48°F
weather icon Mostly Cloudy

Las consecuencias legales de un DUI en Nevada

Manejar bajo la influencia del alcohol o las drogas (DUI, por sus siglas en inglés) es un delito grave en el estado de Nevada y puede tener serias consecuencias legales para aquellos que son condenados. En este artículo, consideramos las posibles consecuencias legales de un DUI en Nevada.

En Nevada, una persona es considerada culpable de DUI si su nivel de alcohol en sangre es igual o superior al 0,08%. Si el conductor es menor de 21 años, el límite legal es del 0,02%. Si el conductor es un conductor comercial, el límite legal es del 0,04%. En Nevada, una persona también puede ser condenada por DUI si está conduciendo bajo la influencia de drogas ilegales o medicamentos recetados.

Las consecuencias legales de un DUI en Nevada pueden incluir multas, tiempo en la cárcel, servicio comunitario, suspensión de la licencia de conducir y la instalación de un dispositivo de interbloqueo de encendido (IID, por sus siglas en inglés).

Por ejemplo, si un conductor es condenado por su primer DUI, puede enfrentar multas de hasta $1,000 y hasta seis meses en la cárcel. Además, su licencia de conducir puede ser suspendida durante un período de 185 días. Si es condenado por un segundo DUI, puede enfrentar multas de hasta $1,000 y hasta seis meses en la cárcel. Instalación de aparato IID en su auto por 185 días hasta 3 años. Su licencia de conducir puede ser suspendida durante un período de un año. Si es condenado por un tercer DUI, puede enfrentar multas de hasta $5,000 y hasta seis años en la cárcel. Su licencia de conducir puede ser suspendida por 3 años. Si un conductor causa daños serios o muerte a alguien, puede enfrentar de 2-20 años de prisión además de las otras consecuencias.

Además de las multas y el tiempo en la cárcel, los conductores condenados por DUI también pueden verse obligados a realizar servicio comunitario. Este servicio puede incluir la limpieza de las carreteras y los parques, así como la educación pública sobre los peligros de conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas.

Por último, los conductores condenados por DUI en Nevada pueden verse obligados a instalar un IID en su vehículo. Este dispositivo requiere que el conductor sople en un tubo antes de poder arrancar el motor del vehículo. Si el dispositivo detecta cualquier cantidad de alcohol en el aliento del conductor, el vehículo no arrancará. La instalación y el mantenimiento de un IID son responsabilidad del conductor.

Las consecuencias legales de un DUI en Nevada son graves y pueden tener un impacto duradero. Si es arrestado por DUI, es importante buscar inmediatamente la asistencia de un abogado con experiencia en DUI para entender sus opciones legales y proteger sus derechos.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO