91°F
weather icon Clear

Una nueva empresa de transporte se centra en el traslado de niños

Un servicio de transporte que atenderá a los jóvenes del valle hará su debut en Las Vegas el próximo mes.

HopSkipDrive tiene como objetivo atender a los padres que trabajan y que no pueden llevar a sus hijos a actividades extracurriculares y a los jóvenes en riesgo que no pueden ir a la escuela debido a problemas logísticos.

El servicio se activará en Las Vegas el 6 de enero.

La directora ejecutiva y co-fundadora de HopSkipDrive, Joanna McFarland, quien inició la compañía en 2015 en Los Ángeles, ayudó a desarrollar la idea después de experimentar sus propios problemas como madre trabajadora.

“Yo y otras dos mujeres somos todas madres trabajadoras, con ocho hijos entre nosotras, van a seis escuelas diferentes y hacen 20 actividades extracurriculares diferentes y nos estábamos muriendo”, relató McFarland. “Me sentía culpable por no poder llevar a mi hijo al karate a las tres de la tarde porque estaba trabajando”.

Después de escuchar a otras madres con problemas de transporte similares, y de reconocer que las grandes compañías de transporte como Lyft y Uber no permiten que los menores de 18 años viajen solos, la idea nació.

Construidos en torno a la seguridad, los miembros del grupo elaboraron un plan en el que se sentirían seguros al llevar a sus propios hijos en un viaje con un conductor sin ellos.

“Realmente lo construimos desde cero con eso en mente”, dijo McFarland.

El servicio funciona como cualquier otro servicio de transporte, ya que los padres, cuidadores y escuelas pueden solicitar viajes para sus hijos a través de una aplicación para teléfonos inteligentes. Los viajes comienzan con una tarifa básica de 17 dólares y aumentan según el tiempo y la distancia. Las familias que comparten viajes pueden compartir los costos para ayudar a compensar el precio.

No hay precios de sobrecarga con el servicio y no funciona las 24 horas del día, como Uber y Lyft. En cambio, funcionará durante las horas en que los niños necesitan más traslados, comenzando en la madrugada para los viajes escolares y terminando alrededor de las 8 p.m. para las actividades extracurriculares. Los paseos se pueden reservar con anticipación, siempre y cuando sea ocho horas antes, o antes de las 7 p.m. del día anterior.

Los “Care Drivers” se someten a un proceso de certificación de 15 puntos, se les exige que tengan al menos cinco años de experiencia como cuidadores y que se sometan a una revisión completa de sus antecedentes, incluyendo la toma de huellas dactilares, la inspección del vehículo y la verificación de los registros de los conductores. Cada conductor es citado en persona antes de ser contratado.

“Hacemos mucho más de lo que la mayoría de las familias hacen cuando contratan a una niñera”, comparó McFarland. “Ellos (los conductores) tienden a ser padres de familia, maestros, niñeros, padres sin más hijos por cuidar, personas que están acostumbradas a trabajar con niños y que extrañan esa experiencia del día a día”.

Los conductores en el campo serán rastreados por la tecnología y el personal de HopSkipDrive, que se pondrá en contacto si el viaje se sale de su curso o si algo no va bien. Un niño también tendrá una palabra clave y se le hará una pregunta predeterminada para asegurarse de que el pasajero correcto está siendo recogido por el conductor correcto.

Aunque la idea comenzó con las familias en mente, el plan creció rápidamente para incluir escuelas y estudiantes en riesgo.

“Aunque el autobús escolar amarillo es fantástico, no siempre es la solución adecuada para las crecientes necesidades actuales de transporte escolar”, apuntó McFarland. “Trabajamos con muchos distritos escolares y condados que tienden a tener necesidades individuales de transporte. Tienen un plan de educación individualizado y su escuela no provee servicios para eso, así que el distrito tiene que transferirlos a otra escuela en el distrito”.

HopSkipDrive también puede llenar un vacío en áreas donde desviar una ruta de autobús existente no tiene sentido, agregó McFarland.

Los jóvenes sin hogar y de albergues son loa objetivos del servicio, ya que mantenerlos en la misma escuela aumenta sus posibilidades de ser estudiantes exitosos, argumentó McFarland.

“Poder permanecer en el lugar de origen de la escuela es muy importante para la estabilidad escolar, ya que estos niños se mueven bastante”, dijo. “El joven de albergue promedio puede moverse alrededor de tres o cuatro veces en su primer año en el sistema de hogares de crianza. Cada vez que cambias de escuela, pierdes de cuatro a seis meses de aprendizaje”.

Los comisionados del Condado de Clark considerarán otorgar un contrato de un año con HopSkipDrive por 250 dólares en la reunión de la junta del martes. El contrato podría tener un valor de hasta 1.25 millones de dólares si se ejercen todas las opciones de renovación, disponibles en cuatro contratos de un año, según documentos del condado.

HopSkipDrive ya opera en 12 ciudades en nueve estados de la nación, incluyendo Houston, Dallas/Fort Worth, San Francisco, Los Ángeles y Seattle.

McFarland dijo que la compañía ha descubierto que existe la necesidad de este tipo de componente de transporte por carretera.

“Aunque cada mercado tiene sus propios matices, la necesidad subyacente está ahí”, subrayó.

HopSkipDrive está contratando conductores para el valle de Las Vegas antes del lanzamiento de enero. Por lo general, la empresa abre un nuevo mercado con 100 conductores.

“Los Care Drivers son aproximadamente un 90 por ciento mujeres y lo que realmente les gusta de esto es que no tienen que conducir hasta altas horas de la noche y que no tienen que lidiar con gente borracha”, señaló McFarland. “Debido a que nuestros paseos están pre-programados, pueden planificar su viaje durante el día”.

LO ÚLTIMO