103°F
weather icon Clear

Cuando el litigio es legislación por otros medios

“Todo estadounidense que tenga derecho a votar debería poder hacerlo libremente. Una participación sólida en nuestras elecciones bienales fortalece las fibras cívicas de la nación, permitiendo que los Estados Unidos de América conserven su lugar como la república constitucional preeminente del mundo”.

Este es un pasaje de una demanda presentada contra la secretaria de estado, Bárbara Cegavske, con el fin de prohibir varias secciones de una nueva ley electoral aprobada en la última sesión especial de la Legislatura.

La ley en cuestión, la Assembly Bill 4 (SB4), contiene un párrafo similar, afirmando que el proyecto de ley fue escrito para “asegurar que toda persona que sea elegible y quiera registrarse para votar en cualquier elección afectada pueda hacerlo de forma segura”.

Así que todo el mundo está en la misma página, ¿verdad?

No tanto…

La demanda, presentada por Donald J. Trump para President Inc., el Republican National Committee y Nevada Republican Party, sostiene que varias disposiciones de la AB4 son inconstitucionales y diluirán algunos derechos de los votantes, socavarán la confianza en el proceso electoral, crearán incentivos para mantenerse alejados de las urnas y harán inevitable el fraude electoral.

Lo cual es extraño, dado que el propósito declarado del proyecto de ley era garantizar que todos los votantes tengan la oportunidad de participar en las elecciones (ya sea por correo o en persona) y al mismo tiempo mantenerse a salvo del coronavirus.

Como casi todas las advertencias de fraude electoral, las acusaciones en el litigio Trump son calificadas: La ley puede, podría, tal vez, potencialmente, conducir a un fraude. En la respuesta del estado se afirma que, aunque exista la posibilidad de fraude, la demanda no puede ser escuchada antes de que se produzca realmente el fraude alegado.

Para entonces, por supuesto, la elección habrá terminado, pero hay una cierta lógica al prohibir las demandas que alegan daños hasta que el daño se haya producido realmente, y sólo entonces se asignan los remedios.

Las demandas de Trump se resumen de la siguiente manera:

Una sección de la ley permite que las boletas de voto por correo (sin sello postal o donde el sello es ilegible) que se reciban dentro de los tres días después de la elección se cuenten bajo la presunción de que fueron enviadas en o antes del día de la elección. El lado de Trump afirma que esto extiende inconstitucionalmente el día de las elecciones al permitir que los votos sean emitidos después de la elección.

Pero esta disposición ya existe en la ley estatal; fue añadida por una acción de la Legislatura en 2019, y nadie demandó entonces. Además, no es irrazonable hacer la suposición.

La asignación de los lugares de votación por población trata a los votantes rurales de manera desigual al ofrecer menos lugares para emitir su voto. Pero, como el estado señala en su respuesta, la ley establece sólo un número mínimo de sitios basado en la población. Los funcionarios locales pueden añadir más si así lo desean.

¿Y no es racional que el rico Condado Clark (con 1.1 millones de votantes registrados activos en julio) necesite más sitios de votación en persona que, por ejemplo, los condados de Esmeralda, Eureka, Lander, Lincoln, Mineral, Pershing o Storey, cada uno de los cuales tiene menos de dos mil votantes?

Eso es cierto incluso si, como señalan los demandantes de Trump, hay más votantes registrados por casilla de votación en esos condados que en Clark y los amplios espacios abiertos significan que algunos votantes rurales pueden tener más tiempo para ir a las urnas, si deciden votar en persona.

Dos boletas enviadas por correo en el mismo sobre podrían resultar en un fraude. Esto, aparentemente, es un hecho raro, pero tanto la AB4 como la ley actual dicen lo mismo: Si se incluyen dos boletas en el mismo sobre, deben ser apartadas y no contadas. Los votantes deben tener cuidado de seguir las instrucciones y colocar sólo una boleta en cada sobre para asegurar que cada voto sea contado.

La ley permite potencialmente diferentes estándares de conteo en diferentes condados. La ley indica que “el secretario del condado o de la ciudad, según corresponda, establecerá procedimientos para el recuento y procesamiento de las boletas de voto por correo”. Pero el estado mantiene que existe una disposición que permite a algunos condados utilizar métodos adaptados a las necesidades locales. (El Condado Clark, por ejemplo, puede usar máquinas de escaneo electrónico para contar las boletas, mientras que otros condados pueden hacerlo manualmente).

Mientras que los republicanos argumentan que la AB4 es una afrenta a los procesos democráticos que erosionarán la confianza en la elección, el estado afirma que el litigio es una legislación por otros medios.

“Estos argumentos en pugna equivalen a un debate de política pública, no a un debate legal”, señala la respuesta del estado, y ese debate se tuvo en la Legislatura. Sí, todos los republicanos que votaron dijeron que no, pero una ley no pierde su fuerza simplemente porque pase un voto de línea de partido.

Todo el mundo parece querer que todos los votantes registrados y elegibles participen en las elecciones de noviembre, pero no hay prácticamente ningún acuerdo sobre la mejor manera de hacerlo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Aléjese de las personas incongruentes

Mi mamá murió muy joven, pero aun así la escuchaba quejarse de lo supuestamente nuevo, ya fuera música, ideas políticas o revolucionarias, etcétera. Yo pensaba que haría lo mismo cuando empezara a envejecer.

El sur de Nevada debería darle una oportunidad a Dale

Nevada ha visto muchos nombramientos de unción (dedazos, en términos coloquiales), muchos de los cuales son contrarios a las buenas políticas públicas. De hecho, es casi una tradición estatal.

CARICATURA: Estaba desbloqueada

El jefe de la Policía Estatal de Texas califica la respuesta de las fuerzas del orden de Uvalde como un “despreciable fracaso” y revela que las puertas de las aulas estaban abiertas.