92°F
weather icon Rain

Promotor musical acusado agresión sexual en Las Vegas

Un promotor musical se enfrenta a cargos de obscenidad y agresión sexual después de que la policía dijera que besó por la fuerza y agredió sexualmente a una mujer mientras estaba en Las Vegas el año pasado, según la policía.

David Weintraub, de 43 años, pagó la semana pasada una fianza de 100 mil dólares y se encuentra en libertad después de que se emitiera una orden de detención en la que se alegaba que había agredido a una mujer en septiembre.

La mujer vino a Las Vegas y conoció a Weintraub a través de un amigo común. Mientras cenaban, Weintraub pidió hablar con la mujer en privado. Se dirigieron al cuarto de baño, donde Weintraub tomó las muñecas de la mujer, la besó y la obligó a tocarlo de forma inapropiada, según una orden judicial del Departamento de Policía Metropolitana.

Más tarde, esa misma noche, la mujer dijo que Weintraub la agredió sexualmente mientras estaba de pie en una escalera mecánica a un paso de Weintraub. El video de vigilancia revisado por la policía captó a Weintraub metiendo la mano bajo el vestido de la mujer, según la orden judicial.

La mujer se encontraba en Las Vegas para asistir a una presentación del rapero Todd Shaw, conocido como “Too Short”, según la orden judicial.

Shaw está representado por Weintraub, según el sitio web de Weintraub, DWE Talent.

DWE representa a personalidades de la televisión y artistas musicales como Too Short, Soulja Boy, Birdman y Ray J, según su sitio web.

“El señor Weintraub niega los cargos que se le imputan”, dijo el abogado David Brown en un correo electrónico a última hora del jueves.

Weintraub deberá comparecer ante el tribunal el 28 de septiembre.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Condenan a exagente del FBI por apostar dinero del gobierno en Las Vegas

Tanto los acusados como la defensa pidieron libertad condicional, pero el exagente del FBI Scott F. Carpenter fue condenado el miércoles a tres meses de prisión preventiva por haber apostado el dinero del gobierno destinado a una operación encubierta.