109°F
weather icon Mostly Clear

Qué beneficios tiene un fideicomiso (Living Trust)

Un fideicomiso de vida (living trust, en inglés) es una herramienta de planificación financiera que puede proporcionar beneficios significativos para aquellos que buscan proteger sus bienes a largo plazo. En esencia, un fideicomiso de vida es un acuerdo legal que se crea durante la vida de un individuo para administrar sus bienes y distribuirlos a los beneficiarios designados después de su muerte. Algunos de los beneficios de tener un fideicomiso de vida son los siguientes:

Evita el proceso en las cortes (Probate)

Uno de los mayores beneficios de un fideicomiso de vida es que evita el proceso de sucesión intestada, que es el proceso legal que ocurre cuando alguien muere sin un testamento o fideicomiso. El proceso de sucesión intestada puede ser costoso y llevar mucho tiempo, y puede resultar en la distribución de bienes que no reflejan los deseos del fallecido. Sin un testamento, los bienes son divididos y entregados a los familiares según la ley estatal. Con un fideicomiso de vida, los bienes se transfieren directamente a los beneficiarios designados, lo que evita el “probate” y garantiza que los bienes se distribuyan de acuerdo con los deseos del fallecido.

Protección de bienes

Otro beneficio de un fideicomiso de vida es que puede ayudar a proteger los bienes de los acreedores y demandas. Esto se debe a que los bienes en un fideicomiso de vida no están sujetos a la misma exposición a los acreedores que los bienes que se transfieren por medio de un testamento. Además, si se establece correctamente, un fideicomiso de vida también puede proporcionar protección contra demandas y acciones legales.

Control de distribución de bienes

Un fideicomiso de vida permite al fallecido controlar cómo se distribuyen sus bienes después de su muerte. Esto puede ser especialmente útil en situaciones en las que el fallecido desea que ciertos bienes se mantengan en su familia o que se utilicen para ciertos fines específicos. Con un fideicomiso de vida, el fallecido puede designar un administrador de confianza para asegurarse de que sus deseos se cumplan.

Privacidad

La distribución de bienes a través de un testamento es un proceso público que puede involucrar a abogados, tribunales y otros terceros. Esto puede ser incómodo para algunas personas que prefieren mantener sus asuntos financieros privados. Con un fideicomiso de vida, la distribución de activos se realiza en privado, lo que significa que los detalles de la propiedad y los beneficiarios se mantienen fuera del registro público. También, un fideicomiso puede tener un nombre genérico, lo cual le da privacidad si tiene varias propiedades y no desea que está información sea pública.

Un fideicomiso de vida puede proporcionar una serie de beneficios significativos para aquellos que buscan proteger y gestionar sus bienes a largo plazo. Si está interesado en establecer un fideicomiso de vida, es importante buscar la asesoría de un abogado experimentado en planificación patrimonial para garantizar que se establezca correctamente y que se cumplan todos los requisitos legales.

LO ÚLTIMO
CARICATURA: Ve al grano

El caricaturista editorial del Review-Journal, Michael Ramírez, ha ganado dos veces el Premio Pulitzer y cuatro veces el Premio Sigma Delta Chi.