52°F
weather icon Clear

Exclusiva del RJ: GGG arremete contra Canelo Álvarez en la preparación de la revancha

Si la calificación en sus dos primeras peleas contra Canelo Álvarez todavía molesta a Gennady “GGG” Golovkin, no lo demuestra. Al menos no el lunes por la mañana durante una llamada por teleconferencia desde el campamento en Big Bear, California.

La pequeña ciudad de montaña ha sido durante mucho tiempo el lugar de capacitación preferido del campeón unificado de peso medio y parece estar suelto y ágil mientras se prepara para su tercera pelea contra Álvarez el 17 de septiembre en T-Mobile Arena. Es la primera pelea de Golovkin en las 168 libras. Quizá también sea la última.

Para siempre.

En cualquier categoría de peso.

“No lo sé”, dice Golovkin (42-1-1, 37 nocauts) a través de un traductor, en una conversación con Review-Journal. “El tiempo lo dirá”.

El tiempo también ha conseguido renovar la rivalidad entre el kazajo, de 40 años, y su contraparte mexicana, de 32, ahora campeón indiscutible del peso supermediano. Una victoria sobre Álvarez (57-2-2, 39 nocauts), el favorito a -400, sería su logro más importante, y una despedida ideal para uno de los mejores pesos medios de la era moderna.

No importa que Golovkin aterrizara 218 golpes frente a los 169 de Álvarez en su primera pelea en T-Mobile Arena, estadísticas que embellecen lo absurdo de la puntuación de 118-110 que llevaría a un empate dividido aún nublado por la controversia. No importa que tuviera una ventaja de conexión de 234-202 en una revancha cerrada concedida a Álvarez que los partidarios de Golovkin todavía juran que ganó.

“Ha pasado mucho tiempo. Ahora somos boxeadores diferentes”, afirmó tranquilamente Golovkin. “Es el enfoque correcto para seguir adelante. No mirar atrás a las dos peleas anteriores y entrenar con esta idea de que es una pelea aparte”.

Las preguntas y respuestas fueron editadas por extensión y claridad.

RJ: ¿Qué es diferente en la preparación de tu primera pelea en 168 libras?

Golovkin: Es difícil de decir porque es mi primera vez. Estoy seguro de que no va a ser una pelea fácil. Mi oponente es un campeón, tiene cuatro cinturones, y podría decirse que es el mejor peleador en esa categoría de peso. Es la primera vez que salto a esa categoría de peso y voy a pelear contra el mejor luchador de esa categoría.

RJ: ¿Crees que te sientes mejor en 168 que en 160?

Golovkin: Es probable. Lo más probable es que me sienta bien en esa categoría de peso. Creo que estaré preparado para el punto de vista físico. Creo que me sentiré más cómodo en esa categoría de peso. Por otro lado, debo decir que me siento muy cómodo en mi categoría. En 160.

RJ: Has mencionado que ahora son luchadores diferentes. ¿En qué aspectos te sientes más como un boxeador diferente ahora en 2022?

Golovkin: Principalmente es la edad, por supuesto. Intentemos no engañar a nadie. Seamos sinceros. Cuando tienes más de 40 años, cuando pasas de los 40, te sientes diferente y te ves diferente en comparación con los 35 o 36 años.

RJ: ¿Cómo ha cambiado tu entrenamiento al adaptarte a la edad?

Golokvin: Tengo un nuevo entrenador y tenemos un nuevo enfoque del proceso de entrenamiento. Esos cuatro años no fueron fáciles. … Son como cuatro años, cuatro temporadas. Si tomamos los deportes de equipo como el fútbol americano o el basquetbol. Mira cuánto han cambiado esos deportes en cuatro temporadas. Especialmente aquí, cuando estás en la última etapa de tu carrera. Creo que es difícil para mí entrar en detalles particulares. Debería decir que mucho. Han cambiado muchas cosas para mí desde entonces.

RJ: En lo que respecta a Álvarez, ¿te sorprendió verlo perder ante Dmitry Bivol y actuar como lo hizo?

Golokvin: No es que me sorprendiera, pero debería decir que esperaba más. Esperaba más en cuanto a que se lo tomara más en serio, pero su actitud demostró que ha perdido un poco el contacto con la realidad. No lo ha procesado de la manera correcta. No diría que me ha decepcionado, pero sí que dice mucho de él. La forma en que se comportó después de que se anunciara el resultado y se levantara el brazo de Dmitry. La forma en que reaccionó, las palabras que dijo en la entrevista posterior al combate, demostraron perdió la realidad. Eso dice mucho de él.

RJ: Dicho esto, ¿qué satisfacción, especialmente después de la forma en que terminaron las dos primeras peleas, supondría una victoria sobre Álvarez en esta etapa de tu carrera?

Golovkin: Sería la mayor victoria de mi carrera. Sería lo mejor que me ha pasado. Sería muy satisfactorio.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
Canelo Álvarez cierra trilogía con decisión dominante sobre GGG

La campana sonó el sábado por la noche en T-Mobile Arena, señalando el final del 36º y último asalto que Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin compartirían dentro de un ring de boxeo.

Tercera pelea entre “Canelo” y Golovkin será en T-Mobile Arena

El tercer combate entre el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady “GGG” Golovkin ya había sido pactado para el 17 de septiembre, y ahora se anunció que la pelea se llevará a cabo en el mismo lugar en donde se dieron los primeros dos encuentros, en T-Mobile Arena.

Haney unifica títulos de peso ligero

MELBOURNE, Australia.- Devin Haney, de Las Vegas, se apegó a un plan de pelea (que para muchos fue aburrida) y valió la pena.

Bivol frenó la racha ganadora del “Canelo”

La semana del “Cinco de Mayo” se celebró fuertemente en Las Vegas, pero para muchos mexicanos esta festividad se vio opacada por la derrota del jaliciense Saúl “Canelo” Álvarez, quien fue superado por decisión unánime por el ruso Dmitry Bivol en una disputada pelea por el título de peso semipesado (175 libras) de la AMB.

 
A Saúl “Canelo” Álvarez le gustan los retos

El Cinco de Mayo se celebra con la presencia de Saúl “Canelo” Álvarez en Las Vegas, quien participó en una conferencia de prensa previa a su pelea de este sábado en T-Mobile Arena. El pugilista mexicano enfrentará al campeón defensor de peso semipesado de la WBA, el ruso Dmitry Bivol.

“Merezco ser una superestrella”: Shakur Stevenson

El árbitro Kenny Bayless se paró en el centro del ring de boxeo dentro del MGM Grand Garden el sábado 30 de abril, mientras los campeones de peso ligero junior Shakur Stevenson y Óscar Valdez se miraban fijamente. Una multitud de 10,102 personas escucharon con ansias el campanazo inicial.