que Jara reciba un pago único equivalente a unos seis meses de sueldo, menos de lo propuesto originalmente. No se le pagarían las vacaciones no disfrutadas ni los honorarios de los abogados.

Una declaración de la Junta Escolar, que se incluye con los materiales de la reunión, lo llama un “compromiso propuesto”.

A principios de este mes, la junta decidió, en una votación dividida, rechazar una enmienda al contrato que daría una indemnización igual a un año de salario y beneficios. El salario anual de Jara es de 395 mil dólares. También propuso pagarle a Jara las vacaciones no disfrutadas.

En su lugar, los miembros decidieron terminar el contrato de Jara -que debía continuar hasta junio de 2026- “por conveniencia” y encargaron al abogado de la junta que negociara condiciones alternativas. Los miembros de la junta también considerarán el nombramiento de un superintendente interino.

La superintendente adjunta, Brenda Larsen-Mitchell y el director financiero, Jason Goudie, indicaron que estarían dispuestos a ser considerados si hay una necesidad de emergencia, de acuerdo con los materiales de la reunión.

Durante su mandato, Jara se ha enfrentado a críticas relacionadas con temas tales como su manejo de las negociaciones de los contratos de los maestros y de la pandemia de COVID-19, el retraso en el rendimiento estudiantil, la escasez de maestros y declaraciones erróneas hechas a los legisladores estatales.

Ha habido una creciente presión pública para que Jara renuncie, incluyendo solicitudes a su renuncia desde el año pasado por parte del sindicato de maestros de la Asociación de Educación del Condado de Clark y los principales legisladores estatales demócratas.

La presidenta de la Junta Escolar, Evelyn García Morales, dijo durante la reunión de este mes que se le pidió a Jara que considerara un “acuerdo mutuo” para apartarse y ayudar al distrito a avanzar.

También expresó su preocupación por el “odio continuo y la falta de respeto que algunas personas de la comunidad tienen hacia Jara”.

En el otoño de 2021, una junta dividida votó por terminar el contrato de Jara por conveniencia, pero luego revirtió su decisión al mes siguiente.

LO ÚLTIMO