84°F
weather icon Mostly Cloudy

Controlan su destino

INDIANAPOLIS.- A Derek Carr no le importaba mucho si la gente realmente estaba escuchando cuando insistía continuamente en que esta versión de los Raiders era diferente a sus predecesoras en los últimos años.

La lamentable historia reciente de la franquicia en la que, los mariscales de campo significaban que la validación solo llegaría a través de la acción, no de las palabras.

La confirmación oficial aún está pendiente. Pero los eventos que se desarrollaron el domingo 2 de enero de 2022 y que guiaron a los Raiders a una emocionante victoria por 23-20 sobre los Indianapolis Colts son una evidencia tan convincente como cualquier otra de que Carr podría estar en algo.

“No importa cómo tengamos que hacerlo, estamos encontrando la manera de hacerlo”, dijo Carr. “Porque tenemos el tipo adecuado de elementos”.

Jugando de visitantes, en un lugar ruidoso, contra un equipo digno de los playoffs, en una situación en la que hay que ganar, los Raiders (9-7) sobrevivieron a una montaña rusa para ganar su tercer juego consecutivo. Para cuando Daniel Carlson culminó la victoria 29 en la carrera de Carr, con un gol de campo de 33 yardas justo cuando el tiempo expiró, los Raiders se encontraron a un juego de su primera aparición en los playoffs desde 2016.

Una victoria la semana que viene sobre Los Ángeles Chargers lo hará oficial.

La posición en la que se han abierto camino casi desafía toda explicación dadas todas las pruebas y tribulaciones por las que han pasado los Raiders este año. Eso incluye la semana de altibajos en la que sobrevivieron dado que una buena parte de su defensa estaba en el protocolo COVID-19 y no obtuvieron la autorización oficial para jugar hasta unas horas antes de la patada inicial.

Sin embargo, allí estaban el domingo 2 de enero, muchos de ellos sin aire mientras luchaban por problemas de acondicionamiento, haciendo todas las jugadas necesarias para asegurarse de que los Raiders regresaran a casa en Las Vegas con el control de sus esperanzas de postemporada.

“En cuanto al acondicionamiento físico y resistencia, fue difícil para mí hoy”, admitió el apoyador Denzel Perryman, cuyas siete tacleadas jugaron un papel importante para asegurarse de que el corredor de los Colts, Jonathan Taylor, no pasara por encima de los Raiders. “Salí un par de veces, realmente no podía respirar”.

No le impidió proporcionar a los Raiders exactamente lo que necesitaban.

“Independientemente de los altibajos, los reflujos y los flujos durante el juego, creo que se podía ver la energía de todos los jugadores”, dijo el entrenador en jefe interino de los Raiders, Rich Bisaccia. “Ya sea en el lado ofensivo o defensivo, simplemente apoyando a sus companeros allí y nunca dio un paso atrás en todo el juego”.

Eso representa un cambio radical con respecto a temporadas anteriores cuando, francamente, los Raiders eran incapaces de hacer frente a la dificultad del fútbol americano de la NFL al final de la temporada.

Se pusieron de pie el domingo 2, sobreviviendo al daño de otro tropiezo al final de la primera mitad que le dio vida fresca a los Colts y un par de intercepciones de Carr para superar una ventaja de 17-13 que Indianapolis tomó en el último cuarto.

Esa remontada incluyó una decisión valiente de Bisaccia de ir por cuarta oportunidad y dos por avanzar desde la yarda 11 de los Colts, lo que llevó al pase de anotación de Carr a Hunter Renfrow para poner el marcador 20-17, posteriormente una parada crítica de la defensa para limitar a los Colts a un gol de campo que empatara el juego con poco menos de dos minutos para el final. Y finalmente, el drive (avance) de 10 jugadas y 60 yardas orquestado por Carr en el que su lanzamiento a Renfrow en tercera y 10, empujó a los Raiders a la posición de gol de campo para Daniel Carlson.

“Hace dos años, quién sabe si hubiéramos ganado este juego”, dijo Renfrow, quien terminó con siete recepciones para 76 yardas para asegurar la primera temporada de 1,000 yardas de su carrera.

El progreso que representa no puede subestimarse.

“Creo que es muy importante”, dijo Zay Jones, quien terminó con ocho recepciones para 120 yardas. “Simplemente sentar las bases de lo que se inició en años pasados y ver cómo se concreta, donde estamos ahora”.

El trabajo no está terminado, por supuesto. El juego más importante en la historia reciente de la franquicia se avecina el próximo fin de semana en Las Vegas. Pero a pesar de todo, los Raiders han luchado por su derecho a controlar su propio destino en el último juego de temporada regular del año.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
“Vegas NFL Flag” de North Summerlin y NLV registra más de mil participantes

Con la llegada a Las Vegas de los Raiders, las ligas infantiles (locales) del fútbol americano han experimentado un incremento en participación. La liga “Vegas NFL Flag” de North Summerlin y NLV, la cual es registrada como una organización no lucrativa, aglutina a más de mil participantes. Las edades de los jugadores van desde los cinco a los 14 años de edad.

 
Los Golden Knights se enfrentan a la lesión de Robin Lehner

Las casas de apuestas tuvieron reacciones mixtas el jueves cuando los Golden Knights anunciaron que se espera que el portero Robin Lehner se pierda la temporada 2022-23 porque necesita una cirugía de cadera.

Las Vegas Aces sigue imparable y vence a Chicago Sky

Las Vegas Aces está cerrando la fase regular de la temporada 2022 de la WNBA con tres interesantes partidos disputados en Michelob Ultra Arena esta semana. Posteriormente, tendrán que encarar una postemporada donde son uno de los equipos favoritos para levantar el título.

¡El Pro Bowl de la NFL volverá a Las Vegas!

El Pro Bowl de la NFL regresará a Las Vegas en 2023 después de que la ciudad presentara con éxito el evento “All-Star” este año.

 
Nueva conexión de los Raiders con México

Las Vegas Raiders tiene a un nuevo patrocinador, y por primera vez es una empresa mexicana. El equipo de la NFL y la aerolínea Viva Aerobus anunciaron una alianza comercial que tiene la finalidad de atraer a más aficionados de México a los partidos en Allegiant Stadium.