66°F
weather icon Clear

El sindicato promete consecuencias si obligan a maestros a trabajar horas extras

El sindicato de maestros informó el lunes al Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD) que tomará medidas si los educadores se ven obligados a trabajar más de sus horas contratadas.

Es uno de los pasos resultantes de la reunión de miembros de la Asociación de Educación del Condado Clark (CCEA) el sábado en el Cox Pavilion de UNLV, donde los educadores decidieron sobre los próximos pasos en medio de polémicas negociaciones contractuales.

Esa reunión fue cerrada a los reporteros, y los funcionarios del sindicato no respondieron a las solicitudes de comentarios. Pero el martes, el director ejecutivo de CCEA, John Vellardita, le dijo al Las Vegas Review-Journal que el sindicato “notificó” al distrito el lunes sobre las horas de trabajo de los maestros.

‘7 horas, 11 minutos’

También distribuyó entre los maestros 15 mil botones con la leyenda “7 horas, 11 minutos”.

Los maestros no pueden ser forzados o amenazados a trabajar más de su día contratado de 7 horas, 11 minutos, dijo Vellardita durante una entrevista el martes.

Funcionarios del sindicato han dicho anteriormente que un ejemplo de una “acción de trabajo” podría ser trabajar solo las horas contratadas, que a menudo se conoce como “trabajo para reglamentar”.

Si un maestro decide trabajar solo las horas contratadas, y un director le dice que trabaje más de ese tiempo, el sindicato presentará una queja, dijo Vellardita. El sindicato también buscará una demanda colectiva y hará que el distrito pague por cada minuto extra que un maestro se vea obligado a trabajar, dijo.

Pero el sindicato -que representa a unos 18 mil empleados con licencia- está dejando que los maestros decidan si quieren trabajar tiempo extra. Vellardita reconoció que es una decisión “muy conflictiva” para los educadores.

“Por eso lo dejamos en manos de los maestros”, dijo.

Una estipulación bajo el acuerdo de negociación colectiva 2021-23 -con términos que permanecen vigentes hasta que se ratifique uno nuevo- establece que los empleados con licencia encontrarán necesario trabajar tiempo adicional para “cumplir con el alcance completo de su responsabilidad profesional” sin compensación adicional, a menos que se aborde de otra manera en el acuerdo de negociación colectiva.

“Es una estipulación del contrato que hemos aceptado”, dijo Vellardita. Pero, señaló, el sindicato dice que no se puede abusar de ella.

Si hay algo relacionado con la educación que los maestros deben hacer después de sus horas contratadas, el distrito debe pagarles, dijo.

Trabajar solo las horas contratadas podría significar que algunos maestros no estarían disponibles para hacer cosas antes y después de la escuela, como dar ayuda académica extra de uno-a-uno a los estudiantes o reunirse con los padres. También podría afectar a las actividades extracurriculares, como los clubes.

El CCSD responde

El distrito dijo en una declaración al Review-Journal el martes por la tarde que el sindicato no le ha dicho al distrito que sus miembros están participando en cualquier “acción de trabajo”.

“Si lo están, es decepcionante que el CCEA recurra a tales tácticas que tienen un impacto negativo directo en los estudiantes del Distrito”, dijo el distrito. “Esperaríamos que el CCEA reconsiderara su estrategia de usar a los estudiantes como palanca para sus demandas de negociación”.

El distrito dijo que continuará fomentan el “pagarles a los maestros lo que se merecen dentro de los medios asignados por la Legislatura mientras que garantiza que los intereses de los estudiantes, los padres y las operaciones generales del Distrito no se vean interrumpidos”.

El sindicato había fijado el sábado como fecha límite para llegar a un acuerdo de negociación colectiva de dos años con el distrito, diciendo que los miembros considerarían “acciones de trabajo” si no se llegaba a un contrato.

Durante la reunión del sábado pasado - a la que asistieron unos 3,500 miembros - se tomó la decisión unánime de confirmar las propuestas de contrato del sindicato y rechazar lo que el distrito está poniendo sobre la mesa, dijo Vellardita.

Pedirle a Lombardo que intervenga

El sindicato también está pidiendo al gobernador Joe Lombardo que intervenga, dijo Vellardita. “No estamos pidiendo a los gobernadores que vengan a mediar”.

El gobernador y la Legislatura estatal hicieron su parte con una inversión significativa en la educación pública, dijo.

La Legislatura asignó más de dos mil millones de dólares en nuevos fondos para la educación pública K-12 para los próximos dos años, así como 250 millones de dólares para los distritos escolares para los aumentos de los empleados.

Vellardita dijo que el gobernador puede ayudar a que CCEA y el distrito rindan cuentas en términos de si el dinero detrás de las propuestas está en sintonía con lo que el estado aprobó.

Dijo que cree que habrá discusiones, señalando que el sindicato es un libro abierto y piensa que Lombardo es alguien que trata de encontrar soluciones.

Los miembros también decidieron el sábado continuar con las respuestas de la comunidad, tales como manifestaciones en los planteles escolares y en las reuniones de la junta escolar.

Una adición: Los miembros de la junta escolar y el superintendente Jesús Jara son figuras públicas, “por lo que son juego limpio”, dijo Vellardita, señalando que puede o no haber maestros en los eventos públicos a los que asisten con el fin de ejercer sus derechos de la Primera Enmienda.

En este punto de las negociaciones, cualquiera de las partes podría también decidir declarar un punto muerto, dijo Vellardita, lo que llevaría a un arbitraje.

Eso ha ocurrido tres veces en los últimos 12 años, dijo, señalando que es un proceso largo que ha durado entre unos 8 ½ meses y 1 ½ años cada vez.

Dijo que básicamente han perdido un año escolar si van por ese camino.

El grupo de Facebook “CCSD Parents” celebró una sesión de preguntas y respuestas el lunes por la noche con el sindicato.

Abordar el tema de lo que se espera en las próximas semanas, la presidenta de CCEA Marie Neisess dijo: “No vamos a hacer algo que sea ilegal”. Dijo que una huelga no está sobre la mesa.

El distrito presentó a finales de julio una demanda contra el sindicato solicitando una orden judicial para impedir una futura huelga de maestros.

La semana pasada, un juez del Tribunal de Distrito denegó la petición, pero dijo que los comentarios de Vellardita le parecían preocupantes y que podría volver a convocar al tribunal con un preaviso de un día si algo cambiara.

LO ÚLTIMO