77°F
weather icon Cloudy

Sospechosa de DUI que mató a 2 en parada de autobús no recordaba el accidente, según la policía

Actualizado April 22, 2024 - 1:42 pm

Una sospechosa de conducir bajo la influencia de sustancias (DUI) acusada de matar a dos peatones en una parada de autobús al este de Las Vegas desprendía un “fuerte olor” a alcohol y dijo a los agentes que pensaba que había sufrido un ataque y que no recordaba el accidente, según el reporte de arresto del Departamento de Policía Metropolitana.

Cynthia Phelps, de 64 años, permaneció el viernes en el Centro de Detención del Condado Clark acusada de cinco delitos graves de DUI y de conducción imprudente con resultado de muerte o lesiones graves, según consta en los registros del Tribunal de Justicia de Las Vegas.

Al multar a Phelps por acelerar a unas 20 mph por encima del límite de velocidad de 45 mph y conducir en dirección contraria, la jueza de paz Rebecca Saxe fijó el jueves la fianza en 500 mil dólares.

La policía escribió en el reporte del arresto que ella no había intentado frenar su sedán Kia antes de estrellarse contra la parada de autobús en Boulder Highway, cerca de Sahara Avenue.

Phelp’s golpeó a cinco peatones en la parada de la Comisión Regional de Transporte alrededor de las 7:37 p.m., dijo la policía.

Un hombre de 42 años y un niño de 14 murieron en el lugar de los hechos. Una mujer que sufrió lesiones que pusieron en peligro su vida y dos niños que recibieron heridas graves fueron trasladados al University Medical Center, según informó la policía.

Los reportes de arresto de Phelps identificaron al hombre muerto como Robert Higgins. La oficina forense del Condado Clark no ha revelado su nombre ni el del niño.

El reporte describió una escena caótica tras la violenta colisión, que incluyó a observadores que saltaron para tratar de prestar ayuda médica antes de que llegaran las ambulancias.

Un agente dijo a los detectives que Phelps tenía los ojos llorosos y que había dicho que “creía que tenía un ataque”, según el reporte.

Un segundo agente que practicó una prueba de sobriedad sobre el terreno reportó que Phelps tenía la “mirada perdida” y que “desprendía un fuerte olor a una bebida alcohólica desconocida”.

El reporte indicaba que no pasó la prueba de sobriedad.

Phelps dijo supuestamente a la policía que había bebido alcohol, pero la policía ocultó el número de bebidas que admitió haber bebido y la hora en que dejó de beber.

Phelps dijo a los detectives que en el momento del accidente se dirigía a casa desde el cercano casino Boulder Station, pero negó haber bebido allí, según el reporte, que señala que vivía cerca de la zona.

En una entrevista, Phelps dijo que había estado “experimentando mareos en momentos aleatorios”, según el reporte.

Sin embargo, dijo que no se le había diagnosticado ninguna enfermedad ni había reportado que tomara medicación para ello, según el reporte.

Phelps deberá comparecer ante el tribunal el martes por la mañana.

LO ÚLTIMO