83°F
weather icon Clear

La incitación de Biden es idéntica a la de Trump

Según el estándar que los demócratas establecieron para Donald Trump, el presidente Joe Biden debería ser acusado por incitación.

Desde la filtración del borrador de opinión que anularía Roe vs Wade, los manifestantes se han dirigido a los jueces conservadores de la Corte Suprema al marchar hacia sus hogares. Durante el fin de semana, los manifestantes gritaron y cantaron justo afuera de las puertas de sus casas.

Eso no son solo malos modales. Es ilegal. La ley federal prohíbe hacer manifestaciones o desfiles cerca de la residencia de un juez “con la intención de influir” en él o ella.

La administración Biden, sin embargo, aplaudió a los manifestantes.

“Entonces, sé que hay indignación en este momento, supongo, por las protestas que han sido pacíficas hasta la fecha, y ciertamente continuamos alentando eso fuera de las casas de los jueces”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. “Y esa es la posición del presidente”.

No debería ser difícil ver los paralelos entre la retórica de la administración Biden y lo que los demócratas acusaron a Trump en enero de 2020.

Trump “hizo declaraciones deliberadamente que, en contexto, alentaron, y previsiblemente dieron como resultado, acciones ilegales en el Capitolio”, afirma la resolución de juicio político. Continúa: “Así incitados por el presidente Trump, los miembros de la multitud a la que se había dirigido” intentaron “interferir con el solemne deber constitucional de la Sesión Conjunta”.

Ese reclamo de incitación siempre fue exagerado, así que no espere que los demócratas del Congreso lo apliquen aquí. El líder de la mayoría, el senador Chuck Schumer, dijo que él también se sentía cómodo con las protestas pacíficas frente a las casas de los jueces. Eso no es tan malo como lo que dijo en 2020.

“Quiero decirle, (Juez Neil) Gorsuch. Quiero decírselo, (Juez Brett) Kavanaugh”, dijo Schumer en una manifestación a favor del aborto en protesta por un caso diferente. “Has desatado el torbellino y pagarás el precio. No sabrás qué te golpeó si sigues adelante con estas horribles decisiones”.

Afortunadamente, los jueces de la Corte Suprema no han sido atacados físicamente, a diferencia de los policías heridos durante la violencia en el capitolio el 6 de enero de 2021. Pero Biden está alentando activamente a las personas a violar la ley federal para interferir con el funcionamiento de una rama de gobierno igualitaria. Se supone que su administración debe hacer cumplir esa ley.

En todo el país, la violencia contra los grupos pro-vida también está ocurriendo. El domingo, alguien arrojó un cóctel Molotov dentro del edificio de una organización pro-vida. Un grafiti en el exterior del edificio decía: “Si los abortos no son seguros, tú tampoco lo eres”.

Un grupo que se atribuyó la responsabilidad, según el periodista Robert Evans, escribió en un comunicado: “Esto fue solo una advertencia. La próxima vez, la infraestructura de los esclavistas no sobrevivirá”.

Gente encantadora. Tal vez el FBI pueda tomarse un descanso de investigar a los padres que asistieron a las reuniones de la junta escolar para averiguar quién está atacando a los grupos pro-vida.

No espere que Biden y los demócratas reconozcan este doble criterio sobre la incitación. Pero sería bueno que al menos dejaran de animar a la gente a infringir la ley en pos de sus objetivos políticos.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
EDITORIAL: Tras la caída de Roe, mantengan las protestas pacíficas

Aunque hay un fuerte desacuerdo sobre el aborto, debería haber un acuerdo sobre esto: Los disturbios, los saqueos, el vandalismo y la violencia son respuestas inapropiadas a la decisión del Tribunal Supremo de anular el caso Roe v. Wade.