93°F
weather icon Clear

Aquí entre nos

Al parecer y aunque tarde, la Universidad de Nevada Las Vegas (UNVL) ya está lista para darle al sur del Estado de plata una escuela de medicina a la altura de las mejores del país.

“Nuestra visión es tener una escuela de medicina tan reconocida por su alta calidad como lo son las Escuelas de Derecho y de Odontología de UNLV” dijo el pasado 15 de septiembre el señor Dan Klaich, quien es el Canciller del Sistema de Educación Superior de Nevada (conocido por sus siglas en inglés como NSHE). El Canciller se reúne mensualmente con un impresionante grupo de líderes hispanos quienes fungen como voceros del Latino Leadership Council y la Cámara de Comercio Latina. Ambas organizaciones hispanas dicen apoyar la idea de una escuela de medicina local, siempre y cuando UNLV mantenga firme su promesa de: a) contratar maestros que cultural y étnicamente representen la gran diversidad de personas que pueblan el valle y, b) de reclutar, retener y graduar estudiantes que igualmente sean un reflejo de la composición demográfica de nuestra ciudad.

Al ser cuestionada sobre estos dos puntos, la decana de la carrera de medicina, Barbara Atkinson, bromeó con la posibilidad de seducir a sus antiguos colegas de Kansas y Florida con venir a vivir a Las Vegas. Pero al plantearle la pregunta de cómo pretende garantizar la diversidad del estudiantado, la inteligente y apta mujer no pudo - más allá de sugerir la ayuda financiera a través de becas- articular una estrategia clara y definida que resulte en un número significativo de hispanos en las filas de UNLV.

La Doctora Barbara Atkins, que fue Decana de la Escuela de Medicina de la Universidad de Kansas, (Kansas City, Kansas) expuso su plan para convertir este proyecto de $27 millones de dólares en una realidad. Según afirmó, “Kansas, es muy similar a Las Vegas en el sentido de que tiene casi la misma cantidad de habitantes y una marcada división entre las zonas rurales y las urbanas (…) La Escuela de Medicina de UNLV se enfocará en las necesidades urbanas: geriatría, salud mental, abuso de substancias, problemas respiratorios y cardiovasculares(…) Además, planeamos adoptar un sistema de enseñanza basado en la solución de problemas en lugar de otros métodos en los cuales los alumnos son expuestos al contenido didáctico materia por materia.

Bajo este novedoso currículo, el caso de un paciente actuará como punto de partida y desde allí se derivarán los demás aspectos de la enseñanza. De esta manera, toda una serie de elementos provenientes de múltiples ramas de la ciencia médica se irán encadenando con el caso estudiado. El estudiante aprenderá así a investigar y a solucionar el problema en cuestión, en vez de intentar memorizar las respuestas plasmadas en un libro. El conocimiento, (que continuamente se expande) requiere que el profesional de la medicina del mañana se convierta en un solucionador de problemas,” explicó la Decana con una dicción impecable y su voz bien modulada.

Para que este proyecto se concretice en el otoño de 2017, UNLV requerirá de recursos financieros públicos. Es decir, que los 27 millones citados con anterioridad en esta columna, han de provenir de las arcas gubernamentales. Que así ocurra, dependerá de los políticos que hemos elegido como nuestros delegados, pues a ellos les tocará dar el voto durante las asambleas legislativas a celebrarse en los primeros meses del próximo año en la ciudad de Carson City. Considerando la inmensa necesidad de médicos en Nevada, esperamos un conceso total a favor de esta propuesta, pues cualquier argumento en contra rayaría en la más crasa estupidez. Una vez quede resuelta esa parte, nos quedará por esclarecer ¿cómo vamos a lograr que los jóvenes latinos terminen la preparatoria en condiciones lo suficientemente satisfactorias para unirse a la lista de egresados de la Facultad de Ciencias de la Salud de UNLV?… Porque, aquí entre nos, nuestros chicos brillan por su ausencia en las escuelas secundarias especializas en cualquier tipo de ciencias. ¡Y ahí está el detalle!, como diría Cantinflas.

LO ÚLTIMO