82°F
weather icon Partly Cloudy

Un comienzo mediocre y fallos defensivos condenan a las Aces en su derrota ante Dream

La entrenadora de las Aces, Becky Hammon, comparó el partido del martes con una carrera. Atlanta Dream pisó el acelerador desde el principio. Las Aces fallaron.

“Estuvimos al margen en la fila de salida”, dijo tras la derrota por 92-76 el martes por la noche en Michelob Ultra Arena.

La alera A’ja Wilson anotó 22 puntos, la alera Jackie Young 18 y la escolta Kelsey Plum 17 para las Aces, pero un comienzo lento y la reaparición de problemas defensivos resultaron demasiado para superar.

La escolta Tiffany Hayes anotó 31 puntos, el máximo de la temporada, y la estrella Rhyne Howard añadió 24 puntos para Dream (12-14).

La derrota fue la primera del equipo desde el descanso “All-Star” y puso fin a una racha de tres victorias. También fue la primera derrota de las Aces ante Atlanta desde 2019. Habían ganado cinco seguidos contra las Dream.

“Tenemos que encontrar la forma”, dijo Wilson. “Tenemos que cavar un poco más profundo, dar un poco más”.

Las Aces (18-8) reciben luego a Indiana Fever a las 7 p.m. el jueves en Michelob Ultra Arena. Es el primer encuentro entre los equipos esta temporada.

Aquí hay tres puntos importantes del partido:

1. Problemas reaparecen

Durante los tres partidos posteriores al descanso All-Star, la defensa de las Aces se mantuvo, pero sus problemas volvieron a aparecer contra Dream. Tuvieron problemas en el punto de ataque, se comunicaron mal para permitir que las lanzadoras se escaparan y se perdieron constantemente en las jugadas del Dream. Hammon también criticó el físico del equipo, el compromiso mental y la defensa en el poste.

Atlanta encestó un 55.3 por ciento en la primera mitad y un 72.7 por ciento en tiros de tres. Howard anotó 19 y encestó cinco de seis tiros en los de tres puntos de esa mitad.

“Mucho de ello se derivó de la defensa uno a uno, de los errores uno a uno”, dijo Hammon.

Sus problemas continuaron en el segundo cuarto. La defensa general mejoró ligeramente, pero las Aces siguieron concediendo tiros de tres muy abiertos. Atlanta terminó 15 de 24 en tiros de tres puntos. Howard y Hayes se combinaron para hacer 10 de 14.

“Tenemos que empezar mejor defensivamente”, dijo Young.

2. Las Aces se vuelven locas con los de tres

Mientras luchaban por contener a Howard y a las Dream, el ataque de las Aces no parecía mejorar. Dispararon un 35.5 por ciento en la primera mitad, lanzando triples en los primeros compases del reloj de tiro y conformándose con malas jugadas en lugar de atacar la canasta o desde media distancia.

“No queríamos manejarlo, no queríamos buscar a nadie más que a nosotras mismas”, dijo Hammon. “Lo queríamos fácil”.

Las Aces lanzaron 31 tiros en la primera parte, 19 de ellos desde el triple, de los cuales siete se convirtieron en tiros de tres. Su reticencia a atacar el aro se tradujo en 10 tiros de cancha más para Dream y una ventaja de 16 puntos al medio tiempo. Las Aces encestaron un 36.6 por ciento en el partido, su porcentaje más bajo de la temporada.

“Fue bastante desagradable de ver”, dijo Hammon.

3. Plum y Wilson establecen récords

Plum estableció el récord de la franquicia de más triples en una temporada con su 81º tiro a los seis minutos del partido. Destronó a Hammon, que hizo 80 triples en la temporada 2012. Plum terminó tres de siete en triples.

No fue el único récord de Hammon el que cayó. Wilson estableció el récord de la franquicia de todos los tiempos de más anotaciones de 20 puntos con dos tiros libres al final del partido, la 67ª vez que anota al menos 20.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Buscan generar más afición por atletismo antes de 2028

EUGENE, Oregon, EE.UU.- Cuando los dirigentes internacionales del atletismo buscaron que Estados Unidos albergara el Mundial por primera vez, fue fácil elegir la ciudad sede: Nada menos que la meca que grabó la marca Nike en la cultura estadounidense.

Liz Cambage y las Sparks se separan

Las Sparks de Los Ángeles anunciaron el martes que se han separado de la pívot de seis pies y ocho pulgadas de altura australiana Liz Cambage.