57°F
weather icon Windy

CCSD alega que sindicato de maestros rechazó reevaluación salarial con base racial

El Distrito Escolar del Condado Clark alegó durante las polémicas conversaciones contractuales en septiembre que el líder del sindicato de maestros citó razones basadas en la raza para rechazar una propuesta de reevaluación donde los empleados eran colocados en un calendario salarial.

El distrito alegó que el director ejecutivo de la Asociación de Educación del Condado Clark, John Vellardita, dijo que el sindicato no estaba interesado en la llamada propuesta de reevaluación, diciendo que “solo beneficiaría a los maestros blancos de los suburbios”.

La afirmación, parte de una serie de quejas y contrademandas que desde entonces se han resuelto, se incluyó en los documentos presentados ante la Junta de Relaciones entre Empleados y la Administración de Nevada (EMRB).

Vellardita declaró al Review-Journal que la descripción que hacía el distrito de su declaración como discriminación racial no era exacta y se había sacado de contexto.

Una transcripción proporcionada por Vellardita de la audiencia lo citó diciendo que la propuesta de una sola vez no abordaría el problema más inmediato que enfrenta el distrito escolar: la contratación y retención, con el 82 por ciento de las vacantes de maestros en el núcleo urbano.

“No aborda las zonas con muchas vacantes en las que necesitamos colocar a los maestros”, dijo Vellardita. El sindicato analizó la propuesta de revisión retrospectiva y su opinión es que “aumentaría la disparidad salarial entre los maestros de las escuelas suburbanas y los del núcleo urbano”, dijo.

Y lo que es más importante, escribió Vellardita, la reevaluación aumentaría las disparidades salariales entre las maestras blancas y los maestros de color. Alrededor del 63 por ciento de los empleados con licencia del distrito –una categoría laboral que incluye a los maestros– son blancos.

Aunque la queja se resolvió, el distrito mantuvo su declaración el jueves, diciendo en un correo electrónico al Review Journal que “Nevada y la ley federal prohíben la discriminación basada en la raza por los empleadores del gobierno local o los sindicatos. Suponemos que la junta de CCEA tendrá que explicar a los maestros y a la comunidad si se atiene a la declaración del Sr. Vellardita”.

Un nuevo convenio colectivo de dos años entre el distrito y el sindicato –que un árbitro aprobó en diciembre– incluye un nuevo esquema salarial en el que los nuevos contratados cobran en función de su formación y años de experiencia.

La falta de un sistema de reevaluación para los empleados actuales ha sido un punto de frustración para algunos maestros veteranos, que dicen que los nuevos contratados acabarán ganando más dinero que ellos.

La reclamación formaba parte de una serie de demandas y contrademandas por prácticas laborales desleales que el distrito y el sindicato presentaron durante las prolongadas negociaciones del contrato, algo que, según Vellardita, es habitual en las negociaciones laborales polémicas.

Audiencia de noviembre y orden emitida el miércoles

En noviembre se celebró una audiencia de dos días sobre las reclamaciones entre el distrito escolar y el sindicato de maestros. El comentario de Vellardita se incluyó en un documento de 135 páginas divulgado con los materiales de la reunión.

El sindicato de maestros había presentado una denuncia en agosto alegando que los directores de las escuelas decían a los miembros del sindicato que no usaran sus direcciones de correo electrónico del trabajo para comunicar actividades sindicales sin autorización previa.

En una contrademanda presentada en septiembre, el distrito escolar incluye detalles sobre lo que se propuso durante la negociación colectiva por ambas partes acerca de una revisión única.

Durante la audiencia de noviembre, el distrito y el sindicato llegaron a un acuerdo de conciliación sobre “la mayoría de los asuntos”, excepto uno, y una orden sobre el asunto final se divulgó el miércoles, dijo el EMRB en un correo electrónico el jueves al Review-Journal en respuesta a una pregunta.

“Si ninguna de las partes presenta una apelación, estos casos se considerarán cerrados”, afirma el correo electrónico.

El único asunto pendiente estaba relacionada con el pago de incentivos usando financiación ponderada: si está sujeto a negociación colectiva obligatoria o si está exento, dice la orden. La junta denegó la petición del sindicato de maestros y se puso del lado del distrito escolar.

En total, el año pasado se presentaron seis casos ante la EMRB en los que estuvieron implicados el distrito escolar y el sindicato de maestros. En lo que va de este año no se ha presentado ninguno.

Uno de los casos: En julio, el distrito escolar anunció que había presentado una petición para retirar al sindicato la condición de agente negociador. No fue uno de los casos considerados durante la audiencia de noviembre.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO