89°F
weather icon Cloudy

Video – Fotógrafas se identificaron como periodistas durante su arresto en protesta de Las Vegas

Imágenes de cámaras corporales de los arrestos de dos fotoperiodistas durante una protesta en Las Vegas muestran que varios oficiales y al menos un supervisor sabían que eran miembros de los medios de comunicación, pese a la afirmación del Alguacil del Condado Clark, Joe Lombardo, de que las dos no se identificaron como prensa antes de ser detenidas.

En uno de los tres videos publicados en el Review-Journal, la fotógrafa Ellen Schmidt aparece sosteniendo su placa de prensa mientras la esposan, diciendo “Soy una periodista del RJ”.

“Lo sé”, contesta el oficial antes de esposarla, mientras la fotógrafa Bridget Bennett está siendo esposada en el suelo por otro oficial. Ninguno de los oficiales está identificado.

Schmidt, una fotógrafa independiente y Bennett, ex empleada del Review-Journal, fueron arrestadas el 29 de mayo cerca del final de una manifestación de una hora en el Strip, la primera de muchas en Las Vegas que protestaban por la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis.

La cámara del oficial que arrestó a Bennett muestra a la mujer diciendo: “¡Soy periodista, soy periodista!” El oficial responde: “No me importa”.

Las imágenes también muestran que antes de que las mujeres fueran arrestadas por cargos de delito menor de no dispersarse, el oficial que arrestó a Schmidt gritó a la multitud de enfrente y a un hombre que operaba una cámara de noticias en el mismo lado de la calle que los oficiales.

“Última advertencia, incluso los camarógrafos, si llegamos a ustedes, irán a la cárcel así que dispérsense”, grita el oficial.

Pero cuando la policía comienza a avanzar, los oficiales se acercan al hombre mientras guarda la cámara. El oficial que arrestó a Schmidt le dice al camarógrafo que “guarde su equipo” y el hombre se pudo retirar sin ser arrestado. El mismo oficial le dice más tarde a Schmidt, “Te he visto todo el día y no has hecho más que tomar fotos”.

El día después de los arrestos, Lombardo le informó a The Nevada Independent que las periodistas fueron arrestadas tras negarse a obedecer dos órdenes de dispersión, y que no se identificaron como miembros de medios de comunicación hasta que fueron detenidas. Las imágenes de la cámara corporal muestran a ambas mujeres diciéndole a los oficiales varias veces que son periodistas, y Schmidt llevó su insignia de prensa alrededor de su cuello durante más de 30 minutos mientras esperaba ser llevada al Centro de Detención del Condado Clark.

Ni Lombardo ni la oficina de información pública de LVMPD respondieron a las múltiples solicitudes de comentarios sobre los videos.

“Presenté tu caso, no están escuchando”

El video también muestra al oficial que arrestó a Schmidt diciendo que hablará con su supervisor sobre los arrestos de ella y Bennett.

“Esto es lo que voy a hacer por ti porque respeto el periodismo, ¿ok? No tengo problemas con ello. Voy a hablar con mi jefe y ver qué pueden hacer”, le dice el oficial a Schmidt, y luego añade: “He visto sus credenciales; he estado aquí todo el día. Te he visto todo el día y no has hecho más que tomar fotos. No tengo ningún problema contigo”.

El video muestra al oficial caminando hacia el Asistente del Alguacil, Brett Zimmerman, quien fue visto varias veces durante la protesta de esa noche. Apaga la cámara antes de hablar con Zimmerman.

En otro video publicado en el Review-Journal, que comenzó con el oficial alejándose de Zimmerman, Schmidt pregunta por qué la llevan a la cárcel.

“Ya te dije, negación a retirarte. Presenté tu caso; no lo están escuchando”, dice el oficial, añadiendo más tarde, “de nuevo, como dije, traté de hacer lo que pude. No están cediendo; acabas de verme intentarlo”.

El editor ejecutivo de Review-Journal, Glenn Cook, condenó los arrestos de las fotoperiodistas.

“La libertad de prensa está protegida por la Primera Enmienda por una buena razón: El periodismo es esencial para la democracia y los derechos humanos”, destacó Cook. “En todo el mundo se entiende que los periodistas deben poder trabajar sin interferencia del gobierno, especialmente en tiempos de conflicto social y cuando la policía utiliza la fuerza contra las personas a las que sirve. La policía de Las Vegas sabía que estaban arrestando y encarcelando a periodistas que no eran una amenaza para la seguridad pública o de los oficiales. El video de la cámara corporal lo prueba. Esto no debió haber pasado”.

Durante una reunión posterior de la Comisión del Condado Clark, el cabildero de LVMPD, Chuck Callaway, dijo que había casos de periodistas que posiblemente “provocaron” a la multitud durante las protestas y que había un caso criminal en curso.

“Nos iremos si la dejas ir”

Bennett y Schmidt fueron arrestadas momentos después de que estallara una riña cuando los oficiales intentaban arrestar a varios manifestantes. Las imágenes de celulares enviadas anónimamente al Review-Journal mostraban a Schmidt y Bennett tomando fotos de los arrestos. Entonces un oficial empuja a Bennett, tirándola al suelo. Luego empuja a Schmidt.

El video muestra a Schmidt alejándose cuando un oficial agarra su mochila por detrás y la jala de regreso. Bennett siguió intentando tomar fotos cuando la empujaron de nuevo, luego un oficial se apresuró a seguirla mientras ella retrocedía.

El oficial arroja a Bennett al suelo mientras intenta esposarla.

“Quítate la **** mochila, estira tu brazo y quédate en el suelo”, le gritó el oficial. El agente que arrestó a Schmidt se acerca para ayudar a sujetar a Bennett y dice: “Deja de resistirte”.

En un momento dado, Schmidt le dice al oficial: “Estaba intentando irme”.

“No, no es cierto, porque cuando arrestamos a tu amiga, ¿qué hiciste? Pasaste por la línea justo al lado de los oficiales”, comentó.

Cada fotógrafa se enfrenta a un delito menor de no dispersarse, aunque ninguna ha sido acusada oficialmente, según registros del tribunal. Fueron liberadas del Centro de Detención del Condado Clark el 30 de mayo después de pagar una fianza de mil dólares en efectivo. Su encarcelamiento violó una orden judicial que prohíbe la mayoría de los arrestos de delitos menores durante la pandemia de coronavirus.

Mientras Bennett estaba esposada y esperando ser llevada a un autobús policial, le dice al oficial que la arrestó que está preocupada por su cámara. Le respondió que la policía tiene “mayores prioridades en este momento”.

“Ese es mi medio de vida”, le dice Bennett.

“Bueno, si ese es tu medio de vida, debiste haber sido inteligente y debiste haberte ido cuando te lo pedimos”, responde el oficial.

LO ÚLTIMO