46°F
weather icon Clear

El plan de aprendizaje a distancia del CCSD ya es un desastre

Después de sólo dos días, es evidente que la educación a distancia es un desastre a cámara lenta. Desafortunadamente, los líderes del Distrito Escolar del Condado Clark parecen más interesados en ver el choque del tren que en cambiar de rumbo para evitarlo.

El lunes, se suponía que los 314 mil estudiantes del distrito debían conectarse y comenzar su aprendizaje virtual, entonces la plataforma de aprendizaje del distrito se cayó en medio de la afluencia de usuarios. Eso fue vergonzoso, pero debería ser corregible. Las plataformas en línea frecuentemente tienen problemas cuando el uso aumenta dramáticamente por primera vez. Presumiblemente, ese problema no será uno continuo.

Los otros desafíos que enfrenta el distrito parecen más serios. La semana pasada, el superintendente Jesús Jara reveló que 30 mil estudiantes aún necesitan un Chromebook y alrededor de 20 mil necesitan acceso a Internet, eso significa que entre el 10 y el 15 por ciento de los estudiantes no tienen acceso a las herramientas necesarias para tomar clases en línea.

Normalmente, el distrito puede pretender que los estudiantes desfavorecidos están recibiendo una educación aún cuando sus resultados de aprendizaje son terribles, ya no.

Este problema no se solucionará repartiendo tardíamente computadoras portátiles en dos meses. Toma como ejemplo un estudiante de tercer grado sin un Chromebook; no ha recibido instrucción formal desde marzo. El distrito admitió que el “aprendizaje a distancia” de la primavera pasada no implicaba mucho aprendizaje. Si consigue un portátil e Internet el 1º de octubre, habrá perdido casi medio año de escuela, estará atrasado sin esperanza de ponerse al día.

Eso no es sólo un pequeño problema. Podría (y para muchos estudiantes, lo hará) retrasarlos para toda la vida. Hasta el tercer grado, los estudiantes aprenden a leer, después del tercer grado, los estudiantes leen para aprender. Cuando los estudiantes pasan a cuarto grado sin poder leer bien, se encaminan al fracaso académico todos los días hasta que abandonan la escuela. Aquellos que abandonan la preparatoria tienen más probabilidades de ir a la cárcel; en promedio, ganarán menos y estarán desempleados más a menudo.

Este asunto está maduro para una demanda. El distrito está ordenando a los estudiantes que asistan a la escuela en línea, pero no les ha proporcionado las herramientas necesarias para hacerlo. Un remedio lógico: Dar a los padres el control del dinero por alumno que recibe el distrito y permitirles pagar por un programa que provea una educación.

Sería mejor si el distrito permitiera que los estudiantes que no pueden conectarse en línea aprendan en persona. El distrito ya ha hecho planes para llevar a los niños a la escuela para el almuerzo, sólo manténgalos allí para aprender.

Tener miles de estudiantes con dificultades no es el único resultado predecible. En la próxima sesión legislativa, los líderes del distrito pedirán más dinero para ayudar a los estudiantes cuyo aprendizaje fue interrumpido por la pandemia.

Hay una manera de ayudar a aliviar ese problema perfectamente predecible en este momento, Jara y los líderes de distrito deben al menos llevar a los niños sin computadora o acceso a Internet a un salón de clases.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
CARICATURA: Un hombre está muerto.

La fuerza excesiva y la golpiza brutal de Tyre Nichols por parte de los agentes de policía de Memphis es una mancha en la aplicación de la ley.